Política

Raúl Castro en el 2014

Pese a su discurso, está convencido de que el marxismo y su secuela colectivista han fracasado. Pero el estalinismo le es muy útil para gobernar, y no aceptará reformas políticas.

Raúl Castro ha iniciado el 2014 con otro discurso lamentable. ¿Por qué el general repite una sarta de tonterías ideológicas en las que ya nadie cree, ni siquiera él mismo? No es fácil saberlo. Raúl, aparentemente, permanece sujeto a la autoridad intelectual y moral de su hermano, pero, a estas alturas, él, la nomenclatura, y casi todo el país, dan por sentado que el Comandante es el principal causante de la catástrofe económica que padecen los cubanos.

¿Cómo lo sabemos? Basta ver y escuchar pacientemente la charla que Juan Triana Cordoví, profesor de economía de la Universidad de la Habana, le da a la plana mayor de la policía política con el objeto de defender y explicar las reformas de Raúl Castro. Se trata de una persona del régimen aleccionando a sus compañeros con total autoridad.

Pese a su discurso, Raúl está convencido de que el marxismo y su secuela colectivista han fracasado. Acepta que el igualitarismo es contraproducente, y admite, además, que el régimen se dedicó durante décadas a imponer prohibiciones absurdas que han convertido la vida de los cubanos en un infierno. 

Naturalmente, nada de esto quiere decir que va a aceptar reformas políticas. El marxismo podrá ser un disparate, pero el estalinismo le es muy útil para gobernar.

Intentará, eso sí, corregir los desastres económicos producidos por su hermano porque cree que de ello depende la supervivencia del régimen. ¿Cómo? Primero, ha eliminado algunas prohibiciones innecesarias.  La dictadura puede admitir la tenencia de teléfonos móviles, la compraventa de casas y autos, la salida y regreso de los disidentes o a la contratación privada en el exterior de algunos atletas. Nada de eso pone en peligro al Gobierno y alegra a las masas.

También se propone crear un tenue espacio económico lateral —el cuentapropismo, esa ridícula palabreja— para que la sociedad civil desarrolle pequeñas empresas privadas, casi todas de servicio, que le den trabajo a más de millón y medio de personas que abandonarían paulatinamente las abultadas nóminas del Estado, producirían algunos alimentos y aliviarían la miserable vida de los cubanos.

Pero eso no es lo importante. La esencia de la reforma es otra: el Estado, dirigido por militares, se reservará el control y disfrute de unas 2.500 empresas medianas y grandes que forman el corazón del aparato productivo del país. Esa es la parte del león.

Es en este espacio económico, dicen los raulistas pomposamente, donde se juega el destino de la revolución. Raúl ha invertido el principio de subsidiaridad: la sociedad civil se ocupará de todo aquello que el Estado no pueda abarcar.

Un perfecto disparate. ¿Cómo van a lograr hacer eficientes las empresas estatales al punto de que generen beneficios permanentemente? La fantasía más recurrente de Raúl, un militar convencido de la utilidad de los refuerzos negativos, consiste en suponer que, mediante controles, auditorías, castigos y amenazas, todo ello supervisado por su hijo Alejandro, duro coronel de los servicios de inteligencia, conseguirá el milagro.  

Tonterías. ¿Cuánto tardarán Raúl Castro y los raulistas en comprender que el Estado es un pésimo gestor de todas las empresas, las pequeñas y las grandes? ¿Cuándo entenderán que los objetivos y modus operandi de las empresas realmente eficientes son totalmente diferentes a los de los estados?

¿Por qué cree Raúl que todas las empresas públicas, en todas las latitudes, suelen acabar siendo focos de corrupción, con plantillas sobredimensionadas, atrasadas tecnológicamente e improductivas? ¿Cuándo admitirán que el sistema comunista no es reformable, como confirmó Gorbachov en los años noventa? ¿O todo lo que desean es morirse mandando y los que vengan detrás que desmonten el error y el horror? ¿Es terquedad, cobardía, convicción, irresponsabilidad o todo eso junto?

Elija usted, perplejo lector. 

Lección de economía para segurosos

Ver vídeo

Publicado por Yusnaby Pérez.

Comentarios [ 37 ]

Imagen de AdelaCuba

Ha, ha, Brando; realmente me parece que es algo como una lenta circulación de la sangre en las arterias, que afecta el celebro. No soy medico, pido disculpas Puedo estar totalmente equivocada. Ahora, me encantaron tus definiciones y si me lo permites las voy a utilizar en el futuro.

 

Imagen de Anónimo

mira tu sabras mucho de economia pero la economia de cuba no la lebantan mas nunca con ese mismo sistema, ahora se estan chupando a venezuela, despues haver que hacen.

Imagen de Anónimo

En Cuba continúa la abundancia... de palabras en los discursos de Raúl, aunque no tantas como las enfermizas peroratas de cuatro horas de Fidel; mientras tanto el pueblo sólo sabe de la miseria instituída por un sistema comunista que no ha trabajado en 55 años, y, a estas alturas, les prometen mas de lo mismo!

Imagen de Anónimo

El dictador Raul Castro expreso:

“Se perciben intentos de introducir sutilmente plataformas de pensamiento neoliberal y capitalismo... favoreciendo el individualismo, el egoísmo y el mercantilismo”...

Como es posible decir eso cuando ellos mismos son los seres mas egoistas y miserables de la tierra que lo unico que les importa es mantenerse en el poder a toda costa.

Vaya AMORALIDAD la de este caudillo infame !!!

