Reportaje

En San Leopoldo y Coco Solo

¿Qué dicen del embargo y de la Carta de los 40 los vecinos de barrios deprimidos de La Habana?

En el barrio habanero de Coco Solo la vida es dura para la mayoría de sus habitantes. Los más jóvenes apenas tienen tiempo o voluntad para leerse la prensa oficial y menos todavía le prestan atención a la aburrida Mesa Redonda televisiva o el NTV que le sigue en la programación diaria. Las personas mayores leen algún que otro periódico y por tanto son quienes reciben la andanada de la propaganda gubernamental.

En esta zona tan deprimida, pocos le dan importancia a la Carta en la que más de 40 personalidades le solicitan al presidente norteamericano la flexibilización del embargo. Aquí viven hombres y mujeres que sufren en carne propia los rigores del "bloqueo", pero no precisamente del que piden suavizar los firmantes de la misiva.

"Hoy el inspector pasó cobrando su parte —cuenta la dueña de una pequeña cafetería cercana a la Avenida 51—. Este mes es el último que le pago, voy a cerrar el negocio, a entregar la licencia y a inventar otra cosa."

Cuestionada sobre qué piensa del "bloqueo" [embargo] estadounidense y de la carta pública pidiendo su atenuación, expone:

"Aquí el periódico dijo algo 'por arribita', pero en Radio Martí comentaron que hay mucho debate con lo de esa carta por alla afuera". Y añade: "Unos porque dicen que si los americanos dejan entrar el dinero eso va a servir para que los negocios de aquí prosperen, los otros que les dicen a los de la carta que dejen el 'mareo' y la 'bobería', que todo ese dinero se lo va a coger el Gobierno de aquí, y el pueblo no va a ver ni un quilo."

La señora pone un vaso de jugo de mango bien frío sobre el mostrador  y comenta:

"Fíjate en lo que te digo; antes de mí ya cerraron como cuatro o cinco cafeterías en esta zona. No se puede prosperar y sostener un negocio con la carga de impuestos, más la falta de insumos y productos para elaborar y vender, más los inspectores que no te dejan vivir. Aquí todo está pensado para bloquearte y que no puedas levantar cabeza", concluye.

Poco a poco reaparecen en la capital los puestos que venden productos de origen industrial. Muchos de estos son traídos por las célebres "mulas", los pequeños importadores que llegan a la Isla desde países como Venezuela y Ecuador, o incluso desde la misma ciudad de Miami.

En días recientes una nueva regulación sobre la introducción de paquetes traídos del exterior a través de los aeropuertos nacionales preocupa a muchos. Otra vuelta de tuerca del régimen, que pide la relajación de lo que llama "bloqueo estadounidense", mientras impide a sus ciudadanos el derecho a importar productos al por mayor y comerciarlos.

"Los generales dueños de las tiendas recaudadoras de divisas quieren todo el negocio para ellos solos", comenta uno de estos jóvenes que viaja a Cuba cada cierto tiempo cargado de artículos. "Pero la mala calidad y los productos vencidos que venden a precio de oro en las TRD son una estafa contra la gente, que la soporta porque ellos tienen el poder de las armas y la maquinaria del terror en sus manos."

Una señora mayor que escucha la conversación añade: "Si los americanos relajan más el embargo, entonces mejor que se pongan en cuatro patas para que Raúl y estos cabrones les metan el dedo. Estos tipos del Gobierno son una camarilla de mafiosos, no un Gobierno con el que se pueda negociar nada".

En una esquina del barrio habanero de San Leopoldo hay varios hombres reunidos para tomar ron y comentar los sucesos del día. Preguntados por lo relacionado con la Carta de los 40 contestan que no tienen idea de qué va el asunto. Cuando se enteran, se miran incrédulos y sonríen:

"Se ve que los que firmaron esa carta están viviendo sabroso allá en la 'Yuma' y no tienen ni puta idea de cómo funciona esto aquí", afirma uno de ellos, y añade: "Para mí el bloqueo más jodido no es el de los americanos. Aquí el bloqueo de verdad lo tiene puesto el Gobierno que no deja vivir a nadie. Que no da ni dice dónde hay. Le tienen miedo a que la gente tenga dinero."

Uno del grupo le recuerda al que habla lo de la educación y la salud gratuitas.

