Religión

Editores de 'Espacio Laical' señalan la 'polémica que genera' la publicación en la Iglesia como causa de su renuncia

Esto 'ha sido causa de tensiones' que afectan al cardenal Jaime Ortega y a 'nuestras personas', dicen Roberto Veiga y Lenier González.

Roberto Veiga y Lenier González, exeditores de Espacio Laical, confirmaron este miércoles que renunciaron a sus puestos en la revista de la Arquidiócesis de La Habana y no fueron destituidos, como inicialmente se interpretó de un correo electrónico que enviaron a colaboradores de la publicación y que se filtró a la prensa.

"El motivo principal que nos llevó a solicitar nuestra dimisión como editores ha estado relacionado con la polémica que genera, en determinados sectores de la comunidad eclesial, el perfil socio-político de la publicación", dijeron Veiga y González en una nota publicada por la agencia IPS.

Los exeditores dijeron que habían presentado su renuncia en otras dos ocasiones al cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana.

"Las dos peticiones anteriores nunca fueron aprobadas por el cardenal. En ese entonces, por consideración a su persona aceptamos continuar ejerciendo nuestras funciones", aclararon.

Confirmaron así la versión del nuevo director de la revista, Gustavo Andújar Robles, quien el miércoles criticó a los exeditores por utilizar la frase "hemos sido liberados de nuestras obligaciones" en el correo electrónico que enviaron a los colaboradores de la revista.

"No fueron 'liberados de sus cargos', en el sentido en que la expresión se emplea en Cuba, sino que renunciaron a ellos, en el sentido en que esa expresión se emplea en todas partes", dijo Andújar en una declaración escrita.

Señaló que Veiga y González recurrieron "al eufemismo habitualmente utilizado en los medios oficiales cubanos para referirse a la destitución de algún funcionario".

Los exeditores reconocieron que "la frase se prestaba a equívocos" y dio lugar "a un incidente muy desagradable". Aseguraron que habían acordado con la dirección de la revista darle un "bajo perfil" a la renuncia "y, en un inicio, no hablar con la prensa".

"El término 'liberados de nuestras obligaciones' se refería, en efecto, a la aprobación de nuestra renuncia por parte del cardenal", explicaron.

En cuanto a la "polémica" dentro de la Iglesia Católica por la revista, Veiga y González afirmaron que "ha sido causa de tensiones que se han proyectado sobre la figura del cardenal-arzobispo" y sobre ellos.

"Creímos oportuno –y así lo seguimos pensando– que no era moralmente adecuado seguir conduciendo una publicación que provocaba divisiones dentro de la propia comunidad eclesial, donde se encuentran las posiciones de quienes piensan que la Iglesia no debe inmiscuirse 'en política' y los que creen que no debe abrir sus espacios a todos los actores de la sociedad civil cubana", argumentaron.

"Llegamos a comprender la imposibilidad de mantener el cauce editorial de la revista Espacio Laical tal y como ha sido hasta nuestros días", añadieron.

"Hacemos pública nuestra gratitud al cardenal Jaime Ortega por apoyar nuestra gestión, hasta donde le fue posible", dijeron Veiga y González.

Por otra parte, calificaron de "agresivo y desproporcionado" el tono de la declaración de Gustavo Andújar.

Andújar dijo en su nota que "nadie es imprescindible", por lo que Espacio Laical "seguirá adelante, con un nuevo equipo de realización".

"Tendrá defensores y detractores, igual que ahora, aunque no necesariamente críticas y alabanzas tengan igual contenido o provengan de los mismos grupos que ahora", agregó.

Espacio Laical es un proyecto del Centro Cultural Padre Félix Varela, de la Arquidiócesis de La Habana, y se presenta como una "respuesta a la exigencia evangelizadora de toda la Iglesia, mediante una metodología de encuentro, escucha y comprensión".

La revista ha estado involucrada en varias polémicas, muchas de ellas por artículos y posiciones contra la oposición interna.

Curiosamente, su mayor enfrentamiento con el régimen —la propuesta de elecciones directas, libres y competitivas, de mayo de 2013— pasó inmediatamente a un segundo plano.