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2014/01/04/1648264/en-nuestra-opinion-miedo-a-la.html#storylink=cpy

Imagen de Brandon

 Ni Humberto Pérez, ni Raúl Castro teienen razón alguna. Cualquier intento de planificar el consumo y la producción es un contrasentido. No hay manera de saber lo qué se quiere por deseo odiferenciarlo de una necesidad. Y además, quién va a determinar lo que yo necesito? Un funcionario? El socialismo es una Utopía. por la sencilla razón de que los seres humanos son diferentes en talento, habilidades, capacidad de trabajo, esfuerzo, iniciativa y miles de cosas más.

Las restricciones del castrismo pueden parecer estúpidas, pero no lo son. No son más que el ejercicio de un poder y una herramienta más de control. ¿Por qué creen que el castrismo ha durado 55 años? Si ahora aflojan un poco es porque están frente a la peor de las crisis que han tenido que enfrentar: la de que ya nada queda por hacer. Además tienen miedo a que estalle una revuelta popular y la última alternativa es entretener a la gente con los carritos y el viajes al extranjero. 

¿Adela, qué es la clorosis? ¿Exceso de cloro en la sangre? ¿O sea que cuando envejecemos producimos más cloro? si fuera tan amable y me lo aclara.

Imagen de Anónimo

este tipo no sabe lo que habla o habla lo que no sabe.hay que ver conque seriedad los segurosos lo escuchan.este sabe que en rusia pasa lo de cuba.educan la gente y despues no hay trabajo.lo triste que todo el mundo se caya lo que hizo el loco de f.c.no quieren hablar de las barbaridadesxque hizo,los cubanos lo hicieron un dios y es un cometrapo igual que se hermano,a fuerzas de falsedades se aduenaron del poder,pensar que hubo una guerra atomica por este estupido barbudo digo casi.un loco  gansteril,todos estos economistas no dicen claro lo que hizo el burro,ynahora  la china con esa voz de gallo castrado trata de seguir en el poder como sea.verguenza que le van a dar unios juguetes a unos ninos el ministerio del interior se lo quito a las damas de blanco pa que pa darselo a los hijos delos segurosos.robo antes y la tradicion continua.

Imagen de Anónimo

Recuerdo una vez un cuento donde está Castro I en una tribuna diciendo. Y este año vamos a producir pero tanto, pero tanto arroz, que la loma llegara al cielo donde esta Dios. Castro II que estaba al lado le pregunta, Fidel, y tu crees en Dios, y este le responde, y tu crees en la loma de arroz. Ellos no entiende de economia, ni de desarrollo, ni de nada, lo de ellos es mandar, mandar, a p.... limpia. Cuba para ellos es como un peloton de ciclismo, mientras va compacto, lo permiten, cuando alguien pretende escaparse, lo atrapan. Y es mucha verdad, van a ser lo imposible para mantenerse mandando, cuando mueran, que lo arregle el que venga atras. Ellos jamas permitiran ver los toros desde las barreras, y mucho menos que lo vayan a juzgar como han hecho con otros que conocemos.

Imagen de Anónimo

Bueno, es refrescante que estas cosas que todo el mundo sabe sean admitidas por el alto gobierno. Lo simpatico del video es que los segurosos todos tienen caras hieraticas. A ninguno se lo ocurriria mover ni la ceja o mostrar su asentimiento con estas perogruyadas pues estan temerosos de que alquien los este escrutando para despues pasarles la cuenta.  De todos modos alegra que  los cubanos reciban un poco de aire fresco, tengan la opcion de comer en casi 400 restaurantes y puedan viajar al exterior. Al parecer pronto se aprobara la ley de la inversion extranjera donde habra que darle garantias a los inversionistas de que no habra marcha atras como ocurrio en los 90 donde muchos perdieron su inversion cuando el chulo de barrio de Fidel Castro con la ayuda de su cumbila venezolano,  hugo chavez echaron por tierra el proceso ascendente de la economia cubana.

Imagen de Anónimo

Este tipo que le da el "teque" a los esbirros es el nuevo PAPAGAYO DE TURNO. Este tipo, manipulador por excelencia, ha vuelto a organizar "la historia" y la vende en una nueva versión; "La Caperucita Roja y el Lobo malo", .... que asco me da todo esto; ... si alguien no puede ir al baño, solo escuchar a este tipejo unos minutos le hará defecar cómodamente.

Este PAPAGAYO hace el CUENTO DEL MEGADESASTRE como si fuera la cosa más normal del mundo; !Manda cojones, lo que hay que aguantar; ...!!!!! De allí se van los sicarios y esbirros CON LA CONCIENCIA MÁS TRANQUILA, convencidos de "que van por el camino correcto", pero sobretodo si siguen teniendo a mano todas las prebendas en comida, ropa, transporte y privilegios que tiene este sector represor.

Por mucho que pongan "curitas al enfermo" este desastre es imparable, y ellos lo saben, y están siendo capaces de hacer una metamorfosis hacia un Capitalismo Salvaje de Estado; una especie de "salvese quien pueda"; están pasando del comunismo marxista más rancio y apestoso, a un Capitalismo de Estado Salvaje, redicalizado cada vez más en MAFIA,  y dandole por culo a los de siempre, al pueblo estúpido que sobrevive agarrado a lo mínimo.

Asco de país, asco de Dictadores, asco de lo que les siguen. Pedro Perez Arteaga

Imagen de Anónimo

Maravilloso articulo. Lo triste del caso es que se van a morir algun dia los dos sin aceptar que acabaron con Cuba; eso SÍ !!!!