El primero lo mira fijo, hace un gesto de negación con la mano y continúa: "La educación está 'en candela', con los maestros que cobran una miseria y los muchachos recibiendo mucha política y poco conocimiento. En cuanto a la salud, mira tú… Que se dejen de cuento con lo del bloqueo. Con lo que cobran por mandar los médicos para afuera, es para que los hospitales estuvieran como debe ser y no cayéndose".

Un recién llegado al grupo se da un trago de ron y pregunta de qué va el debate. Le explican. El hombre, de unos 30 años, expone: "Que yo sepa, los americanos no cerraron los cines 3D, o las tiendas de ropa particulares. Tampoco tienen ahogados a los choferes privados. Los americanos no son los que mandan a los inspectores o a la policía para que no te puedas mover. La cosa está dura para poner el plato de comida en la mesa. Si te pones a decirlo en voz alta, te acusan y te meten preso…y no son los americanos, es este Gobierno, que no sirve…"

De pronto hay un silencio general. Las voces se apagan. Dos motocicletas japonesas pasan lentamente con sus tripulantes, vestidos de civil, ocultos tras los cascos. Detrás de ellos aparece un auto patrullero de la PNR.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

Y si quitan el embargo y el nivel de vida de Cuba sube un 50% o algo asi?! Que manera de quedar mal los que estuvimos con el embargo todos estos anhos. No senhor! 

Imagen de Anónimo

Hay una falacia fundamental de parte de la derecha que ve la pobreza de barrios como ese y la compara con un suburbio de Connecticut. La diferencia es culpa de los Castro, intuyen... Si lo compararan con un suburbio de Puerto Principe acertarian un poco mas. 

Imagen de Anónimo

La flexibilización del embargo que se está discutiendo aquí no es para "tirarle un salvavidas" el régimen. Si Ud. lo quiere ver así es porque irremediablemente piensa en blanco y negro, con el embargo o con el régimen, y esa es una manera equivocada de ver las cosas, porque, para empezar, con ese lenguaje no ganará apoyos sustanciales en la ciudadanía de la isla, como nos quiere hacer ver este reportaje. Si realmente quiere la democracia para Cuba, deje de defender tanto el embargo, como carta de la solución biológica, y ayude a la oposición y a la sociedad civil a ser más independientes y a enfrentarse verdaderamente al régimen en sus narices. 

Imagen de R Carlos

Para anonimo de las 1:51 am.Vuelva a leer el artículo. Nadie dice estar a favor del embargo. Lo que nadie traga es el argumento de que levantarlo va debilitar el régimen o precipitar de alguna manera un cambio. Cuando yo vivía en Cuba pensaba igual: me echaba a reír cada vez que oía decir que alguien en EEUU estaba proponiendo un levantamiento del embargo como forma de influir o debilitar el régimen. Es un absurdo que solo seduce a los izquierdistas que siempre quieren arreglar los problemas regalando dinero ajeno.

Si usted esta tan convencido de que ha llegado la hora de un cambio, porque quiere tirarle un salvavidas a un gobierno que supuestamente se encuentra en su momento más difícil. Todos estos cambios económicos a medias, originados en la necesidad económica del régimen, sin duda han producido una desmoralización al dejar a sectores enteros de la población fuera de las oportunidades que solo parecen beneficiar a unos pocos. El gobierno se queda sin argumentos para defender al socialismo, que ya no existe, ni tampoco la apertura, que es a medias y por tanto  solo beneficia a unos pocos. Es una situación riesgosa en la que el gobierno se aventura solo cuando no le queda más remedio. Ustedes quieren simplemente quitarles la presión al gobierno para que dé marcha atrás a las reformas y subsidie la desastrosa economía socialista con el dinero de los grandes negocios además del que pidan “prestado” para nunca pagar.

Imagen de Anónimo

Yo creo que para el cubano, la palabra 'embargo' , bloqueo asesino, que lleva escuchando estos términos desde que nació, ya es como el cojo que asume que le falta una pierna, ni se molesta ni se lamenta, simplemente está ahi. Ya tan adaptado está que si le dicen que de pronto tendrá una pierna, ni sabe en qué va a cambiar su vida, porque en el fondo, intuye que sus fracasos no tienen mucho que ver con esa tara.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 11 Jun 2014 - 10:27 pm. Tienes mucha razón cuando escribes que " Han convertido el embargo en una causa o, más bien, han confundido el embargo con "la causa" y eso significa seguir pensando el tema cubano en función de la política de Estados Unidos y el exilio y no de la democratización en la isla, que es, en resumidas cuentas, lo que único que producirá un cambio de régimen".Así mismo es. Es lo obvio. Nada más que agregar.

