Economía

La Habana dice que es Washington quien impide las inversiones de emigrados cubanos en la Isla

Las agencias empleadoras estatales, que estarán obligados a utilizar los empresarios extranjeros, elegirán a los trabajadores por su 'idoneidad', dice una funcionaria.

El Gobierno culpó este martes a la administración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de que los emigrados residentes en ese país no puedan invertir en Cuba.

Las limitaciones no las establece La Habana, sino el embargo estadounidense, dijo Deborah Rivas Saavedra, funcionaria del Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, en conferencia de prensa con periodistas estatales.

La definición de inversor extranjero que aparece en la nueva Ley de Inversiones es casi idéntica a la de la normativa anterior. Ninguna de las dos excluye la participación de emigrados, sin embargo hasta el momento el Gobierno no ha permitido negocios en la Isla de cubanos residentes en el exterior.

El embargo estadounidense ciertamente impide las inversiones de cubanos residentes en ese país, pero no explica las restricciones para los demás.

En la Ley de Inversiones recién aprobada "no se distingue el origen del capital", dijo Rivas, directora general de Inversiones Extranjeras del ministerio, según el diario oficial Granma. "Nosotros somos los que decidimos qué queremos hacer, y no al contrario. Tenemos que guiar nuestro desarrollo en cualquier caso", aclaró.

Rivas insistió en la campaña del Gobierno para atraer a potenciales socios foráneos, a fin de que arriesguen sus capitales en la Isla.

Sobre uno de los temas que tradicionalmente más ha molestado a los empresarios, la existencia de una agencia empleadora estatal que elige a los trabajadores para las empresas mixtas, Rivas dijo que el Gobierno busca "idoneidad".

La funcionaria señaló que, con la nueva ley, las agencias empleadoras dejarán de tener un "fin recaudatorio", y que su "principio rector" será ahora "brindar un mejor servicio a los inversionistas".

"Presentar capital humano altamente capacitado —dijo— es una de las fortalezas que se tendrán con estas agencias, pues muchos inversionistas no conocen el país y se les ofertará trabajadores idóneos".

Añadió que no hay "ninguna limitación para contratar trabajadores por cuenta propia. La única distinción sería su idoneidad".

Hasta el momento, el Gobierno se queda con la mayor parte del salario que pagan las empresas extranjeras por los empleados cubanos. Rivas dijo que a partir de la nueva ley, la formación del salario de los trabajadores tendrá en cuenta elementos como la remuneración estipulada en la región latinoamericana para cargos similares y el salario promedio en Cuba, equivalente a menos de 20 dólares al mes.

"A partir de ahí se establecerá un coeficiente más compatible entre lo que paga el inversionista y lo que percibe el trabajador", afirmó la funcionaria.

"El pago se establece directamente entre la entidad inversionista y la empleadora. Esto es diferente a lo que se hacía con la vigente Ley 77", añadió.

"Es un cambio importante y un reto para las entidades empleadoras, por eso hay que capacitar su personal. No podemos regalar nuestra fuerza de trabajo", dijo.

Rivas hizo sus declaraciones ante la prensa oficial coincidiendo con la apertura este martes de la X Feria Internacional de la Construcción (Fecons), con 160 firmas de 23 países.

Al respecto, la directora técnica del Grupo Industrial de la Construcción, Legna Duque, dijo a los asistentes que La Habana promueve la inversión extranjera para recuperar las capacidades de sus plantas y satisfacer los programas constructivos.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

Esta Deborah Rivas Saavedra no es la misma Deborah que iba a pedir dinero a la empresa de Todkmdajian, para evitar que lo metan en la cárcel?

Imagen de Anónimo

Las agencias empleadoras funcionan como un filtro en que favorecen a los acólitos del régimen, los familiares de los dirigentes, etc.

Imagen de Anónimo

Remember Marx Marambio!

