Sociedad

Los nuevos ricos cubanos se dejan ver y hacen alarde de su dinero

Archivado en:

La elegante azotea del restaurante El Cocinero, en La Habana, se ha convertido en uno de los bares de moda en el año que lleva abierto. Y para entrar se necesita reservación, reporta la AP.

Van muchos extranjeros, pero también cubanos —no pocos, por cierto—, vestidos a la moda, que se sientan en sillas en formas de mariposa y beben mojitos de tres dólares.

"¿De dónde sacan la plata? No lo sé y la bola de cristal no la tengo", dice Lilian Triana, una cubana que estaba en el bar el sábado por noche.

Economista de 31 años, Triana trabaja para la petrolera estatal venezolana PDVSA, que tiene oficinas en La Habana. Cree que algunos pueden disfrutar porque tienen familiares en el extranjero que les envían dinero.

La capital cubana está experimentando un auge de bares y clubes privados como El Cocinero, evidencia de una pequeña pero creciente clase de artistas, músicos, empresarios y familiares de dirigentes políticos relativamente acomodados en un país donde la mayoría gana unos 20 dólares al mes.

Y los nuevos ricos cubanos no solo se dejan ver sino que también hacen alarde de su riqueza. Se trata de una diferencia importante en comparación con hace algunos años, cuando el Gobierno atacaba a los cubanos que vivían mejor que sus compatriotas.

A los cubanos que trabajan para una empresas extranjeras y embajadas, y a los que reciben remesas del exterior, se han unido algunos pequeños empresarios exitosos.

Luego está la élite del mundo del arte y la música, que ganan cientos de veces más que lo que devenga la mayoría de los cubanos, y los hijos de figuras del régimen.

Este fenómeno fue documentado por el artista visual neoyorquino Michael Dweck en su libro Habana Libre, publicado en 2011.

Dweck fotografió durante tres años un aparentemente improbable estilo de vida en la capital cubana.

"Hay una clase privilegiada que vive una muy buena vida en La Habana, que es lo contrario a lo que nos dijeron a los estadounidenses sobre que pasaba en Cuba", dijo el fotógrafo.

Es en el circuito de bares de Cuba donde estos nuevos ricos son más visibles.

Los artistas e intelectuales abundan en bares como El Cocinero y la Fábrica de Arte Cubano, que está al lado del primero y que abrió sus puertas el mes pasado de manos del artista Equis Alfonso, como galería de arte, sala de conciertos y bar que cobra dos dólares por la entrada.

Otros van al Bohemio, un bar construido en lo que era un jardín de una casa, donde sopla algo de viento, para golosear tapas de quesos y jamón serrano, o al Café Madrigal, que fue el que comenzó el auge de los bares privados cuando un director de cine lo inauguró en 2011 y que ahora es uno de los lugares favoritos para los amantes del cine y el teatro.

Julio Carrillo, un guionista de 52 años, dice que en los últimos años él y su compañero han salido menos porque los bares estatales tienden a ser lugares aburridos, con música ensordecedora y un pésimo servicio.

Las exhibiciones de riqueza personal pueden considerarse ostentosas y hacer que la gente se pregunte de dónde salió el dinero. Así que muchos cubanos con dinero aún tienden a quedarse en casa. Pero progresivamente se reduce esa proporción.

"Era como, 'vamos a casa de alguien que hay una cena o una fiesta, traigo una botella', se queda como bajo perfil, ¿no?", dice Carrillo. "Y ahora es más cómodo. Podemos ir a otro lugar y nos reunimos allí... A mí me tiene muy contento, la verdad. El poder ir a un lugar así es como normalizar la vida".

También hay clubes privados que atienden a los jóvenes descendientes de cubanos que tienen dinero y conexiones: lugares como el Shangri La, una discoteca construida en un sótano y con exceso de aire acondicionado en Miramar, o El Palio, un restaurante privado.

Algunos clientes dicen que a veces ven a los hijos de los clanes políticos más poderosos de Cuba en esta discoteca, custodiados por agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil, que merodean en las afueras.

Pero toda esta actividad está limitada a un pequeño segmento de la población, muy lejos de lo que ocurre en el Malecón, una amplia avenida que corre paralela al mar, donde la clase pobre cubana se reúne los fines de semana a tomar ron en envases de cartón que se venden por menos de un dólar.

"Aquí (estamos) en el Malecón, a disfrutar, a ver chicas", dice Adán Ferro, un barrendero de 20 años. Y con sarcasmo agrega: "¿Dónde me voy a meter, en el Habana Libre?"

