Obituario

Muere monseñor Carlos Manuel de Céspedes, vicario de La Habana

Calificó de 'completamente normal' la relación entre la Iglesia y el régimen. Sostuvo que el país se encaminaba a 'un socialismo más participativo y democrático'.

Monseñor Carlos Manuel de Céspedes García-Menocal, vicario general de La Habana, murió este viernes por la mañana, informa la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) en un breve comunicado. Tenía 77 años.

"Con profunda pena damos la noticia del fallecimiento, alrededor de las 11:30 am de este día, de Mons. Carlos Manuel de Céspedes, por tantas razones querido y respetado, de probado amor a la Iglesia y a Cuba", dijo la COCC.

Añadió que mañana sábado, a las 8:00 a.m., se realizará una misa en la Iglesia de San Agustín, de la cual era párroco. El entierro será una hora después.

Nacido en La Habana en 1936, De Céspedes era descendiente, tanto por la línea paterna como por la materna, de familias aristocráticas instaladas en la Isla desde la época de la colonia española, y tataranieto de Carlos Manuel de Céspedes, iniciador de las luchas de independencia de Cuba contra España.

Estudió en el Colegio Champagnat de los Hermanos Maristas, en la Víbora, y luego inició la carrera de Derecho en la Universidad de La Habana, pero no la concluyó. Se graduó de Teología en Roma, en la Pontificia Universidad Gregoriana, en 1963.

En 1961 había sido ordenado sacerdote en esa ciudad por el cardenal Antonio Samoré.

Regresó a Cuba en 1963. Para entonces sus familiares habían abandonado la Isla por desacuerdos con el régimen instaurado por los Castro, que había expulsado a más de un centenar de sacerdotes católicos.

Entre ese año y 1966 fue vicerrector del Seminario El Buen Pastor y luego rector del Seminario San Carlos y San Ambrosio. Entre 1970 y 1991 fue director del Secretariado de la Conferencia de Obispos Católicos. De ese año a 1995, canciller del Arzobispado de La Habana y luego vicario general de La Habana y episcopal de Marianao.

Publicó ensayos, artículos y poemas en Cuba y otros países, participó en cursos de verano en la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Salamanca y en eventos académicos en naciones de América Latina, Europa y en Estados Unidos.

Fue además consultor del Pontificio Consejo para la Cultura del Vaticano desde 1984 hasta 2009.

En 2008 el Gobierno de España le otorgó la Orden Isabel la Católica.

En noviembre pasado, Monseñor Carlos Manuel de Céspedes dictó una conferencia en el Centro Cultural Padre Félix Varela en la que opinó que los "actuales cambios" de Raúl Castro parecen conducir a "un socialismo más participativo y democrático".

"Quienes me conocen bien, saben que el último camino, el del neoliberalismo, no es el que yo deseo para la Casa Cuba, sino más bien, el primero, el de un socialismo más participativo y democrático, al que parece nos desean conducir los actuales cambios en lento proceso de realización", señaló, según la revista católica Espacio Laical.

En 2011, De Céspedes había dicho en la televisión estatal de la Isla que la responsabilidad de los enfrentamientos entre la Iglesia y el régimen, en los años sesenta, era "compartida".

"Cuba no fue una excepción entre los gobiernos marxistas. En todos los países que fueron marxistas, desde el punto de vista ortodoxo, hubo conflictos con las iglesias", católicas y no católicas, opinó.

En esa intervención, calificó de "completamente normal" la relación entre la Iglesia Católica y el Gobierno cubano. "Mejor que en muchos" países, dijo.

Comentarios [ 72 ]

Imagen de Anónimo

Es una lastima ya que fue un hombre tan culto pero le faltaba valentia ante los atropellos que veia a diario.  Nunca se sumo a la trayectoria de Juan Pablo II que defendia los derechos humanos que toda persona posee.  En vez, se unio a la escuela del cardenal habanero que pretende perdonar sin corregir las violaciones humanas que ocurren en la isla-carcel dia a dia.

 

 

Imagen de Anónimo

PARA Anónimo - 5 Ene 2014 - 1:22 am.

O sea, que al final tendremos todos que perdonar a Fidel Castro y a todo la pandilla que ha sometido a la Isla durante más de medio siglo en una tiranía, sencillamente "porque no se spuede vivir en el odio".

Me imagino que usted también tendrá el valor de decirles esto en la cara de los familiares de los presos políticos, los fusilados, los miles de muertos en el Estrecho de la Florida. ¡Lo que hay que leer aquí!!!!!___Amadeus

Imagen de Anónimo

Cuidado, Anónimo - 5 Ene 2014 - 12:14 am. 

Todo es rencor te va dar infarto. Que patetico vivir del odio.

