Viernes, 19 de Enero de 2018
22:18 CET.
Tribunales

La Fiscalía española rechaza la querella de la familia Payá contra oficiales del régimen cubano

La Fiscalía española ha rechazado la admisión a trámite de la querella presentada por la familia del disidente cubano Oswaldo Payá contra dos oficiales de la Seguridad del Estado cubana, informa Europa Press.

La Fiscalía consideró que los hechos fueron juzgados en Cuba y que el Gobierno español ha reconocido "la validez y eficacia" de la sentencia que se dictó en la Isla.

En un escrito remitido al juez Eloy Velasco, la fiscal Teresa Sandoval mencionó "la falta de jurisdicción" de los tribunales españoles para investigar la muerte de Payá, fallecido el 22 de julio de 2012, junto activista Harold Cepero, en un suceso que las autoridades cubanas describieron como accidente de tránsito provocado por imprudencias del español Ángel Carromero, quien conducía el vehículo en el que viajaban los cubanos.

Sandoval dijo que la relación de hechos que se relatan en la querella, que fue presentada por la esposa del opositor, Ofelia Acevedo Maura, y su hija, Rosa María Payá Acevedo, es "absolutamente incompatible" con el contenido de la sentencia dictada por el Tribunal Popular de Granma, que condenó a Carromero a cuatro años de cárcel por un "homicidio imprudente" en accidente de tráfico.

La familia de Payá acusó a los oficiales de delitos de lesa humanidad y responsabilidad en la muerte del disidente.

La fiscal destacó como "público y notorio" que Carromero fue trasladado a España el 29 de diciembre de 2012 para cumplir el resto de la pena impuesta por las autoridades judiciales cubanas a partir del Convenio sobre Ejecución de Sentencias Penales suscrito entre La Habana y Madrid el 23 de julio de 1998.

"Quiere decir ello que la sentencia dictada por las autoridades cubanas por un delito común ha sido objeto de reconocimiento explícito por el Gobierno español, al aceptar su traslado a España para el cumplimiento de la pena", señaló Sandoval.

De igual modo, la Fiscalía consideró que los hechos denunciados no constituyen delitos de lesa humanidad que puedan ser investigados por la Audiencia Nacional porque la sentencia cubana es firme y ha sido "recíprocamente reconocida por ambos Estados", lo que deja "totalmente desdibujada" la existencia en el presente supuesto de "un asesinato cometido como consecuencia de la persecución política de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos...".

Tras destacar que la asunción de esta causa podría "contravenir los principios generales que rigen el Derecho Penal Internacional", el escrito de la acusación pública destaca que tanto la Fiscalía como la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se manifestaron en contra de la concesión del indulto a Carromero, al entender que no concurren "razones de justicia, equidad o utilidad pública".

Además, recuerda que los hechos que fueron objeto de la condena son "penados en el ordenamiento jurídico español con análoga entidad" y que Carromero tenía "antecedentes administrativos" por haber cometido "infracciones relacionadas con la seguridad vial por incumplimiento grave y reiterado de las más elementales normas de circulación", lo que le llevó a perder el permiso de conducir.

La querella se dirigía contra el teniente coronel Águilas, jefe de Instrucción de Delitos de la Seguridad del Estado cubana, el coronel Llanes y el resto de personas que la Audiencia Nacional pudiera considerar "partícipes" en "los delitos que culminaron" con la muerte de Payá y Cepero.

La familia argumentaba que esta investigación era "necesaria" e "indispensable por un cuestionamiento elemental de Justicia".

El régimen cubano no puede seguir "persiguiendo, maltratando, mintiendo, asesinando e intimidando a una sociedad impunemente, cual dueños absolutos de la vida de millones de personas", dijo la familia en la querella.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 84 ]

Imagen de Anónimo

En cualquier país del mundo se juzga un caso así donde han muerto dos y quedan solo dos sobrevivientes (uno de ellos acusado) y el otro sobreviviente tiene que declarar en el juicio.Para las ciberclarias esto no es así, por supuesto. Y las ciberclarias también justifican que, previo al juicio, tanto Modig como Carromero fueron expuestos en televisión. Pero eso es, claro, la justicia entendida por ciberclarias, que no pueden tupir a nadie más que a los lectores de Granma y Mesa Redonda.

Imagen de Anónimo

Teorema por reducción al absurdo........Entonces......todo fue un simple accidente de transito, un estupido español dirige un auto moderno a alta velocidad en uma carretera defectuosa y el auto se proyecta por detras contra un arbol y solo dos cubanitos, contrarios al gobiero cubano, mueren y los dos europeos salen vivitos e coleando......que burro soy yo.......luego cogen al galleguito le aprietan hasta hacerlo "cantar", lo condenan, los 'intereses españoles" no quieren perder sus inversiones donde saben quelos "dueños de la finca cuba" no tiene escrupulos y viene el Pacto: condenalo y luego me deja que me lo lleve nuestra tierra española......caballero......ni piensen que la verdad saldra aflote ahora......es solo esperar que llegue el dia CERO y veremos como fueron las cosas y podremos coger a esos asesinos e darle justo castigo 

Imagen de Anónimo

Modig fue interrogado y nada de lo que dijo le dio carácter de testigo de nada. Alegó que venía dormido y el mensaje de texto que pasó reza: "Dice Ángel que..." La fiscalía no tenía por qué llevarlo a juicio, porque su testimonio era irrelevante. Y el acusado Carromero no pidió que lo trajeran como testigo de la defensa.Y no me digan que fue porque lo obligaron. La defensa de Carromero pidió la absolución sobre la base de que la mala señalización de la vía había sido la causa determinante del accidente, es decir: le echó la culpa al gobierno. Así que no tenía por qué haberse cohibido de solicitar a Modig como testigo. 

