Opinión

Las fotos de Fidel

La publicación de esas fotos bastante repelentes de Fidel Castro tiene más que ver con Venezuela y el mundo bolivariano que con Cuba.

Los dos retratos de Fidel Castro publicados en paralelo en la prensa internacional, uno triunfal del año 1959 y otro patético de esta semana, son un reflejo elocuente del trágico naufragio de la propia Cuba en esos 55 años de revolución que separan las dos imágenes. El guerrillero espigado y de expresión altiva que llega a La Habana el 8 de enero de 1959, después de derribar la dictadura de Fulgencio Batista, se ha convertido en un anciano decrépito, con la mirada perdida, indiferente ante los resultados calamitosos de su gestión.

Hay seres humanos que envejecen mal —es el caso de Fidel, desde que los médicos cubanos equivocaron el diagnóstico de su enfermedad en 2006— y otros, la mayoría, que suscitan ternura y respeto. No dudo de que, a sus 87 años, el dictador jubilado reciba todo el afecto de su familia, de su entorno y quizás de miles de cubanos que se beneficiaron en algún momento de la revolución. Pese a las barbaries que cometen contra sus propios pueblos, los tiranos congregan multitudes llorosas cuando mueren. Hay los que sollozan para quedar bien con el sucesor. Y los que no han conocido otra cosa y se sienten huérfanos ante la desaparición de un padre autoritario. Así pasó con los entierros de Iosif Stalin y del norcoreano Kim Jong-il, y es probable que se repita el fenómeno cuando muera Fidel.

Sin embargo, las redes sociales están cambiando los comportamientos al permitir que los anticastristas del exilio, además de unos pocos del interior, expresen públicamente su rechazo a la figura del Líder Máximo. La publicación de las últimas fotos de Fidel —no se le había visto en un acto público desde abril pasado— ha desatado en el ciberespacio una ola de improperios y de maldiciones, que alternan entre el odio y el desánimo ante la confirmación de que el dinosaurio sigue ahí.

"Una ruina", "un guiñapo", "un ser despreciable" que ha "destruido el país y tantas familias", escriben los menos agresivos. Algunos se alegran de verlo "en pleno desuso de sus facultades físicas y mentales", y otros expresan el deseo de que viva "un poco más" para responder por sus crímenes ante la justicia.

¿Qué busca el régimen con la publicación de esas fotos bastante repelentes, tomadas en la galería de Alexis Leyva "Kcho", un pintor cortesano y, por ello, muy exitoso? Esas imágenes no parecen destinadas a galvanizar el entusiasmo del pueblo cubano hacia sus dirigentes, ya que la prensa de la Isla no les ha dado mucha cobertura. Tampoco se trata de agitar un trapo rojo ante las narices del enemigo, toda vez que este tipo de propaganda solo provoca mofa en el exilio.

Se me ocurre otra hipótesis, que tiene más que ver con Venezuela y el mundo bolivariano que con la propia Cuba. Desde la muerte de Hugo Chávez y la derrota de la candidata de izquierda a la presidencia de Honduras, el socialismo del siglo XXI está de capa caída. A pesar de su aspecto lamentable, Fidel sigue teniendo mucho tirón en esos sectores y, también, en los antiguos países no alineados. No está de más recordar que, si Raúl Castro fue recibido con todos los honores en África del Sur para el funeral de Nelson Mandela, no fue por su cargo de presidente de la Isla, sino porque su hermano mandó en los años 70 a decenas de miles de cubanos a combatir contra el ejército del apartheid.

Había que sacar a pasear al santo antes de la llegada de los invitados a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), que se celebrará en La Habana a finales de este mes. Como era de esperarse, el primero en aplaudir la reaparición pública de Fidel ha sido el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, un hombre formado políticamente en Cuba y totalmente entregado a la causa castrista. A pesar de la enorme carga económica que representa la Isla para Caracas, el sucesor de Chávez ha insistido en la necesidad de "profundizar" las relaciones entre los dos aliados, lo que significa concretamente aumentar aún más las inversiones venezolanas en Cuba, a cambio de miles de "técnicos", cuya utilidad no ha sido demostrada.

"Ha llegado el tiempo de la hermandad, de la unión, más nunca podemos separarnos, más nunca, y que chillen los que tienen que chillar". Con esas palabras, dedicadas a la oposición y, también, al sector nacionalista de su propio partido, Maduro ha entregado la primera potencia petrolera de América Latina a una pequeña isla en bancarrota. Y lo hace por Fidel, su mentor, que sigue siendo el arma ideológica más poderosa del régimen cubano para convertir a Venezuela en una colonia a su servicio.

