Economía

¿'Granma' liberal?

El órgano del Partido Comunista cubano acierta en el diagnóstico del desastre económico. Pero, ¿qué pasa con la solución?

No es un artículo escrito por un economista liberal. Al contrario, pertenece a la edición de Granma del 13 de enero. Y me gustaría destacar su contenido, porque creo que es la primera vez que en el diario oficial del régimen se publican cosas tan ciertas como que blanco y en botella, solo puede ser leche. Díaz Canel lo pidió el otro día. Vamos a ver en qué queda todo esto.

En el artículo El pesado lastre de las pérdidas económicas, de Miguel Febles Hernández, las primeras líneas son absolutamente ciertas y ofrecen una buena idea de por dónde van los tiros. Por ello cito textualmente:

"Como diría el célebre Sherlock Holmes: ¡Elemental, amigo Watson! Ningún negocio, establecimiento, entidad o timbiriche se crea para generar pérdidas. De ser así, su dueño no dudaría un segundo en cerrarlo o en transformar el perfil productivo o comercial para buscar la imprescindible solvencia económica."

A continuación, el artículo señala lo que parece evidente en la economía castrista:

"A pesar de constituir tal aseveración una verdad irrebatible, clara y evidente, ha costado mucho trabajo hacerla parte consustancial de la gestión empresarial, enmarañada en viejas prácticas con resultados casi siempre cuestionables en materia de eficiencia y rentabilidad."

¿La solución? Bien, el autor menciona expresamente al "VI Congreso del Partido, al quedar refrendada tal decisión en los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución". Al parecer, se trata de la panacea que puede conseguir que todo resplandezca a la luz del sol. La cura de todos los males.

El autor insiste al indicar que:

"El documento [los Lineamientos] plantea que las empresas estatales o cooperativas que muestren sostenidamente en sus balances financieros pérdidas, capital de trabajo insuficiente, que no puedan honrar con sus activos las obligaciones contraídas o que obtengan resultados negativos en auditorías financieras, serán sometidas a un proceso de liquidación o se podrán transformar en otras formas de gestión no estatal."

Bien, si está tan claro, ¿por qué no se actúa? Y de nuevo vuelve a plantearse la cuestión de forma explícita:

"Sin embargo, transcurridos casi tres años de la aprobación de los Lineamientos, todavía existen empresas, sobre todo en el sector agropecuario, cuyo estado económico financiero es lamentable y en algunos casos, a pesar de los reiterados llamados de alerta, no se vislumbra un cambio radical a corto plazo."

Incluso, se identifica a los responsables:

"Todavía en la mente de ciertos directivos pesan sobremanera experiencias ya vencidas por el tiempo, como el subsidio por pérdidas u otras formas de financiamiento, cual tabla salvadora del Estado para enmendar los descalabros en el cumplimiento de los planes y en el control sobre los gastos empresariales."

El porqué actúan así los directivos de las empresas públicas responde a la dependencia de un órgano superior que es el responsable final al que todos se deben. Tal vez habría que preguntarse por qué arraigan determinados vicios en esos equipos directivos y qué responsabilidad hay que atribuir "al de arriba":

"A la espera siempre del rescate desde 'arriba', que les saque las castañas del fuego; en no pocos equipos de dirección se enraizó el inmovilismo, la rutina, el actuar negligente, la mediocridad y la falta de iniciativa, fenómenos que inciden negativamente en el buen desempeño de cualquier organización", dice el artículo de Granma.

El autor incide en una cuestión que es irrefutable, y que parece extraída de algún documento interno del Fondo Monetario Internacional en aquellos países en que el Fondo desarrolla sus políticas financieras:

"Poco cambiará el estado de cosas si no se elimina el personal improductivo que todavía pulula por las entidades, el pago de salarios sin respaldo productivo, el inadecuado manejo de los créditos bancarios, los inventarios ociosos, los gastos por pérdidas de animales o cosechas, y la interminable cadena de impagos."

Luego, se pone el dedo en la llaga de forma más que evidente:

"El asunto va más allá de un simple reacomodo: se trata de vincular los ingresos a los resultados que se obtengan, elevar la productividad, diversificar la producción y los servicios, incrementar los rendimientos, y buscar nuevas alternativas y variantes para desplegar al máximo las potencialidades de cada entidad."

La solución

En lo que no coincidimos es en la solución a este problema de la economía castrista, correctamente definido. Ahí el autor se queda atrás y si no avanza más, tal vez sea porque ha ido muy lejos. Por ello, sinceramente le felicito. El análisis que ha realizado sobre el estado de postración en que se encuentra la economía ideada por los Castro hace medio siglo es correcto y valiente:

"Solo de esta manera, con mayor autonomía pero también con mayor responsabilidad, las empresas podrán 'oxigenar' las cuentas y generar utilidades que aseguren el desarrollo endógeno, el cumplimiento de las obligaciones fiscales y la contribución al progreso y bienestar social de las localidades donde operan."

Y ahí es donde me permito recordar que difícilmente se conseguirá mejorar la productividad, la eficiencia y el funcionamiento de estas empresas mientras no se resuelve la cuestión básica y fundamental de los derechos de propiedad. El gran tabú castrista. El tótem al que parece que todos temen, y no quieren ni mencionar. Pero ellos mismos se dan cuenta que el Estado, como empresario, es el responsable del desastre en que se encuentra la economía, y que no es posible otorgar al Estado funciones que vayan más allá de las correspondientes a la asignación de recursos, la distribución o la estabilidad económica.

El Estado no es un productor eficiente, y cuando una economía se basa en la propiedad estatal de los medios de producción, o sea, en la "empresa socialista", mal asunto.