Imagen de Anónimo

El reportero cuestiona todo el tiempo a los vecinos, supuestamente, sobre "el bloqueo". No vengan ahora a cambiar las cosas. De eso se trata el reportaje, de qué piensan los vecinos de Coco Solo del "bloqueo", y así está titulado en DDC. No he visto en este sitio a nadie que diga que a través de una flebilización -que no levantamiento, una vez más- va a "tumbar a Fidel". Esta última frase que Ud. utiliza es un buen reflejo de su pensamiento. Sigue pensando que hay que "tumbar a Fidel" y por eso concluye, equivocadamente, que la solución es la "biología" y la "espera". Ese es el gran error y lo veremos pronto. No pensar que la solución está en la isla y ahora mismo, por medio de una movilización de la gente que sufre y a la cual hace falta algo que ofrecer. Y algo que se puede ofrecer es comercio, inversiones, créditos y, además, solidaridad internacional para que se enfrenten al régimen y defiendad sus libertades. Si no es esa la solución, no hay otra, no hay nada. Porque la "espera por la biología" no es otra cosa que la perpetuación del régimen en sus sucesores. El momento de actuar es este. En 10 años, ya no habrá nada que hacer.

Imagen de R Carlos

Para anonimo de la 10:27 pm.

Ninguno de los entrevistados en el articulo dice estar a favor del embargo o en contra de que se le levante. Esta gente de pueblo solo esta mostrando su escepticismo ante el argumento de que levantando el embargo se podra influir positivamente sobre la desastrosa situacion en que ellos se encuentran. Los entrevistados saben que el unico problema importante alli es el gobierno, no el embargo, no Estados Unidos. Por ninguna parte vi que dijeran que estan a favor del embargo o en contra de levantarlo. Simplemente expresan una verdad como un templo: Nada se resolvera levantandolo porque el gobierno tiene el total control de la situacion en ese pais. Son ustedes, los antiembargo, los que descaradamente proclaman que van a tumbar a Fidel a base de regalarle dinero.

Usted llama a dejar de intervenir en Cuba por medio del embargo y a la vez llama a intervenir quitandolo y regalandole dinero al regimen. La base de toda esta discusion es el desprecio que sienten los izquierdosos por la propiedad privada, el deseo de meterles mano al dinero de unos para regalarselo otros (en este caso el regimen cubano) con la pretencion de arreglar el mundo a base de billete confiscado.

La solucion al problema de Cuba no vendra con embargo o sin el. La solucion es biologica y necesita tiempo. EEUU solo debe restablecer relaciones con un gobierno que tenga algo de buena fe, que respete los derechos humanos y economicos de los cubanos.

Imagen de Anónimo

FelicidadesCamilo Ernesto Olivera, porque tú tienes el valor de salir y hablar con los desposeídos, la convicción para empujar a la población a debatir sobre los graves problemas que afrontan en sus comunidades, tu firme compromiso con la sociedad civil.  Lo que me da pena es que los que te critican no tienen el valor de escribir su nombre, restándole importancia a lo que escriben.Saludos hermano, conmigo puedes contar.

Saludos de New York, Pedro Benitez

Imagen de Anónimo

¿Quién alborota el tema del embargo? Por lo que yo veo en este sitio y, sobre todo, en la sección de comentarios es que son muchos más los que alborotan el tema del embargo a favor que los que lo alborotan en contra. Saquen una cuenta elemental de cúantos artículos están por la flexibilización, ni siquiera la derogación, y cuántos están en contra, acusando a quienes piensan que hay que flexiblizar de castristas y mezclando posiciones diferentes, como la del Cuba Study Group y Saladrigas y López Levy y Café. El reportaje es una entrevista a dos o tres personas en Coco Solo que dicen exactamente lo que el reportero quiere enviar a este sitio, donde se han escrito en las dos semanas más de diez artículos a favor del embargo. Me perdonan, pero eso es una manipulación. Han convertido el embargo en una causa o, más bien, han confundido el embargo con "la causa" y eso significa seguir pensando el tema cubano en función de la política de Estados Unidos y el exilio y no de la democratización en la isla, que es, en resumidas cuentas, lo que único que producirá un cambio de régimen.