Comentarios [ 69 ]

Imagen de Anónimo

En Monte Barreto, donde están las principales sucursales extranjeras, hay un hijo del Che que es representante y anda por toda La Habana con un auto alemán del año.

Alguien sabe que decía el Che sobre la utilización de los recursos, los gastos sociales, etc.? No fue él mismo el que le sacó el auto lujoso al ex Grl. Acevedo (hoy acusado de corrupción)?

Imagen de Anónimo

La "clase alta" (léase, familiares de FC y RC) gastan en lo que quieran y no siempre con el dinero de su bolsillo. Viven desde la cuna con la ventaja de que nadie les pregunta nada.

Hace unos años, la ex novia de Antonio Castro, Dashiell, se ganaba la vida en el exterior yendo a programas varios e incluso haciendo películas pornográficas... y luciendo las tetas postizas que el estado socialista le había pagado a través del hijo del comandante.

Hay gente que apenas puede comer un poco de arroz y frijoles y gastan dinero en frivolidades y estética.

Imagen de Anónimo

José Antonio, aprovecha y toma bastante mojitos, que la cosa en Venezuela está poniéndose cada vez peor y cuando se acabe aquello para la dictadura, le van a ir arriba a tu negocio y a esos bares donde te relajas después de haber trabajado tanto.

Te lo digo sin envidia alguna, porque a mí no me gusta el mojito y lo que bebo no depende de Maduro.

Imagen de Armienne la Puta

El dinero más mal habido en Cuba es el de los Castro y sus descendientes porque es todo robado al pueblo.

Imagen de Anónimo

Pirámide del anónimo de 7:19

Nunca más genial!!!

A José Antonio, le diría que si es cierto lo que dice, se le tendría que caer la cara de verguenza porque por un lado se declama el socialismo (=igualitarismo) a los cuatro vientos y por el otro hay una casta de intocables que ganan miles de veces lo que Ud. deja de ganar... para que vaya a las reuniones de núcleo, Asamblea, CDR y otras cuestiones que sólo entretienen y no dejan ver que cada vez el cubano de a pie es más pobre y los ricos, más ricos.

No se trata de envidia, se trata de coherencia. Para eso no jod.. más con el socialismo, se hacen elecciones abiertas y que cada uno gane lo que gane pero no por imposición a dedo de la jerarquía política, sino como en el resto de los países, por capacidades y virtudes.

Imagen de Anónimo

Jose Antonio pienso como usted, lo que me atraco menos de kk, y ya dios me ilumino, me fui del paraiso socialists hace rato.

Imagen de Anónimo

Es muy triste que todos los que no piensan como algunos automaticamente los califiquen de g2, familia de Fidel, chivas etc, que vida mas triste la de esas personas que no tienen más argumentos que descalificar a los demas sin ni tan solo conocerlos,... u opinas como yo, o eres lo que yo diga, coño con estos democratas que miedo me dan, tanto odio acumulado hacia seres humanos que ni siquiera conocen, que Dios los bendiga y los ilumine. José Antonio

Imagen de Anónimo

Anónimo - 24 Mar 2014 - 7:19 pm.

¡Amén!

Ni qué agregar... Este es nuestro jodido Socialismo (Sociolismo) y ahí están Marielita y Alejandrito afilando dientes para la sucesión... heces de perro todo esto. Ese cuento que se lo hagan a su abuela si les queda alguna. 

Imagen de Anónimo

Muy de acuerdo con el anónimo de las 7:19, esa pirámide esta genial! Lo triste es que es la realidad.. El cubano de a pie esta embarcado, a menos que robe o jinetee o viva de las remesas porque del cuentapropismo que esta estrangulado por la China no hay quien viva! Gracias, muy original y muy verídico...

Imagen de Anónimo

@José Antonio,

Te expresas muy bien y aclaras algunas cosas. Pero acá hay muchos que no quieren aceptar lo que dices y ya te catalogan de agente del G2, chivato o cualquier otra cosa, como delincuente. Así es la vida. Esos que te condenan sin conocerte probablemente viven muy bien, sin matarse tanto. Pero les da rabia, envidia que tú te expreses así. Desafortunadamente, hay muchos cubanos así y no precisamente 'comunistas', aunque tengo la impresión de que los que más te critican, un dia lo fueron. Hay actitudes que no se olvidan. No son ideológicas, sino de su propia naturaleza.