Viernes, 15 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Sociedad

La falacia de las estadísticas

Estando en Francia en el 2011, un profesor que parecía conocer mi país más que una nativa, me hizo esta interesante pregunta: "¿Has conocido a alguien en Cuba que haya muerto de hambre?"

Tuve que confesar que no. Pero, ¿pueden solo las cifras expresar la vida?

Que la inmensa mayoría de los cubanos no pueda aspirar más que a mantener un cuerpo, aunque se haya apagado la maquinaria de los sueños, para muchos (que no viven aquí), no invalida la utopía socialista.

No es un secreto que los números oficiales pueden ser escondidos, alterados, sustraerse al escrutinio y a los cálculos.

Sin acceso a registros médicos, por ejemplo, cómo rastrear los estragos del Período Especial, sus secuelas de neuropatía o neuritis óptica por falta de vitaminas. Se afirma que ha ido decreciendo la estatura promedio del cubano y esto es visible en los que ingresan a la secundaria: adolescentes cada vez menos desarrollados.

Una persona que trabaja en el hospital Maternidad Obrera de la capital aseguró que nunca había visto tantos niños nacidos con peso insuficiente, también que muchas jóvenes madres están malnutridas y no son pocas adolescentes se ven impedidas a abortar por anemia, pero, ¿cómo acceder a esos datos? Si es que se registran…

Según el testimonio de una abogada en el Tribunal Popular Provincial de La Habana no se archivan los índices de violencia doméstica. Este detalle se pierde en la generalidad de "lesiones", donde si acaso se notará el auge de la criminalidad.

Como es de esperar, el racismo tampoco tiene números suficientes para ser tomado en serio.

Aquel francés (que jamás había estado en Cuba), aseguró que no tenemos contaminación. Los ríos y arroyos de La Habana, plagados de bolsas de nailon y otras inmundicias, tan negros que no reflejan el cielo, no merecen estar dentro de los datos por los que él se rige.

Nóminas que tampoco mencionan a los indigentes, los ancianos que reemplazan el descanso soñado con nuevos empleos o la paciente venta de baratijas. Niñas que ponen fecha de caducidad a su inocencia. Padres que aceleran el término del plazo.   

Cómo convencerlo de lo que está detrás de las cifras de médicos graduados. Tendría él que vivir en carne propia las deficiencias del servicio de salud, la escasez de medicinas, la endeble ética de muchos que engrosan esas deslumbrantes filas de uniformes blancos.

Cómo explicar con simples números los estragos que ha producido la "educación", desastre moral que ahora se intenta combatir con spots televisivos demasiado cándidos para la ferocidad de esas generaciones cuya premisa recuerda un eslogan comercial que se usó hace unos años: "Lo mío primero". 

En la residencia de Alamar donde se hospedaban los aspirantes a PGI (Profesor General Integral) se detectaron casos con retraso mental, trastornos de dicción y esquizofrenia. A pesar de ello, ningún joven fue descartado, y salieron de ahí como maestros de secundaria.

Pero lo peor, lo más intangible, es la incapacidad de pensar, de discernir, que se fomenta desde edades tempranas en los centros de enseñanza, donde la historia de Cuba (reinventada) está convoyada con adjetivos inalterables que los benjamines recitan como versos, mientras héroes y mártires vigilan su obediencia desde bustos y retratos. Donde consignas escritas o habladas dictan férreas directrices al pensamiento.

¿Cómo se registrarían las víctimas convencidas de ese fundamentalismo político, que no salen en misiones suicidas para imponer su fe, sino en mítines de repudio a hostigar y hasta linchar si es preciso, a los herejes?

Sería casi imposible rastrear el mal hasta el fondo. Por los muchos que emigraron, por los que perecieron por el camino, por los que eligieron el inxilio, callando y asintiendo con ojos bajos, por los que terminaron en las cárceles o en los manicomios. O por los que terminaron olvidando qué eran, encartonados en el personaje oficialista que les da sustento.      

En la rigidez de las cifras la vida queda atrapada, estancada. Especialmente el drama individual, que tendría que reproducirse hasta volverse masivo para despertar el interés de los flemáticos estadistas.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 21 ]

Imagen de Anónimo

Mucho más triste aún es el saber que Cuba , antes del 59, estaba a la cabeza de los paises de América e inclusive del Mundo..ejemplos :consumo de carne per cápita, segundo lugar en América; calorías por habitante,2682, tercer lugar en América; analfabetismo 18%,tercer lugar en América ( por estar aún arrastrando el analfabetismo imperante durante la colonia ); legislación social, primer lugar en América,incluyendo EU; salarios industriales, segundo lugar en América; salarios agrícolas, segundo lugar en América y 7 en el Mundo...y asi podemos enumerar los innumerables logros que tuvo Cuba, con sólo 57 años de Independencia y antes de la llegada del comunismo. Estos datos son tratados de ocultar por el régimen de Cuba y los muchos periodistas, escritores y algunas personas de ideas izquierdistas que quieren ignorarlos pero se encuentran en los registros de la ONU y de alli no los pueden borrar

Imagen de Anónimo

El artículo se refiere a la cuestión de los números internos, pero sería interesante también comentar como se confeccionan las estadísticas "for export", las que salen de las ONG's y organismos internacionales.En resúmen, los cooperantes ponen el número que quiere el gobierno que ponga y éstos se van a recorrer la isla, con dólares ganados muy fácilmente. Como hacen los diplomáticos y los de prensa extranjera.Algún día se deberá hablar de la complicidad de estos grupos, porque todos saben acerca de la gravedad de la situación en Cuba.

