Opinión

Billones por el embargo

En el caso de que EEUU decidiera levantar el embargo, ¿acaso Cuba no exigiría que asumiera el pago por daños ocasionados?

He seguido con interés y provecho los distintos textos que han aparecido publicados en este diario en los últimos días sobre el tema del embargo-bloqueo EEUU-Cuba. Sin duda, todos aportan puntos de vista valiosos e ideas de gran diversidad. Sin embargo, no he visto en estos materiales ni en los numerosos comentarios a los mismos, un dato que creo debe tomarse en cuenta para la consideración de tan importante tema.

Es un dato público, pues aparece en el Informe Cuba vs. Bloqueo 2013 que puede consultarse en la página electrónica del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. En la página siete de este pormenorizado informe sobre el tema desde el punto de vista del Gobierno de la República de Cuba, se lee:

"El daño económico ocasionado al pueblo cubano por la aplicación del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba hasta abril de 2013, considerando la depreciación del dólar fuente al valor del oro en el mercado internacional, asciende a 1.157.327.000.000 dólares estadounidenses".

Si entiendo bien, se está hablando de un billón cientocincuentisiete mil trescientos veintisiete millones de dólares americanos. Si el  guarismo se leyera en inglés, se trataría de más de mil billones de dólares. Cifra difícil de imaginar, que duplica ampliamente los 507.600 millones de dólares que forman la fortuna de las diez personas más ricas del planeta,  según la encuesta de Forbes de este año.

Esta relación puntual, sostenida y actualizada por las autoridades cubanas dista de ser un cálculo testimonial, pues constituye en sí mismo una demanda por daños y perjuicios. Puede entenderse que, en el caso de que el Gobierno de Estados Unidos decidiera en algún momento levantar el embargo-bloqueo, se reconocería de facto como responsable de haber incurrido en un acto ilegal y por tanto, de jure, debería asumir el pago de los daños ocasionados.

Debo enfatizar que esta no es una opinión personal de quien suscribe, sino es lo que al parecer se desprende del tenor mismo de la demanda oficial cubana. Si se revisa con cuidado el texto, se constatará que Cuba reclama el hecho de una situación de guerra en tiempos de paz contra el Gobierno norteamericano y eso supone para la parte desistente asumir los costos de las indemnizaciones resultantes.

El tema, sin duda alguna, puede y debe ser objeto de examen para los juristas, viendo, a largo plazo, el interés subyacente y nada casual, de la reclamación cubana. Por mi parte, "ni quito ni pongo rey": solo coloco sobre la mesa de discusión un asunto que ha escapado a la consideración de los que se han referido recientemente al tema y que al menos a mí me resulta de interés.

¿Estarán dispuestos los contribuyentes norteamericanos a asumir el pago de semejante deuda, mucho más grande que Los 500 millones de la Begún? ¿Hay quien dude que el Gobierno cubano utilizará esta carta —un as en la manga— que ha venido trabajando durante tanto tiempo, con lujo de detalles? La misma existencia de este documento supone la existencia de todo un equipo multidisciplinario cuyo contenido de trabajo durante estos cincuenta y tantos años ha sido acumular información de diversas fuentes, procesarla, actualizarla y compulsarla.

Esta cifra descomunal puede ser también un naipe de triunfo en el juego de negociaciones que, en caso de un posible levantamiento del embargo, podrían jugar las autoridades de la Isla y lanzarían sobre el tapete para evitar la compensación que contempla la legislación del embargo con el objetivo de lograr la indemnización de las propiedades norteamericanas incautadas en el momento de las nacionalizaciones. Un quid pro quo. O dicho en criollo, "dando y dando". Y "ahí muere", como se dice en México.

Es más, los que promueven a toda costa la supresión del embargo —Carlos Saladrigas y otros—, ¿estarán conformes en asumir esa deuda y pagarla de sus propios peculios? Sería desproporcionado, desde el punto de vista empresarial, que pretendieran que el Gobierno estadounidense allanara el camino para sus inversiones particulares a tan alto costo para los ciudadanos.

Sería interesante que los distintos comentaristas y especialistas tuvieran en cuenta también este punto. Por otra parte, el documento mencionado resulta además muy útil para ponderar lo complejo del tema, pues, según puede desprenderse del espíritu de la reclamación oficial isleña, al mismo tiempo que una indemnización a Cuba, el Gobierno norteamericano tendría que —asumiendo un criterio de retroactividad en beneficio de la parte perjudicada— desactivar, corregir y reparar las sanciones que ha aplicado a distintas empresas (puntualmente señaladas en el texto oficial cubano), con lo cual el pago que debería realizar superaría extraordinariamente los mil billones de dólares a los que me referí antes.