No hay que pedir peras a los olmos, porque no las van a dar. Los análisis tienen que llegar al final del problema y no olvidarse de que el corazón del sistema de una economía está formado por la libertad de empresa, la propiedad privada y el mercado. Ahí está la clave de la autonomía y la responsabilidad. Lo demás es perder el tiempo.

Comentarios [ 17 ]

Imagen de Anónimo

Aqui, hay que Producir, para Raul, Colome, y el resto, de los Generales, los demas, que se JODAN, para eso nacieron los ESCLAVOS, ya vendran mas CIMARRONES, y todo terminara, no les quepoa duda!!

Imagen de Anónimo

Todo muy bonito, pero nadie se atreve a ponerle el cascabel a QTS. Al loco de la bufanda verde olivo, no lo refieren ni con el petalo de un adjetivo ...

Zoquetote

Imagen de Anónimo

Si Maduro  cae veremos que pasa hemos estado siempre recibiendo recursos y hoy Cuba es una olla a presión por donde quiera que la tocas. 

Imagen de Anónimo

Se va muy lejos en todo esto. Claro que los dinosaurios comunistas ya conocen sobre el desastre que resulta un experimento basado en la economia estatal, sendo DISPARATE, con mayusculas. Pero como a los Castro lo que les interesa es preservar a toda costa el poder politico ellos se lavan el fondillo con todas las evidencias que ha demostrado el mundo real, la caida del comunismo en la ex URSS, por ejemplo. 

Los miserables Castro son vejetes inmorales e irracionales. Viven bien ellos y les vale un tarro que los cubanos de a pie se mueran de hambre y que el pais se meta en la peor de todas las bancarrotas...

Me cuesta trabajo creer que la china Raul Castro, con su realismo evidente, no sepa que la propiedad estatal sobre los medios de produccion se convierte en la peor de las miserias economicas... 

Imagen de Anónimo

Gracias al autor por esta reseña. Obviamnte han recurrido a una persona de bajo perfil, para anunciar grandes cosas: la economía socialista quebró, no sirve, y hay que modificarla para salvarnos. El ritmo y la intensidad, claro, será impuesta por un coeficiente de necesidad-miedo, o cautela, si se prefiere, pero cada día se hace más evidente que habrán importantes reformas económicas, sin desmontar el PCC.

Imagen de Anónimo

estimado elias, no es liberalismo, es advertencia de lo que viene: cierre de empresas "irrentables" y desempleo para sus trabajadores. empleo las comillas porque la paridad cup = usd distorsiona la medicion economica de la actividad empresarial y nadie hoy puede afirmar con certeza cual empresa es rentable y cual genera perdidas.

.

Imagen de Libertad Para Cuba

Mientras castrosaurios como Murillo, al mando de las "reformas" económicas, sigan atacando a la "plusvalía" como algo diabólico, y no como el motor fundamental de la economía, la verdad no sé de que están hablando los comunistas. Para mi es solo un juego de palabras que a las finales resulta en echar más estiercol al experimento fallido que ya dura medio siglo. 

http://www.cubanet.org/articulos/gobierno-apuesta-a-las-cooperativas-y-n...

El gobierno parte de la lógica de que las ganancias de las cooperativas  se reparten de manera equitativa entre sus miembros, mientras que en los pequeños negocios privados, la mayor parte de  las ganancias que crean los empleados contratados  va a parar al bolsillo de los propietarios.  Esa es, según Murillo, la plusvalía del capitalismo, y de ninguna manera hay la intención de estimularla.

Imagen de Anónimo

Bueno si ya saben que un negocio es para producir ganancias. Como se le explica ahora a esa masa que crecio oyendo el cuento de que aquel era un pais pauperrimo antes del 59 y que solo los ricos podian comer carne, pescado, pollo bacalao, chorizos, tocino, tasajo, quesos, etc, vestir y calzar decentemente, comprar clavos bisagras, pinturas y ese sinfin de cosas necesarias para la vida; la existencia de las miles de bodegas, carnicerias, ferreterias y ese sifin de negocios de todo tipo repartidas entre ciudades, pueblos y bateyes, si  habia tan poco poder adquisitivo?. O es que acaso no eramos tan pobres?. O sera que nuestros comerciantes eran mas bobos que el promedio mundial?. Sabran explicar que el dinero con que se compraba, era el mismo para el campesino, el obrero, el comerciante y el profesional y que era generado dentro del pais con el trabajo de todos?. Que no eramos sanguijuelas pegadas a ningun otro pais, ni viviamos de remesas de familiares en el exterior?.

Imagen de Anónimo

No hay que darle tantas vueltas a este asunto, esto es cuestion de "matematicas y logica de analfabetos": SI  NO SUDASTE PARA LOGRAR ALGO, NO CUIDAS ESE "ALGO"; SI TUS  GANANCIAS/SUELDO  NO ESTAN RELACIONADOS A LA PRODUCTIVIDAD DE UNA EMPRESA, NO TE IMPORTA CUANTO MAS O MENOS GANE O PIERDA LA EMPRESA. Es por eso que, en la mayoria de los paises del Mundo, todas las organizaciones/empresas/instituciones manejadas y financiadas por el gobierno tienen PERDIDAS. "No son de nadie" por lo tanto, a nadie le importa; no le pagan a sus directivos por la producitividad de la misma, asi que poco le importa si produce o no porque cuando no da....pide mas presupuesto al gobierno y ya esta!

Imagen de Anónimo

La culpa la tienen los esquimales, han provocado el calentamiento global, matando focas, y es por eso que no tenemos el vasito de leche