Imagen de Anónimo

Deberías mantenerte un poco más al tanto de la realidad cubana. Si leyeras las noticias que llegan de la infortunada isla podrías haberle contado al tonto útil francés sobre los muertos por hambre y frío del hospital psiquiátrico de La Habana, noticia publicada ampliamente hace relativamente poco tiempo.

Imagen de juanvaldescesar

Y qué esperan de los que SE HAN ROBADO AQUELLA NACIÓN POR MÁS DE MEDIO SIGLO, qué digan la verdad en algo, que la reconozcan....ja ja ja...por favor, a otro con esa música, si en algo son duchos los comunistas ES EN MENTIR, ASESINAR, DESTROZAR, CERCENAR, TRUNCAR, AFEAR, ENSUCIAR, EXTINGUIR, DEMOLER, ARRUINAR, HAMBREAR,FALSEAR son para decirlo en palabras, del sapientísimo Papa León XIII, <LA MORTAL PESTILENCIA>.Son el rey Mier... (¡No Midas eh...!)todo lo que tocan , lo convierten en mier... (no en oro, como Midas) excremento, copros, materia fecal, estiércol, bosta,basura...

Imagen de juanvaldescesar

"El socialismo, es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia, la prédica a la envidia. Su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria"Winston Churchill.

Imagen de Teresa Dovalpage

Muy buen artículo. Con bueyes  como el tal francés tengo que arar yo a cada rato. Es sorprendente que personas educadas, que deberían analizar críticamente los datos proporcionados por los gobiernos (lo cual hacen constantemente con los de sus propios países, y está muy bien) cierren los ojos ante los datos amañados que provienen de Cuba. ¿Ignorancia, candidez o algo peor?

Imagen de Anónimo

Hay quienes no mueren de hambre porque viven recogiendo sobras de la basura para comer; pero eso no quiere decir que vivan, mas bien, sobreviven.

Imagen de Anónimo

De acuerdo 100 % con lo planteado por anónimo 6:35 pm. Yo pudiera decirle a ese Francés con clara tendencia izquierdista, que no he visto morir a nadie de hambre en Cuba pero tampoco he visto morir a nadie de hambre en cualquier otra parte del mundo. Pero el hecho de que no lo haya visto no quiere decir que no ocurra. La mayoría de los cubanos que vivimos en el exilio procedemos de las grandes ciudades y municipios del país y desconocemos que en muchos pueblitos del interior hay una terrible pobreza, bastante similar a la de cualquier país tercermundista, esa que siempre nos muestra la propaganda del régimen. Y que mucos cubanos van a la cama a dormir con una sola comida al día. Sería muy bueno que todos esos capitalistas, que destripan del sistema en que viven, salieran de ese "infierno" capitalista que ellos consideran insoportable e inhumano, y se dieran un saltito por el mar de felicidad que ellos creen, desde muy lejos, existe en Cuba. Pero no de turistas sino a convivir junto a la mayoría de los cubanos de a pie. Estoy seguro que en menos de un mes cambiarían de idea.Luis Joel.

Imagen de Anónimo

Nunca vi morir a nadie de hambre en Cuba; pero si vi altos niveles de desnutricion y supervivencia precaria en muchos casos, durante toda la vida, quizas sea mejor morir que vivir como se vive en Cuba, y esa es la conclusion a la que llegan miles que se lanzan al mar o se van hasta en el tren de aterrizaje de un avion. Vivir en cadenas es morir en vida, viendo como la vida se va segundo a segundo sin poder lograr nada objetivo en los pocos años dados por dios. Para un frances comunista desde lejos todo luce bien; pero ese frances no abandonaria su vida en Francia para ir a Cuba a no ser a turistear, ese frances no aguantaria un mes al ritmo castrista. No vi morir a nadie de hambre; pero si vi desmayados de hambre en plena calle y en la beca donde pase unos años torturantes durante el periodo especial, neuritis periferica y aumento del alcoholismo y enfermadades cardiovasculares y el stress devido a la falta de todo lo humano para vivir en los estandares del siglo 20 o 21. Asi que ese frances que no se haga el comico ni el listo, no solo de hambre muere el hombre sino tambien de falta de libertad y tristeza.

Imagen de Anónimo

Llenarse no es estar bien alimentado; y cierto, aun viviendo en el primer mundo se puede estar mal-alimentado (por las decisiones que la gente, a manera individual, toma); pero no se puede tampoco tomar como "victoria" el hecho de que "la gente en Cuba no muera de hambre"; la mala nutricion no solo causa la muerte; si no MUCHAS ENFERMEDADES. Recuerdo en los 90's cuando mi madre, que aun estaba en Cuba, me dijo que tenia Beri-Beri. Yo ni sabia que diablos era eso...cuando busque, resulta que era deficiencia de vitamina B. Gracias a dios que yo estaba aqui y le envie las medicinas/vitaminas...porque alli ni la habia.  Estoy segura que si hubiera estado bien alimentada no hubiera necesitado suplemento de vitaminas.  Aqui afuera la gente como lo que quiere (o puede comer); alli tienen que comer LO QUE ENCUENTREN, porque incluso....hubo epocas que ni teniendo dinero se conseguian las cosas. Cuantos de nosotros no comimos por annos y annos... solo arroz y huevo, al menos para el almuerzo, y muchas veces hasta para la comida....(y hablo de personas que incluso viviamos en el campo o cerca y que teniamos acceso a viandas y carnes sembrados y criados en un patio; pero aun asi no estaban disponibles en la mesa todo el tiempo)