Fidel Castro: lo que queda

El dictador asistió a la apertura del estudio de arte de Kcho en el barrio habanero de Romerillo.

Comentarios [ 64 ]

Imagen de Anónimo

Pepitodamus:

Y quien fué fidel en minuscula?

Un HP que dicto su ley en la isla de Cuba hasta su muerte el jueves 13 de marzo del año 2014. Este dictador de izquierda  convirtio el pais del tercero mas prospero de las Americas al  mas pobre del mundo por detras de Haiti. Toda su descendencia y el sequito de generales que arruinaron el pais fueron juzgados por crimenes contra la humanidad y por haber saqueado todas las riquezas del pais. Actualmente todos cumplen largas penas de prision sin posibilidad de liberacion condicional. El hermano Raul se suicido y quemaron su cadaver recordando el Modus operandi de la muerte del idolo de ambos hermanos castro, Adolph Hitler.

Imagen de Anónimo

Alguien puede pensar, viendo estas fotos, que FC tiene algo que ver con el gobierno?

Ya se filtraron informaciones acerca de sus comentarios poco coherentes, además de su mal estado físico. Hasta han hecho comentarios sobre que la peste que tenía!

Imagen de Anónimo

Un gusto siempre leerlo, Bertrand. No hay duda de que FC se halla lejos de lo que antiguamente se decía 'un anciano venerable'. Más bien encaja en lo que, entre cubanos de hoy, se entiende como 'un viejo cagalitroso'. De ahí que esas fotos resulten desfavorables en cuanto a  imagen y concepto. Sin embargo, hay quienes ven en la reaparición de FC un espaldarazo al núcleo duro del castrismo más conservador. Lo cual me parece una conclusión desafortunada. Más acertada hallo la idea --que el autor lanza como hipótesis y yo no comparto del todo-- de que sacan a pasear al viejo para reafirmar la fe castrista y como factor de cohesión entre la tribu izquierdista latinoamericana. Yo me inclino por la teoría más simple, siguiendo aquello de la ‘lex parsimoniae’. Cada cierto tiempo tienen que mostrarlo en público como prueba de vida. Lo demás son  conjeturas. Nic

Imagen de Anónimo

Anónimo 12:26 am también me gustaría que el engendro diabólico viviera para que sea juzgado por todos los crímenes de lesa humanidad cometidos contra los cubanos y todos aquellos que de forma directa ó indirecta han sido afectados por la intromisión de su régimen en los diferentes países en que han participado. Lo correcto sería que todas las víctimas recibieran justicia cuando sus victimarios y verdugos sean juzgados.

Luis Vigo. 

Imagen de Anónimo

Dicen que los amos y los perros terminan pareciendose.   Cuba esta igual que el amo . . .  CAYENDOSE.

Imagen de Anónimo

Insisto en que se mantenga con vida con la esperanza de sentarle en un banquillo y juzgarle por el Holocausto Cubano.

Si mal no recuerdo fue un francés quién inventó una técnica de investigación policial a partir de las diferentes expresiones del rostro humano; que por cierto, se dice que son numerosas; en ellas se reflejan las acciones que realizan las personas, si son malos, buenos, si han mentido, si están alegres y un lago etc de cualidades.

Generalmente cuando las personas se convierten en ancianos y son buenas personas, sus rostros emanan traquilidad, paz, armonía, seguridad, sabiduría, elegancia en sus días finales, etc....

¿Que nos denota el rostro de este anciano Dictador de Dictadores?

Es el rostro de la maldad, del rencor, del odio, de los diablillos que le mortifican y no le dejan dormir; es la cara del psicópata enfermo, frustrado; ...... ¿Alguien lo puede negar?

Sufre mirando desde su atalaya de mierda de la zona cero; todo lo que ve a su alrededor es destrucción y caos, parecido al infierno que le recibirá cuando deje de existir, porque ese, si el cielo existe, irá al peor circulo del infierno. Pedro Perez Arteaga

Imagen de Anónimo

Asco!!!!

Imagen de Anónimo

Anónimo 6:02 pm estoy total y completamente de acuerdo con Ud. Ha descrito en pocas palabras exactamente lo mismo que yo siento. En vez de la compasión que deberíamos sentir por la ancianidad que tiene este señor, lo que uno siente es desprecio, asco, odio y todo lo malo que puede uno sentir por un ser tan malvado y despreciable como él y todo lo que representa. 

Imagen de Anónimo

 Anónimo - 13 Ene 2014 - 7:57 pm yo soy el ultimo  en la cola para mearme encima del cagandante, en la cola para cagarse encima voy detras tuyo

Imagen de Anónimo

 Vivo seria mejor para que sufra mas,pero muerto me gusta mas.