Imagen de Anónimo

"Trabajadores idoneos"....Para los extranjeros recien llegados al planeta Tierra, que no tienen idea de como realmente funciona la TIRANIA NAZI-CASTRISTA en Cubita la que era bella, permitame explicarles que es, para ellos, "trabajadores idoneos". Desde el punto de vista de la TIRANIA, idoneos son los chivatones que trabajan para el MININT. Asi, querido empresario, te van a llenar la empresa de ladrones autorizados por el MININT, que se les perdona que roben a los empresarios extranjeros si chivatean y contribuyen a llenar la empresa de microfonos y camaras ocultas. De esta forma, querido empresario, no podras siquiera visitar el vater de tu empresa sin que te filmen cagando, no podras acostarte con ninguna mujer, ni siquiera tu esposa, ni beber ron o cerveza, ni  mirar pelis porno, ni hacer nada sin que te esten grabando y filmando. Para que hacen eso? Para reunir pruebas contra ti y chantajearte, de forma que TU pasas a formas parte de los esclavos de la TIRANIA NAZI CASTRISTA, y te controlaran lo que ganas y como empleas tu dinero, hasta el centavo. Ellos son comunistas, es decir, no tienen Dios, o lo que es lo mismo, no tienen amor, ni respeto por nada en este mundo. Solo les interesa ROBAR, CHANTAJEAR, ESQUILMAR, ASESINAR, ENCARCELAR...asi es como piensan ellos, y ellos tienen todo el poder dentro de Cuba, donde no hay leyes ni seguridad juridica alguna, asi que....Ya estas advertido, despues no vengas llorando....Llevatelo, muchacho!!!

Imagen de Anónimo

La mismitica historia que hasta hora....controlar LA EMPRESA EMPLEADORA....pa poner los agentes del minint.....a los hijitos de papa....y el entramado de corrupcion que esto genera...la gente paga por las plazas....Nada que esto no cambiara NUNCA......
Ojala no venga ni DIOS a invertir en tachuelas....

Imagen de Anónimo

... su "principio rector" será ahora "brindar un mejor servicio a los inversionistas".

Bueno!, y quien velara por proteger los intereses de los trabajadores de cuba?, la CTC!?

jajajajajaja

Imagen de Anónimo

Nadie con una neurona en su cabeza puede esperar tener ningún tipo de seguridad con un gobierno de ladrones que comenzó robando a todos todo cuanto tenían y que en tiempos recientes ha demostrado que cuando le deja de caer en gracia un inversor, sea de donde sea, lo implican en delitos, le expropian los negocios y si no ha puesto pies en polvorosa antes, lo meten preso. 

Imagen de Anónimo

Anónimo - 9 Abr 2014 - 3:33 pm. Sí, los cubanos que están "en el resto del mundo" sí pueden invertir, si se arriesgan, saben lo que están haciendo y tienen el dinero.

Imagen de Anónimo

Si eres cubano-americano no puedes invertir en Cuba debido a las leyes del embargo. Eso es cierto. Por otra parte, muchos cubanos se oponen a que otros inviertan, no es 'si inviertes, allá tú si lo pierdes', sino que permitir eso pondría en peligro toda la estructura sobre la que se basa la ascendencia de los políticos cubiches en USA. Ahora, los cubanos de otros países sí podrían hacerlo y ya eso sería a discreción de ellos.

Imagen de Anónimo

Solo espero que antes de invertir en cuba, muchos de ustedes hagan un estudio de lo que paso en cuba hace algunos annos. El govierno de Cuba nunca cambiara, la maquinaria macabra que existe siempre estara para hacer maldad. Ya sbia yo que la fachada de abrir el pais al desarrollo era puro cuento, una vez mas han inventado un mecanismo, como las supuestas "Agencias " para controlarlo todo, por medio de esas agencias entraran agentes de la seguridad, personas a favor de la maquinaria que solo serviran para los intereses del govierno y no de el desarrollo empresarial. Para el govierno una persona Idonea no es aquel que es un experto en su trabajo, ni aquel que es sacrificado y luchador, para el govierno solo es idoneo el militante de la juventud, el "Chivato o informante, seguroso, " que lejos de trabajar , lo unico que haces es reunirse y estar pendiente de lo que hacen los demas. No caigan en la trampa. que conocimiento puede tener una agencia de lo que tu necesitas, Yo escojo mis trabajadores y les pago a ellos, despues si el govierno quiere que les cobre un impuesto, pero nada de obligarme a escoger a alguien que no me convenga o no sepa trabajar.