En su más reciente visita a España, Roberto Veiga y Lenier González pidieron que los países no se erijan en "jueces" sobre la situación de los derechos humanos en Cuba.

El relevo de los editores se produce justo antes de la jubilación del cardenal Jaime Ortega. El arzobispo de La Habana, según diversas fuentes, podría finalizar su largo mandato en agosto, tras una celebración por sus 50 años de sacerdocio. Si llega a octubre, cumpliría tres años de prórroga papal.

Comentarios [ 13 ]

Imagen de Anónimo

El Cardenal  ya es  un cardenal  tambien en  los derechos de los cubanos o sea en una macha negra.  

Imagen de Anónimo

Lo que están diciendo es que esos dos grupos dentro de la Iglesia y el régimen se opusieron a lo que ellos intentaron hacer en Espacio Laical porque pensaban que la Iglesia no debía asumir un rol más político y convertirse en foro de toda la sociedad civil. Es decir, que lo que veremos a partir ahora es más colaboracionismo y más complicidad. 

Imagen de javier monzon velazques

La Iglesia necesita nuevos aires que permitan el resurgimiento de "Vitral" con Dagoberto al frente.

Imagen de javier monzon velazques

Sea lo que3 sea, es sano que estos dos esbirritos se hayan marchado de la revista. Aun en el arranque siguen confundiendo cuando expresan que los lectores catolicos se dividian en dos: "quienes piensan que la Iglesia no debe inmiscuirse 'en política' y los que creen que no debe abrir sus espacios a todos los actores de la sociedad civil cubana"; para mi las dos cosas son lo mismo.

Imagen de Anónimo

     ¿Dónde está metida la noticia de ayer sobre la censura en la revista Unión de la UNEAC, que hay articulos muy posteriores, incluso en cultura y ese desapareció con los comentarios? ¿Qué ha pasado?... si estaba todo de lo más interesante...¿Por qué no lo reponen, tomando en cuenta que resulta de mayor actualidad que Cortázar o la misma rosca con la renuncia de los dos miembros dos informantes de Espacio Laical?

Imagen de Anónimo

     ¿Por qué se han borrado comentarios que no molestaban a nadie en esta sección ni resutlabn ofensivos?... Que cosas tan raras suceden a veces con determinados comentarioe en DDC ¿se han percatado de lo qué sucede y con qué personas estando de servicio en este tipo de control de los comentarios?...Podría haber sorpresas... Como con espacio Laical que como todo en la Iglesia católica en Cuba, incluyendo a estas dos prendas, está penetrado del G-2 hasta los tuétanos. Cuando sea la revista un espacio de verdad, abierto a todas las voces del catolicismo cubano, entonces merecerá la pena dedicarle tiempo a la revista, mientras es un sucédaneo "del Granma" en versión supuestamente católica. Dios coja confesados a la mayoría de los que colaboran en esa revista y a otros dentro de la Iglesia católica cubana...

Imagen de Anónimo

Ojalá fuera tan simple el asunto. Las declaraciones en España y la alianza con López Callejas y Café fueron los intentos de ellos por salvarse, luego de la reforma constitucional que pidieron en 2013 y que respaldó una parte de la Iglesia. Con ellos fuera se fortalece la corriente más oficialista dentro del Arzobispado y Espacio Laical. Tiempo al tiempo.

Imagen de Anónimo

Suena, por lo que dijeron en Espan~a sobré los derechos humanos y por lo que escribieron en su mutis ( que habían sido 'liberados' de sus puestos) que estos dos respondían al régimen.

Si  por fin viene el pase a retiro  de Ortega, entonces podría venir un borrón y cuenta nueva para Espacio Laical.

Por  el momento CAFÉ se queda más cojo que nunca.

Imagen de Anónimo

¿Y por qué dejan los dos junticos y a la vez Espacio laical? ¿Son compromisos?

Imagen de Anónimo

O sea que, según tú, el régimen tiene razón en deshacerse de esos mediocres. Vaya manera brillante de razonar.