Así, pues, la victoria que estaría implícita para el Gobierno cubano de levantarse el embargo, sería no solo política —muy importante— sino además, y de forma inmediata, económica —tan importante o más que la anterior— y, en caso de no obtener la respuesta deseada, serviría para mantener vigente el conflicto, lo cual parece ser en última instancia el objetivo a más largo plazo de quienes gobiernan en la Isla.

Como suele decirse hoy en Cuba para resumir lo arduo y espinoso de una situación mientras se deja escapar un triste suspiro, realmente, "no es fácil". Nada fácil.

Así, pues, hasta abril de 2013 son 1.157.327.000.000... and counting.

Comentarios [ 30 ]

Imagen de Anónimo

Sin dudas detras de una cosa vendría la otra y si  aceptan que el embargo no tenía motivos entonces se deben preparar a enfrentar al nueva batalla por los billones y billones que el regimen exigira; o alguien piensa que "ellos" se quedarian conformes solo con el "levantamiento del brutal embargo que a llevado a Cuba a su actual situación económica" o que, como logica consecuencia. pedirían que los mantengan por los siglos de los siglos, mientras "ellos" seguirian dedicando "los recursos recibidos" a "vivir la vida"... y a incrementar la represión totalitaria. 

Imagen de Anónimo

Ese reclamo es un globo inventado por el Castrofascismo. El Castrofascismo le debe mucho mas al pueblo cubano que ha explotado tan despiadadamente. Imaginense la acumulacion de salarios reales que deberia haber pagado. 

Imagen de Anónimo

R. Carlos de acuerdo contigo nuevamente, por supuesto que el embargo no es la causa por la que el Castrismo se mantiene en el poder. Las causas en sí son muchas y disimiles; a lo que yo me refiero es que el teque, teque que tiene el régimen con el embargo/ bloqueo le ha servido para justificar todos los errores, atropellos y atrocidades que ha cometido y que aún hoy comete. En muchas partes del mundo, principalmente en Latinoamerica, ya sea por ignorancia o conveniencia,  le creen el cuento al régimen de que en Cuba las cosas están mal por causa del embargo. Y sí culpo, en parte, a la comunidad internacional porque no actúa de igual manera a la hora de condenar a regímenes represivos. Mira el caso de Sudáfrica, cómo con la presión de todo tipo que se le hizo al gobierno de ese país desde el exterior, se pudo cambiar al régimen de segregación racial que existía en aquel momento!! De no haber sido por la solidaridad hacia las víctimas y la enorme presión hacia el gobierno sudafricano, aún aquél régimen racista estuviera gobernando ese país. También creo que el final de estos regímenes son su autodestrucción, y en muy contados casos, por un levantamiento popular. Y por supuesto que la eliminación del embargo/ bloqueo solo beneficiaría a la dictadura ya que pudiera obtener más dinero y recursos a través de créditos y préstamos, lo cuál solo serviría para seguir engrasando su maquinaria represiva. Luis Vigo. 

Imagen de R Carlos

Luis: Realmente creo que el embargo no es la causa de que el regimen haya durado hasta hoy. Los sistemas totalitarios son mas facil de mantener de lo que normalmente se cree. El regimen tiene toda la capacidad necesaria para convertir en tema retorico prioritario a cualquier asunto. Tampoco se debe culpar a la comunidad internacional. No tengo duda que muchos gobiernos latinoamericanos desearian ver un cambio en Cuba tanto como lo queremos los cubanos. Habra tambien siempre un nucleo duro de latinoamericanos que va a apoyar al castrismo incondicionalmente porque no entienden ni van a entender la importancia de los derechos humanos sobre cualquier prioridad geopolitica con la que sientan comprometidos (lease antiamericanismo).

Es simplemente muy dificil cambiar un regimen totalitario desde desde afuera. Siempre estos regimenes solo se autodestruyen ellos mismos cuando ocurren cambios de mando imprevistos que desembocan en liderazgos que no estan comprometidos a fondo con el sistema. Creo en el embargo solo como metodo de proteger a Estados Unidos de una organizacion criminal a noventa millas de su territorio. No creo que quitarlo provocaria una evolucion positiva en Cuba. Simplemente se abririan las posibilidades de estafa y robo para el regimen.

