Sociedad

Nuestra violencia de cada día

La sociedad cubana se ha vuelto violenta. La pobreza y la falta de libertades generan una tensión permanente.

La violencia, directa o indirectamente, forma parte hoy de la vida de los cubanos. La practican niños, jóvenes, adultos y hasta ancianos, tanto de uno como de otro sexo. La violencia hace acto de presencia en hogares, escuelas, institutos y universidades, en centros de trabajo y de recreación, comercios y hasta en el deporte, y se refleja con crudeza en la literatura, el teatro, la música, la plástica y el cine.

Se dirá que siempre hubo violencia. Es cierto. Pero antes estaba focalizada en determinados sectores políticos, en el gangsterismo y en los espacios marginales. La sociedad cubana, como tal, no era violenta.

Hoy hablamos de una sociedad violenta.

Causas puede haber muchas, pero sin lugar a dudas, entre las principales se encuentra la situación de pobreza que afecta a la mayor parte de la población, obligándola a tener que luchar por la subsistencia sin esperanzas de progreso. También el deterioro y la pérdida de la disciplina social y del respeto mutuo, la falta de moral ciudadana (la doble moral es simplemente ausencia de ella), la carencia de libertades básicas y la corrupción.

Todo lo anterior conforma un caldo de cultivo propicio para el "sálvese quien pueda", del que pocas personas logran escapar.

A lo anterior debe agregarse que, desde sus inicios, el castrismo ha utilizado la violencia como arma ideológica y política contra sus opositores. Ya en el temprano 1959 grupos de jóvenes de la entonces Juventud Socialista y del 26 de Julio, se organizaron para enfrentar y disolver, de manera violenta, las pacíficas manifestaciones políticas y religiosas. Esta vergonzosa tarea pasó después a manos de la Asociación de Jóvenes Rebeldes (AJR) y, posteriormente, de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Las actuales Brigadas de Respuesta Rápida y los "mítines de repudio" contra quienes piensan diferente de la línea gubernamental, constituyen su prolongación más sofisticada, ahora bajo la dirección y el control de los órganos represivos.

La violencia actual, verbal y física, presente las 24 horas del día, aunque nadie la desee, tarde o temprano involucra a todos: en un ómnibus del precario transporte urbano, en un comercio en moneda nacional o convertible, caminando por una acera rota o en un estadio de béisbol. Bochornoso resulta el ya habitual espectáculo de los peloteros de diferentes equipos, ofendiéndose o agrediéndose físicamente ante una jugada controversial. Producto de la tensión en que se vive, el control se pierde con suma facilidad y, de las ofensas iniciales, se pasa al empleo de las palabras groseras y, de ahí, a la agresión. El esquema se repite demasiado ante la indolencia de las autoridades y de la población.

Ante estas situaciones, los representantes del orden público generalmente no están presentes o procuran no estarlo, apareciendo solo al final, más preocupados por el control político de los ciudadanos que por prevenir la violencia y los actos delictivos. Al menos, esta es la opinión de la mayoría de los cubanos de a pie, pues ya en cualquier calle y cualquier barrio se comercializan drogas, se practica la prostitución, se juega a la "charada" y a la "bolita", se apuesta en todos los eventos deportivos, principalmente en el béisbol y el boxeo, se celebran peleas de perros y se ejecutan decenas de actividades ilegales ante la inercia o la tolerancia cómplice de las autoridades.

Los últimos llamados a restablecer el orden social, a rescatar valores perdidos y a desterrar las groserías y la violencia, para que sean efectivos deben ir acompañados de hechos que involucren a toda la sociedad, sin distingos ideológicos, políticos, religiosos o sexuales. Nadie pide más represión, máxime conociendo que, por lo regular, nuestras autoridades tienden a extralimitarse. Lo que desea y exige la ciudadanía es que cada quien asuma sus responsabilidades y las cumpla, y que se acaben de introducir sin más dilaciones los cambios económicos, políticos y sociales necesarios para salir de la crisis nacional, permitiendo a los cubanos desarrollar sus iniciativas para lograr una vida mejor, dejando atrás las tensiones, presiones, absurdos y frustraciones que engendran la violencia.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

Es verdad quien ha enseñado esas costrumbres de gritar y ofender a los demas  han sido el regimen de los castros,yo soy cubana y tengo 74 años y anteriormente hubo respeto hoy no lo hay, recuerdo que yo estaba trabajando y me fueron a buscar para que yo ofendiera a unas personas que estaban trabajando en mi centro de trabajo, y esas personas pidieron renuncia fueron tres   las amarraron y les pusieron unos baberos que decian, yo soy traidor a la patria le hecharon una grasa gorda en la cara lo que le icieron fue terrible yo me negue a participar y me criticaron en publico, que yo no participaba porque era religiosa, y al poco tiempo me sacaron del trabajo el unico culpable de todas las desgracias de Cuba es la  maldita dictadura de los hermanitos hijos de p de los castros, y eso mismo quieren hacer en Venezuela.  Katy

