Emigración

Panamá otorga 'residencia permanente' a los cubanos que realizaron una huelga de hambre

La Cancillería asegura que las razones son 'estrictamente humanitarias' y apegadas 'a la normativa vigente'. La decisión fue tomada por Martinelli.

El Gobierno de Panamá otorgó "residencia permanente" a un grupo de refugiados cubanos que el pasado lunes comenzó una huelga de hambre alegando desatención de las autoridades panameñas, informo el viernes la Cancillería del país centroamericano, reporta EFE.

El ministro de Exteriores de Panamá, Francisco Álvarez de Soto, negó en un comunicado que los cubanos, que reclamaban trabajo y alojamiento, hubieran quedado en "estado de indefensión" por parte de las autoridades panameñas e insistió en que "la Cancillería está aplicando la ley vigente en Panamá en materia de asilo".

El canciller explico que luego de una reunión con el presidente de la República, Ricardo Martinelli, "el mandatario panameño decidió otorgar residencia permanente a los cubanos".

"Esta decisión se otorgó por razones estrictamente humanitarias y en apego a la normativa vigente. Se hizo con el objeto de ayudar a estas personas a poder regularizar su régimen migratorio y se ha hecho atendiendo a las circunstancias extremas de estas personas y no como práctica común", destacó Álvarez de Soto.

La decisión de las autoridades panameñas con respecto a los refugiados cubanos se produce después de que el pasado martes, el secretario de Comunicación del Estado, Luis Eduardo Camacho, dijera que los refugiados cubanos estaban "abusando" de la "solidaridad" del país centroamericano.

El funcionario escribió en su cuenta de Twitter "@camachocastro" que los cubanos tienen "asilo, permiso de trabajo y se les arregló encuentro con familiares. Me gustaría saber ¿qué protestan?".

Añadió en otros comentarios en la red social que los cubanos fueron "salvados de torturas en cárceles" y preguntó: "¿será que esos hermanos cubanos no entienden que no se puede abusar de la solidaridad?".

El grupo de cubanos refugiados desde septiembre pasado en Panamá comenzó el lunes frente a la Cancillería panameña una protesta para denunciar el supuesto estado de indefensión en el que les han dejado las autoridades nacionales y algunos se cosieron los labios con alambre.

"Nos prometieron muchas cosas, pero no podemos hacer nada", dijo al comenzar la protesta a EFE uno de los afectados, Yidian Chala, quien explicó que aunque tienen una "carta de asilado" que les permite estar en el país, no cuentan con el permiso de "residencia permanente" para acceder a empleos, y tampoco pueden salir del país.

Chala aseguró que en los meses que llevan en Panamá han tenido que "pedir limosna por la calle", y que no quieren terminar como "pandilleros" sino "vivir" de su trabajo "como personas decentes".

El 5 de septiembre pasado, nueve cubanos llegaron a Panamá en calidad de refugiados por razones humanitarias después de haber permanecido en Bahamas durante ocho meses, en los que denunciaron haber padecido numerosas penalidades a manos "del gobierno hostil" bahameño.

Según Chala, cuatro de los nueve asilados salieron de Panamá "hacia el norte hace unos meses" y cinco se quedaron en el país centroamericano, incluido él. Son los que realizaron la protesta frente a la sede de la Cancillería junto a dos de sus esposas.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Bueno, lo lógico es que le concedieran la residencia porque sin esa no encuentran trabajo. Los otros cuatro tuvieron suerte, o familiares con dinero que les pagaran el viaje al "Norte".

Imagen de Anónimo

La otra huelga aue van a hacer es, que los reciban en los Estado Unidos, ellos saben que alli es donde esta la gozadera.