Medioambiente

Siguen apareciendo focos en el incendio forestal de Camagüey

Archivado en:

El Cuerpo de Guardabosques advierte que las condiciones meteorológicas son desfavorables para el control del fuego.

El Cuerpo de Guardabosques de Camagüey sigue combatiendo el incendio que se desató en las cercanías de la Meseta de San Felipe hace cinco días, el segundo en la misma zona en lo que va de mes.

Según las últimas cifras dadas a conocer por la prensa oficial, a principios de semana, el fuego ha quemado ya más de 700 hectáreas.

Después de que los guardabosques controlaran un foco el lunes en la zona de la Cívica, en la tarde del martes "se localizó uno nuevo, en el área de la presa Caonao, muy cercano a la Meseta de San Felipe, que complejiza no solo las labores de sofocación, sino que pone en peligro lo hecho hasta ahora", advirtió el especialista Radiel Pavón González, citado por el diario oficial Juventud Rebelde.

Pavón González calificó de "peligro constante" el nuevo foco, ubicado a unos seis kilómetros del macizo boscoso de la zona, por la propagación de pavesas encendidas, movidas por el viento.

El especialista del Cuerpo de Guardabosques advirtió que las condiciones meteorológicas, con vientos de rachas sostenidas superiores a los 20 kilómetros por hora, son desfavorables para el control del fuego.

Un incendio en la misma zona quemó entre el 7 y el 14 de marzo 8.232 hectáreas. Al igual que el actual, fue considerado un "desastre natural".

Según las autoridades, ambos fuegos habrían surgido por negligencias de conductores que circulan con vehículos sin "matachispas", una especie de protector para evitar que salgan centellas.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Los Castros siempre han odiado a Camagüey, porque los camagueyanos nunca se los han tragado, los mastican, pero no los pasan. Por ello, durante años, fue como una provincia inexistente, hasta los artistas y las guaguas brincaban de Tunas a Ciego. Raúl nos llamó bestias en aquel lejano 26 de Julio del año 68 0 69 y los camagueyanos no olvidamos eso, si algo tenemos es la verguenza que nos dejó Agramonte, ni pedimos, ni damos clemencia.

Imagen de Anónimo

     Creo que Dios le está concediendo a Fidel Castro lo que tantas veces pidió en sus discursos hace ya muchos años, y era que: "Prefería entregar la Isla de Cuba convertida en cenizas, a que la invadieran los extranjeros." Como dice el otro refrán: "No hay lengua que haya hablado, que Dios no haya castigado." Aunque nadie en este foro se alegra de la doble desgracia de los camagüeyanos: tener un gobierno comunista y sufrir esa serie de incendios.