Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Última actualización: 18:12 CET
Sociedad

Violencia Cero: La respuesta está en La Lisa

Afirmar que en La Lisa reside la cura para la violencia pudiera parecer un contrasentido. El barrio es uno de los más violentos de La Habana. Allí casi siempre la brutalidad zanja las diferencias. La intimidación capitanea los hogares, donde el famoso refrán "entre marido y mujer nadie se debe meter" parece dar carta blanca a los hombres para maltratar a sus esposas.

Un proyecto independiente, sin embargo, toma forma desde hace meses en el caserío que puebla los bajos del puente de La Lisa. Se nombra Violencia Cero. Coordinado por mujeres, cuenta con un programa llamado Hogar de Violencia Cero, que censa las familias comprometidas a ser paradigmas de la no violencia. Una tarea difícil en la misma boca del lobo.

"Les entregamos afiches de la 'no violencia' para que ellos los pongan en un lugar visible del hogar. Nos firman una planilla con el nombre, el apellido, la dirección, el número del carné, y firman los integrantes de la familia que estén dispuestos a luchar en su comunidad contra la violencia. Esto es para tener una constancia de la cantidad de viviendas a favor de la iniciativa. Es como un censo", explicó Eroiris González Suárez, coordinadora en La Habana de la Plataforma Femenina del proyecto Nuevo País.

"Además contamos con la Línea de Ayuda Violencia Cero, un programa para la recepción de denuncias de casos de violencia en todo el país. Dicha línea de ayuda ofrece también información de ayuda a las víctimas y a los interesados en conocer cómo defenderse y enfrentarse pacíficamente a los actos o a situaciones de violencia. En estos momentos contamos con dos líneas fijas y siete móviles", agregó González.

A pesar de la juventud del proyecto, lanzado en marzo pasado, ya la Plataforma Femenina cuenta con coordinadoras en varios municipios de la capital y en provincias como Mayabeque, Villa Clara, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Pinar del Río. La meta, según sus responsables, es contar con coordinadoras en toda la Isla, de manera que los folletos sobre la violencia, los debates y la recepción de las denuncias puedan alcanzar a un número mayor de cubanos.

"Queremos empoderar a los ciudadanos con conocimientos para que sepan reaccionar ante cualquier situación y también para que se nieguen a emplear la violencia", dijo desde Batabanó, Mayabeque, Gloria Llopis, otra de las coordinadoras de Violencia Cero.

Plataforma Femenina vs Federación de Mujeres Cubanas

Para Llopis, los cubanos están "indefensos" ante el aumento alarmante de la violencia "física, verbal, económica y de género", mientras el Gobierno se niega a reconocer el problema.

Las autoridades "creen que con la represión resuelven el problema", se quejó Llopis. "La violencia que existe en Cuba hay que ventilarla" en los medios de comunicación para poder hacer algo al respecto, consideró la activista.

En teoría, la Plataforma Femenina Nuevo País no está sola en la lucha para combatir la violencia; al menos la de género. La Federación de Mujeres Cubanas (FMC), controlada por el Gobierno, que afirma reunir a la mayoría de las mujeres mayores de 14 años, dice disponer de 173 casas de orientación a la mujer y la familia en todo el país, desde las cuales ofrece apoyo a las víctimas de maltrato.

Según un reporte publicado por el diario oficial Granma el 1 de noviembre, esas casas brindaron en 2012 "orientación individual y servicio de consejería" a 40.710 personas (28.261 mujeres y 8.293 hombres), de ellas 2.480 acudieron por casos de violencia, una cifra ínfima.

A juicio de los responsables de Violencia Cero, las cubanas no confían en el trabajo de estas casas de la FMC. Señalan que, además, el Gobierno no hace "la debida publicidad" de estas opciones.

"La FMC se ha convertido en una organización para cobrar, para reprimir, para investigar. Es una vigilancia, vamos a llamarle, de género", opinó Manuel Cuesta Morúa, coordinador del proyecto Nuevo País.

Como parte de Violencia Cero, la Plataforma Femenina organiza talleres con mujeres sobre el tema de la violencia de género, y les proporcionan "instrumentos", información impresa sobre cómo actuar ante una agresión doméstica.

"La primera pregunta que se le hace a estas mujeres es: 'bueno, ¿la FMC le dice algo de esto a ustedes?' Y la primera respuesta es: 'no, la FMC no tiene nada que ver con esto, nunca nos han dicho nada'. La única labor que ellas reconocen de estas casas de la FMC es la labor que tiene que ver con la maternidad", indicó Cuesta Morúa.

Las organizaciones como la FMC no tienen "una tarea civil", consideró el coordinador de Nuevo País. Son "organizaciones con una tarea política, y eso distorsiona la labor de cualquiera. Incluso nosotros mismos debemos definir si vamos a adoptar una labor civil o una política, justamente para no malograr la eficacia de lo que estamos pretendiendo hacer".

'No estamos para ese brete'

Según las cifras oficiales, casi el 42 por ciento de los integrantes del Consejo de Estado son mujeres y dos son vicepresidentas. La Asamblea Nacional del Poder Popular cuenta con casi un 49 por ciento de participación femenina, y de las 15 provincias del país, 10 están gobernadas por mujeres.

Pero semejante nómina de poder femenino no ha impedido que la violencia de género vaya en aumento. Ni siquiera ha logrado que se dicte una ley específica contra dicha forma de violencia.