Imagen de AdelaCuba

Lo que nunca entiendo es la razon por la cual siempre se le da una excusa a esas actitudes tan horribles. Se puede ser muy pobre y tambien muy humilde; la defachates de gente joven es horrible y no tiene ningun tipo de perdon. Pasaran muchas generaciones para recuperar al cubano educado y servicial que una vez fuimos. Sin razon alguna, ofenden y se tratan como perros sin peocuparse a quien pueden herir se han dejado mamipular como titeres en show de domingo.

Imagen de Armienne la Puta

La violencia en Cuba ha sido instaurada y apoyada por el estado. Miren los actos de repudio, las brigadas de respuesta rápida, los fusilamientos de los 60-70, los ataques a las iglesias en los 60.

Le han inculcado la violencia al pueblo, la "violencia revolucionaria" y ahora reciben el fruto de sus enseñanzas.

Imagen de Anónimo

Violencia???

Si - Los cubanos estan llenos de violencia.

Es verdad lo que dice uno por alla, que desde chiquito le enseñaban a uno "No te quedes dao" y a comenzar la pelea; por mucho que nuestras madres nos enseñaran buenas costumbres.

Los cubanos estan llenos de violencia - Si.

No es solo la fisica, tambien es la verbal y la escrita.

Si hablas con alguien te dice, con tremenda autoridad : "Tu estas equivocado" O te lo dice a lo guapo: "Tu ta kivocao' chico" o "Tu estas hablando mierda" y por ahi para alla sigue...

Pero para no ir muy lejos, miren aqui en los foros: Te dicen lo mismo pero por escrito.

Escriben en MAYUSCULA para gritar aun mas. Escribir en MAYUSCULA denota agresividad, "es lo que YO digo", o "lo que YO digo es lo que vale."

La gente no escribe su argumento para rebatir el otro que no le guste. No! La gente primero te ofende un monton de veces y despues pone "su argumento".

Con los cubanos, siempre lo que diga el otro , si no lo dice T E X T U A L M E N T E igual ya estas equivocado.

Cuantas veces hemos visto 2 o tres personas "fajadas" y estan diciendo lo mismo con palabras diferentes?

Creo que, nosotros podemos hacer la lucha. Primero: Diciendole al que dice malas palabras, que NO las digas. Con eso no da mas aporte a lo que quiere decir ni tendra mas la razon. Segundo: Argumentar diferente sin ofender al que escribio anteriormente y Tercero: No escribir en MAYUSCULAS.

Imagen de Anónimo

Me parece estupido pedir cifras estadisticas de violencia en la isla. Cuantificar la violencia nesecitaria de otro bando de inspectores para registrar cada galleta en una cola, cada mala palabra dicha, cada empujon en una guagua y cada mitin de repudio.

Solo a un roboilusionario se le puede ocurrir semejante disparate.

Imagen de Anónimo

Esto es un hecho muy triste y lamentable, pero real y penoso. Los cubanos de la isla se ofenden y se agreden en las calles como si los problemas se los causaran, o fueran culpables de ellos, los otros cubanos de a pie.

Hace falta que en Cuba la gente se vuelva guapa contra Fidel y Raul Castro, eso si seria grandioso. De momento los cubanos en la isla actuan como miserables pendejos, se desquitan con los pobres lo que les hacen los grandes del poder.

Imagen de Anónimo

eso d reapetar a los demas,y no creer que eras dueno de lá verdad t lo ensebados en los pioneros,yo soy de antes,q lá educacion llevaba implícito esas cosas tbn,ahora nada d aguantarle soqueterias a nadie

Imagen de Anónimo

"La sociedad cubana se ha vuelto violenta. La pobreza y la falta de libertades generan una tensión permanente."

Una afirmación como esta debiera estar sustentado en alguna estadística...todo lo demás es hablar miera

Imagen de Anónimo

La responsable mayor de la violencia estructural que impera en nuestra Cuba es de la dictadura de los Castros, responsable de la desintegración familiar, de nuestra cultura y de las libertades ciudadanas. Con mas de 90 mil presos, muchos de ellos por el oscuro "estado de peligrosidad", la violencia de las brigadas de respuesta rapida o las SS castristas contra la disidencia, la violencia de estado contra nuestras Damas de Blanco y las muertes de nuestros balseros en el estrecho de la Florida es mas que suficiente para sentarlos en el Tribunal Internacional de la Haya. Moraima Diaz

Imagen de Anónimo

Si, violencia contra el prójimo, pero no contra el régimen que los oprime: pueblo cobarde.