Imagen de Anónimo

E.P.D. el Sicario de La Habana!!! El Traidor a Dios, El Traidor a los Catolicos, el Traidor al Pueblo, indefenso de Cuba, a Las Damas de Blanco, a la Disidencia, a los que aguantan Golpes, de las Brigadas de Respuesta Rapida, del G-2, Mil veces Traidor y Traidores quienes como Yeguas lo Defienden, que se pudra en el Infierno, como sus aguantapatas y seguidores!!!!

Imagen de Anónimo

Con profunda alegria, recibimos la Noticia de la Muerte, de este Traidor a Dios, y a los Catolicos de Buena Voluntad, Que se Incenere en el Infierno!!!

Imagen de Anónimo

Gusano, o no Gusano, epiteto, que mas le cabe a los Comunistas, que a nosotros, pues viven de los Desperdicios y las Donaciones, que el $Exilio puede hacer, a sus Familiares o Amistades, en la Isla Hambrienta y desposeida!!!!

.No es que no nos gustara Monsenor, Carlos Manuel de Cespedes, sino que Odiamos a los Traidores, desde Mosnsenor de Cespedes, hasta el Traidor Mayor, Fidel Castro!!!

Imagen de Anónimo

Quiero aclarar mi punto de vista sobre Monseñor Carlos Manuel de Céspedes, existe un intenso debate, fundamentalmente, entre cubanos de determinado nivel intelectual sobre el futuro de Cuba, donde el finado monseñor ha participado intensamente incluso proponiendo un modelo para Cuba que lo denominó la Casa Cuba, en mi caso yo propongo para Cuba la democracia multipartidista, que a mi modo ver es muy diferente a su propuesta e incluso el monseñor no es un simple mortal porque bajo su manto se cobija Espacio Laical que tienen como propuesta conjuntamente con otros intelectuales  la creación  de una OPOSICIÓN LEAL AL CASTRISMO dejando fuera a la inmensa mayoría que está constituida por una oposición real. Esos son sus criterios que son políticos, no tengo nada contra su condición de pastor de la iglesia de Cuba, ni su ejecutoria como sacerdote y vicario de la Habana, en otras ocasiones he dicho que la democratización de Cuba está por encima de todo, del castrismo, de la iglesia, de nosotros mismo y ahora agrego que está por encima de Monseñor Carlos Manuel de Céspedes que en paz descanse COMENTARIO de Esopo

Imagen de Anónimo

Ay, ya a la gusanera no les gusta ni los curas, ni el mismísimo Papa. Se van a tener que meter a musulmanes

Imagen de Anónimo

Ay, Anónimo - 4 Ene 2014 - 9:16 pm.: 

Veo que es imposible comunicarse de una manera civilizada por esta forma. Asi que me voy para que puedan hablar todo lo mal que quieren sobre este hombre de quien muchos, muchos, muchos, tienen mucho bueno decir. Y tienes razon que probablemente no van a decir mucho sobre ti cuando mueres como no eres nadie y no haz hecho mucho en este vida como para que mas gente te recuerde. Que en paz descanse el Monseñor, ahora que no le toca vivir con las malas lenguas a su espalda. Y para contestarte, tengo buen imagen de los Cubanos pero tambien tienen sus defectos y como en esta pagina han decido usarla para hablar de los defectos, tambien lo hago yo. Me voy. Rezare para que el Monseñor descanse en paz, y tambien rezare para gente como tu quienes viven con tanta amargura. Que Dios les bendiga. Adios.

Imagen de Anónimo

Anónimo 8:35, al parecer, tu deseo de defender a Céspedes te da ideas confusas.

En primer lugar, no soy una figura pública como Céspedes, así que solo podrán hablar de mí los que me hayan conocido personalmente, que son un puñado.

Veo, por tu razonamiento, que uno debe cuidarse de criticar por miedo luego a ser criticado. Es decir, el miedo debe hacer olvidar toda crítica. Buena policía del pensamiento estás queriendo organizar.

En segundo lugar, qué miserable idea tienes de lo que es un cubano típico. No me extraña que así sea, cuando le tienes tan poco aprecio a la verdad, y prefieres el disimulo y la hipocresía, por el miedo al qué dirán los otros.

En tercer lugar, tienes el cederista de guardia: ya descubriste que tengo algo que ocultar.

Y otra vez a meterme miedo: que debo abstenerme de criticar a Céspedes porque yo tengo un secreto que cuando se revele...

La cadena del miedo contra la verdad y la opinión que estás intentando formar es esta aproximadamente: hay que hablar de lo mejor de Céspedes y no de lo malo, así como Céspedes habló de lo mejor del Che y no de lo malo. Porque, no importa, cuán malévolo se haya sido, siempre hay un buen rasgo del cual agarrarse.

En cuanto a las buenas acciones del cura, ¿no se las debía a los votos que hiciera? ¿O hay que asombrarse de su misericordia? ¿Ahora Céspedes fue la Madre Teresa?