Política

La Habana y Bruselas pactan una 'hoja de ruta' para el diálogo

El representante de Bruselas admite que uno de los puntos de divergencia es la interpretación de los derechos fundamentales y dice que se incorporará 'de manera adecuada' en las negociaciones.

La Habana y Bruselas han pactado este miércoles la "hoja de ruta" del proceso de negociación de un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, informó Europa Press.

"Este miércoles ha concluido en La Habana el primer encuentro entre representantes de Cuba y la UE, que tuvo como objetivo iniciar el proceso de negociación de un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación", dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba en un comunicado.

Los jefes de los equipos negociadores de la Unión Europea (UE), el director general para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, Christian Leffler; y Cuba, el viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno, "acordaron una hoja de ruta para las negociaciones y otros aspectos organizativos y de comunicación".

El régimen de Raúl Castro indicó que "los intercambios entre las partes durante esta primera ronda de negociaciones se han desarrollado de forma constructiva y positiva".

"La próxima ronda se celebrará en Bruselas en fecha que será acordada por los canales diplomáticos", adelantó. La idea es mantener reuniones cada dos meses —en La Habana y Bruselas de forma alternativa— y contactos informales entre medias.

"Estamos convencidos de que podemos avanzar hacia un acuerdo sólido, ambicioso y constructivo en el contexto actual si focalizamos en la sustancia y los objetivos compartidos entre Cuba y la UE", dijo por su parte, en conferencia de prensa, Christian Leffler.

Según Leffler, en este primer ciclo de conversaciones se han establecido las bases y el procedimiento de la negociación así como la estructura del futuro acuerdo marco que permitirá "profundizar" y "consolidar" las relaciones entre La Habana y Bruselas.

El representante de Bruselas no ocultó que uno de los puntos de divergencia con La Habana es la interpretación de los derechos fundamentales, asunto que será "importante en el desarrollo concreto del acuerdo" y que se incorporará "de manera adecuada" en el capítulo de diálogo político y gobernanza, según afirmó, reportó EFE.

Leffler dijo que el tema de la Posición Común —que pide transformaciones democráticas en la Isla y respeto a los derechos humanos, y que La Habana considera una injerencia en sus asuntos internos— no ha estado incluido en este primer ciclo.

"La Posición Común todavía está en vigor en la Unión Europea. Y eso lo sabíamos todos, que no va a cambiar al inicio de la negociación. No hemos hablado de la Posición Común en la negociación", dijo.

'Normalizar y alentar'

El pasado 10 de febrero, los ministros de Exteriores de la UE acordaron las condiciones para negociar con el Gobierno de Raúl Castro un acuerdo sobre diálogo político y cooperación que permita "normalizar" las relaciones con Cuba y "alentar" reformas democráticas.

"En el contexto actual de cambios importantes en Cuba y esfuerzos de modernización hay un papel posible para la UE basado en las experiencias propias de la Unión y oportunidades para cubanos y europeos en ese fortalecimiento de la cooperación", consideró Leffler.

La negociaciones entre Bruselas y La Habana dejarán fuera un tercer pilar que suele estar presente en este tipo de acuerdos: el comercial. No obstante, se espera que la normalización de las relaciones potencie las inversiones europeas en áreas con potencial como la agricultura y el turismo.

Las negociaciones podrían durar entre uno y dos años, según cálculos europeos, aunque también será determinante el ritmo e intensidad de las reformas en la Isla y que el régimen asuma un "mayor compromiso gradual" con las libertades fundamentales y el respeto de los derechos humanos.

Los Estados miembro han dejado claro que la jefa de la diplomacia europea deberá informarles periódicamente sobre la marcha de las negociaciones, lo que les permitiría detener el proceso si, por ejemplo, se frena el ritmo de las reformas o aumenta la presión sobre la oposición cubana.

Comentarios [ 5 ]

Imagen de Falco

Gabonice:Por que razon catalogas al gobierno legitimo de Cuba como una dictadura?e Nuestro gobierno es un un gobierno legitimo,elegido por el pueblo,como resultado del sistema electoral vigente ,Raul Castro no ocupa el cargo de gobernante como resultado de elecciones directas,pero tampoco los presidentes de EEUU son elegidos de manera directa y no por eso son catalogados de dictadores,de cierta manera el proceso electoral cubano es mas abierto que el de otros paises,porque la base del mismo son los delegados que elige el pueblo en las asambleas locales,ahi cualquiera puede ser nominado y elgido con el voto de la mayoria.

Imagen de Anónimo

Gracias por la información DC pero en 11 párrafos no me acabo de enterar de que hablaron y como a mi ni Europa ni Cuba me  han preguntado mi opinión esa Hoja de Ruta no tiene validez ni hoy ni mañana como dice GAB0NICE.Tenemos que seguir presionando para que si realmente quieren ayudar, tienen que por obligacion que incluir a todos los cubanos. #HojaDeRutaNoGracias La unica ruta a seguir es la abolición del Castrismo en toda America Latina

Imagen de Anónimo

Como le gusta eso a los participantes por laparte cubana para llevar pacotilla

Imagen de Gabonice

Bruselas debe ser transparente en ese misterio de la "Hoja de Ruta". A donde pretenden llevarnos a nuestras espaldas.

Imagen de Gabonice

Brueselas debe tener en cuenta, y esto es muy serio, que está promoviendo un diálogo muy extraño, pues faltan muchos interesados. Primero no está tratando con representantes de Cuba, sino de la Dictadura de los Castro. Para que sea un diálogo real deben estar sentados los cubanos que Bruselas sabe se están excluyendo. Deben estar presentes representantes de la oposición cubana, deben estar presentes representantes del exilio cubano (estamos hablando de millones de cubanos). Además Bruselas debe ser conciente que la Dictadura Cubana no tiene intenciones serias de llegar a ningún acuerdo honesto. Además, para los cubanos es un insulto que alguien esté dialogando sobre el futuro de los cubanos y se esconda lo que están hablando. De ahí que el día después, cuando los cubanos nos hayamos quitado la Dictadura de encima, esos acuerdos no les va a dar ninguna ventaja, sino todo lo contrario.