Imagen de Anónimo

Anonimo 6:17 am, has dado en el clavo, y eso que has planteado, lo he dicho siempre que se toca el tema del embargo; la causa principal por la que EEUU impuso el embargo al gobierno cubano fue por la falta de pagos e indemnización a la confiscación de propiedades norteamericanas. R Carlos estoy de acuerdo contigo en todo, excepto en un solo pto, en el cual Respetuosamente, discrepo de Ud. Aunque tienes toda la razón cuando dices que, el sostén del régimen está en villa Marista, y eso es algo que nadie que haya vivido bajo ese régimen opresor puede negar, pero también es cierto que el tema del embargo/bloqueo ha sido y es la gran coartada de la dictadura frente a la comunidad internacional para justificar todos sus fracasos y desmanes. Gracias a esa coartada recibe la justificación y el apoyo de parte de esa comunidad cómplice. Incluyendo a los cubanos que padecen del síndrome de Estocolmo.  Luis Vigo. 

Imagen de R Carlos

Para anonimo de las 5:31:

Has esperado al final para repetir las misma barrabasada que usa la gente ordinaria para opinar sobre el tema del embargo. El embargo no es ninguna una coartada perfecta para el régimen porque los regímenes totalitarios no se basan en coartadas. La legitimidad del régimen está basada exclusivamente en Villa Marista. El miedo y la verticalidad son el único sostén de ese régimen. Toda la retórica del embargo o cualquier otro tema es simplemente adorno y entretenimiento. En Cuba la gente ya sabe cómo levantarse, bajar la cabeza, aplaudir, obedecer etc. Solo la gente extremadamente mediocre como tú se dejan entretener por los temas que interpreta el régimen. La mayoría de la gente solo obedece calladamente porque es lo único que pueden hacer para sobrevivir. Hay que ser mediocre para decir que el embargo es también la razón de existir del exilio. Así que la gente huye de Cuba para venir a disfrutar el embargo a Miami. Lo que yo he visto es que la mayoría de la gente mediocre como tú, viene para acá a comer bistec de palomilla, a comprar cadenas de oro y a tirarse fotos con carros caros y mandarlas para Cuba. Por favor la próxima vez que participes hazlo con argumentos y no repitiendo la misma muela que aprendiste en los parques y los portales de Cuba.

Imagen de Anónimo

Todos hablan del derecho del ladrón, pero de la victima cuyas propiedades, industrias, inversiones y patrimonio fueron tomados por la fuerza sin una sola indemnización, nadie dice nada, ese acto de fuerza bruta contra el derecho de la propiedad fue el origen del embargo, y aún hoy nadie ha cobrado nada. Vayamos al origen del problema.

Imagen de Anónimo

Para los Castros es la coartada perfecta para eregirse como máximos defensores de la patria amenazada.

Para el lobby cubano en el exilio es su razón de existir

Y ahora fuente de lucro del Departamento del Tesoro.

A quien le puede interesar suspenderlo, al pueblo por supuesto, pero eso no cuenta.

Los toros lidian mientras la yerba sufre.

Imagen de Anónimo

Un ejemplo practico: Tenemos que indemnizar al que se roba el carro le mete 50mil millas le da golpes hasta en el techo, lo deja hecho talco y ni tan siquiera piensa en entregarlo?. Como aclaracion, el carro no era solo de americanos.

Si queremos ser benevolos podemos aplicarle "robo de uso" que es una figura juridica liviana y tendria que dejarnos el carro como mismo estaba al robarlo, alguna indemnizacion y una condena ligera detras de las rejas.

Pero si le aplicamos robo con fuerza, estafa y secuestro con agravantes de abuso, le toca la pena maxima.

No hay jurisprudencia que diga  que al delincuente se debe premiar por dannar propidad robada y la mala  conducta.

Los que saldremos perdiendo somos los perjudicados que no tendremos a quien, ni donde  cobrar, (el crimen no paga).

Esto lo dejo en manos de El Mongo y Alipio que son mas entendidos que yo, estoy seguro que tienen una solucion a este lio, pero por este rumbo deben andar los tiros.

 

Imagen de Anónimo

De acuerdo 100 % con R. Carlos. Muy acertado tu comentario. Yo particularmente siempre he pensado, conociendo la naturaleza del régimen cubano, que si algún día el embargo era levantado, la dictadura tendría varias cartas bajo su manga, siempre pensé que vendrían con algo como: las secuelas del embargo y cosas como esa. Y claro que, como bien dices, analizando bien éste artículo, el autor nos está alertando de lo que pasará en una era pos embargo. Será el cuento de nunca acabar. Pero lo peor de todo es que hay gente, incluso cubanos que sufren del síndrome de Estocolmo, ya que  han vivido y sufrido bajo el infierno Castrista, que le creen el cuento y le siguen el juego a la dictadura comunista cubana.  Luis Vigo.