A juicio de Cuesta Morúa, la razón por la cual las mujeres cubren esos puestos es que "el verdadero poder machista que gobierna la Isla les otorgó el espacio", no porque la sociedad lo haya impulsado.

"El Gobierno necesitaba esa cuota para decirle al mundo que en Cuba mandaban mujeres. Pero el discurso, las palabras, el mensaje, son de los machos que bajaron de la Sierra Maestra en 1959", opinó el disidente.

Gloria Llopis llamó la atención sobre el desamparo en el cual quedan muchas mujeres ante la falta de sensibilidad de los agentes de la ley en casos de violencia de género.

Indicó que no pocas de las que deciden denunciar agresiones domésticas terminan con una multa o ni siquiera son escuchadas. "El policía que las atiende simplemente les dice 'aquí no estamos para ese brete'".

La coordinadora destacó además la "violencia económica" que afecta principalmente a las mujeres y sus hijos.

"Hay mucha pobreza, muchas familias no tienen para comprar comida (…) y hay casos de hombres que cogen del dinero para beber y olvidar sus problemas. Le niegan ese poquito de dinero que consiguen al hogar", ejemplificó. Otras, sin respaldo familiar, quedan en una situación precaria y con sus posibilidades de empleo limitadas al ser abandonadas por sus parejas con sus hijos pequeños.

El Informe Naranja

A finales de noviembre la Plataforma Femenina Nuevo País tiene previsto presentar un "Informe Naranja" sobre la violencia, en el que incluirá denuncias que ha recogido en las diversas zonas del país donde ya actúa.

El color naranja se utiliza en campañas internacionales contra la violencia de género.

"El Gobierno cree que su imagen pierde al hablar de casos de violencia, porque se sabría la verdad sobre lo que ocurre en Cuba en la actualidad", dijo Llopis, a quien la Seguridad del Estado incluso ha "sitiado" su casa para impedirle salir y asistir a conferencias y otras actividades sobre el tema.

También quedaría expuesta la violencia que ejerce el Estado contra disidentes y ciudadanos en general, indicó la activista. Pero, a juicio de Violencia Cero, esa es la vía.

"El cubano necesita un gran cambio de mentalidad, no hay conciencia de lo que significa el problema de la violencia. El Gobierno se ha encargado de mantener al cubano con una venda en los ojos. Eso tiene que cambiar", afirmó Llopis.

 


La periodista Mirta Fernández colaboró en este reportaje.

9 comentarios

Imagen de Teresa Dovalpage

Muy buen artículo, es un problema del que se habla poco en Cuba, siempre lavando la ropa sucia en casa. La violencia de género y contra los menores es desgraciadamente común. Una vez, cuando estaba en la escuela primaria (y ya hace años de eso...) una compañerita me dijo: "Tienes que aprender a fajarte, porque si tu marido te da golpes, es mejor que sepas defenderte." ¿Qué vería aquella criatura en su casa? hace más de cuarenta años y no se me ha olvidado...

Imagen de Anónimo

Creo que es una buena labor lo que hacen esas mujeres. Deberia incluir el articulo si las mujeres hacen algo por mejorar el vocabulario.O sea, Campana por hablar bien.Se ha perdido la forma de hablar entre los ciudadanos cubanos. Para todo dicen P... o C.... y hablan alto.Si a todo el nos habla alto, le dijeramos, habla bajito y si el que nos habla nos dice malas palabras le dijeramos que no nos las digan que con eso no tiene mas razon en lo que dice; quizas empezemos a evitar la griteria, las malas palabras y las golpizas.

Imagen de Joshua Ramir

para que los pueda cambiar si se equivoca, corregir faltas etc.

Imagen de javier monzon velazques

ME GUSTARIA SABER POR QUE A TODOS MIS COMENTARIOS LES PONEN EL LETRERITO DE "EDITAR"

Imagen de javier monzon velazques

Muy laudable el fin que persigue esta organizacion en un pais lleno de vi0lencia en el hogar, y con unas brigadas de respuesta rapida del gobierno en las calles; pero aunque es apolitico, por no ser pro regimen lo consideraran disidente. "Quien no esta conmigo esta contra mi" es uno de los lemas del totalitarismo.

Imagen de Robustianoellibre

Todo lo que no este subordinado a la dictadura castrocomunista es disidencia y oposicion y algo como esta plataforma de no violencia es mas peligroso aun para el regimen pues va en contra de los golpes, los palos, las trancas, el acoso y la agresion, pilares en los que se sostiene la dictadura castrofacista desde que llego al poder en 1959.

Imagen de César Rodríguez

El gobierno no va a permitir ninguna organización que deje fuera, su control absoluto o que no esté supeditada a su mandato . Apelando que es contrarrevolucionaria destruyen cualquier organización. No les importa que sus fines sean buenos y funcione con eficiencia sino está dentro de la revolución.

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 6 Nov 2013 - 9:07 am.  Yerras. Es el propio gobierno el que los coloca en la oposicion porque al estar ellos vs la violencia ya estan en contra de un gobierno que es violento.

Imagen de Anónimo

ahora un proyecto tan bonito y bueno lo van a querer transformar en una organizacion opositora para luchar contra el gobierno y entonces el cero de la violencia se va a la mi-erda

Necesita crear una cuenta de usuario o iniciar sección para poder comentar.