Imagen de Walter Ulbricht

Para los que alegan que Modig no comparecio como testigo en el juicio,en cualquier pais del mundo los testigos comparecen en un juicio a solicitud de la defensa o la fiscalia,si ninguna de las partes reclamo la presencia de Modig,sencillamente no puede declarar. 

Imagen de Anónimo

Anónimo 4:22 su admiración por la justicia castrista es tan grande que a Ud. le parece bien lo que ningún tribunal en otra parte del mundo que no fuera una dictadura admitiría: que un testigo presencial de lo ocurrido, supiera o no, fuese descartado del juicio.Y su justificación es tan patética como la defensa que hace de esa sentencia. ¿Así que Modig no fue convocado porque él dijo que no había sido testigo de nada? ¿Entonces cualquiera puede zafarse de un juicio con una explicación así? ¿La palabra de un testigo está por encima de la necesidad de contar ante un tribunal con todos los elementos para buscar la verdad?Mire, en lugar de estar mandando a otros a buscar sentencia, debería Ud. buscarse una defensa menos estúpida de su adorada dictadura.

Imagen de Anónimo

Lo que hay detrás de todo esto es un mentiroso como Carromero y una familia que ha rebajado su tragedia al espectáculo de creerle al matador del padre y esposo. No tiene una sola prueba que no sea el propio matador, mientras que la acusación presentó a 3 testigos presenciales del accidente más los peritos. ¿Fueron preparados por la dictadura? ¿Y por qué Carromero no fue preparado por los antidictadores, como, por solo citar un ejemplo, aquel piloto que el 15 de abril de 1961 aterrizó en Miami diciendo que había desertado de la fuerza aérea de Castro y bombardeado San Antonio, pero no podía revelar su nombre por temor a represalias contra su familia? Carromero no tiene fuerza como testigo en ningún tribunal del mundo y España aceptó la sentencia cubana porque las pruebas de inexistencia de otro coche involucrado en el accidente son inobjetables. Lo demás es cuento de camino.

Imagen de Anónimo

Modig no fue al juicio porque ni iba manejando ni, según su propio mensaje, difundido a tontas y a locas por la familia Payá, era testigo de nada: "Dice Ángel que..." Y lo presentaron en video antes del juicio, porque la familia Payá y el resto de la comparsa sacó enseguida a proclamar el asesinato. Esa declaración no tiene valor condenatorio alguno; según la ley cubano, lo que vale es la declaración en juicio. Y la sentencia no se dictó por lo que Carromero dijo en el video, sino por lo que dijo en juicio. Aquí alegó ser inocente porque la vía estaba mal señalizada y no venía a exceso de velocidad. La fiscalía sostenía que había una señal y presentó a un testigo de que Carromero le dijo en el hospital que no le había prestado importancia. Y que el tramo no se consideraba vía sin asfaltar, donde el límite es 90 km/h, sino terraplén, donde ese límite es 60 km/h. Eso fue lo que se discutió en juicio y el tribunal aceptó el alegato de la fiscalía exponiendo las razones para hacerlo así. No se trata de admiración ninguna: lea la sentencia y sométala a "investigación independiente". Pídasela a la fiscalía española, a Lupicinio Abogado, o al propio Carromero, que tiene su copia.

Imagen de Anónimo

Anónimo 2:49 pm, ¿los estándares internacionales aceptan que uno de los implicados en el accidente o asesinato, Aron Modig, no fuera citado a juicio? ¿Aceptan también que el encausado sea mostrado en televisión antes del juicio hablando de su "culpa"?Ud. no tupe a nadie con su admiración por la justicia de la dictadura. 

Imagen de Anónimo

Anónimo:     Anónimo 2:49 déjese de argucias legales, que todo el mundo sabe lo que hay detrás de todo esto. Anda usted hace días con lo mismo. Los abogados españoles, todo el mundo sabe, que no venden a su madre porque no pueden. Con lo cuál, a quién no venderían. Por lo demás. está claro que Cuba y sus problemas: legales y de todo tipo, requieren una profunda transformación y sabe cuál es: democracia. Cuando aquello se arregle, vamos a arreglar muchas cuentas, pero muchas, con abogados, con empresarios y con María Santísima. Que va a demorar, a lo mejor. Esos comunistas cubanos ni entre ellos se llevan, a si, qué quién sabe (mire usted, cada rato hay algunos en candela). A ver si Lupicini los saca de ella.

Imagen de Anónimo

Usted mismo se desmiente, Sr. Peralta. El profesionalismo en el control totalitario del pueblo cubano no se limita a la represión desnuda, sino que incluye también el uso de la pura verdad contra los descabellados. El cónsul general de España dijo que el juicio fue correcto. Pídale la sentencia a Lupicinio Abogados aquí en Madrid para someterla a una "investigación independiente" y verá, como ya notó el catedrático Gimbernat, que está acorde a los estándares internacionales.