Martes, 12 de Diciembre de 2017
22:53 CET.
Opinión

Los pies bajo la sábana

Un viejo cuento de camino narra la historia de un marido que llega sorpresivamente a casa y descubre junto a su esposa, que está en cama, un par de pies masculinos sobresaliendo bajo las sábanas. Furioso ante la infidelidad, la interpela: "¡Mala mujer!, ¿de quién son esos pies?"; a lo cual ella, serena, le replica: "¡Ay, esposo!, Tú nunca me preguntas de dónde salen los alimentos que disfrutas y que no podrías pagar con el fruto de tu trabajo, ni cómo me las arreglo para pagar todas las cuentas con el poco dinero que me das, y como logro llegar a fin de mes sin que pasemos privaciones…"  A lo que el marido, tras pensarlo un momento, le respondió sabiamente: "Bien, mujer, pero al menos tapa esos pies".

Obviamente, el marido de este cuento no era exactamente un esposo engañado; simplemente había incurrido en un error de cálculo. Ni más ni menos que lo que ocurrió al órgano oficial del PCC, el periódico Granma, cuando recientemente publicó una acusación, sin nombres, pruebas ni fundamentos, contra funcionarios de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba (SINA) por "aceptar sobornos de ciudadanos de la Isla para concederles visas" e igualmente al gobierno estadounidense en Washington por "lucrarse con las solicitudes de quienes quieren viajar por razones familiares".
La fuente de la que se hace eco Granma, sin que medie investigación ni proceso alguno, es un artículo publicado en el blog de uno de los más contumaces talibanes del régimen, lo que constituye hasta ahora un mero chanchullo destinado a crear algún nuevo escarceo en las siempre beligerantes relaciones del régimen con el gobierno estadounidense, váyase a saber con qué oscuras intenciones.

Pero el lance no resulta del todo estéril: la utilización de cálculos por los medios oficiales es siempre una buena ocasión para el repaso de las matemáticas, que jamás mienten. El manejo de cifras entraña el riesgo de abrir la posibilidad a múltiples interpretaciones alrededor de un mismo fenómeno, no necesariamente favorables a las intenciones iniciales de las fuentes que ofrecen los datos. Como en este caso.

Yo propondría a los lectores, como divertimento, un ejercicio práctico: asumamos por un momento que la información de Granma fuera completamente cierta y que las cifras que ofrece el autor del chanchullo-artículo son exactas. Es decir, en un alarde infinito de imaginación juguemos a que el Granma es un periódico serio y hagamos exactamente el mismo cálculo desde el ángulo opuesto.

Tendríamos que asumir, entonces, el panorama de 600 cubanos solicitando visas cada día en la SINA, cada uno de los cuales debió abonar 100 CUC en las oficinas del Ministerio del Interior para obtener su pasaporte, lo que deja al régimen un beneficio de 60.000 CUC diarios, 300.000 semanales y 3 millones cada diez semanas. Todo ello, en un país donde 100 CUC equivalen a unas seis o siete veces el salario mensual promedio de un cubano común. Y estos serían solo los cubanos que acuden a la SINA y no todos los que solicitan visa en numerosas sedes diplomáticas en la capital, que igualmente debieron gastar la astronómica cifra para adquirir su pasaporte cubano.

Podríamos añadir el pequeño detalle de que la mayoría de esos cubanos recibieron de sus familiares emigrados en EEUU las divisas necesarias para la confección de su pasaporte, lo que hace del horrible librito azul que te convierte oficialmente en viajero cubano —siempre potencial emigrante y motivo de tensión en cada frontera en que se presenta— uno de los negocios más lucrativos que haya hecho jamás el Gobierno a costilla de este pueblo. Apenas sin invertir más que en mala cartulina y tinta, con una pésima calidad de impresión, la industria de la emigración sigue aportando directa o indirectamente jugosos dividendos a la gerontocracia, principio y razón esencial de la existencia de unos 3 millones de cubanos y sus descendientes dispersos por todo el mundo.

Y no hablemos de otros ingresos adicionales, como el famoso chequeo médico que deben realizarse los que emigran con carácter permanente, con un costo de 400 CUC por cada adulto y 200 por cada menor, que van a pasar directamente a las arcas castristas. Si el gobierno de EEUU aprueba unas 20.000 visas anuales, asumamos hipotéticamente que la mitad de ellas se destinen a adultos y la otra mitad a menores: la ganancia de los Castro sería un total de 4 millones de CUC por adultos y 2 millones por menores, anualmente. Faltaría sumar el cobro de las certificaciones de títulos y otros documentos, con un costo de 200 CUC cada uno en la Consultoría Internacional. Sumen. Resulta una cosecha de divisas nada despreciable, digo yo.

Pero esto es solo un cálculo imaginario; no tenemos las estadísticas oficiales de las oficinas de emigración. De hecho, las estadísticas en Cuba son como las enfermedades: se echa mano de ellas solo cuando se les quiere sacar alguna ventaja.

Ahora enfoquémonos en el aspecto sociológico del asunto. No existen antecedentes en la historia de Cuba de tamaña cantidad de nacionales aspirando a viajar, un elevado por ciento de los cuales anhela emigrar definitivamente. Sin detenernos a dirimir entre las categorías de emigrante político o económico —que resultan un tanto absurdas en el caso cubano, donde la política de una dictadura de más de medio siglo ha arrasado con la economía del país—, el éxodo constante de nacionales de todas las edades y orígenes hace tiempo se ha convertido en un plebiscito. Sobre todo porque hace décadas que los que más emigran no son los representantes de las socorridas "oligarquías expoliadoras, vende-patrias y explotadoras del pueblo humilde", sino los prospectos del Hombre Nuevo, nacidos y crecidos bajo las doctrinas ideológicas del Partido Comunista sembrado en el poder, es decir, ese mismo pueblo; y porque incluso aquellos que solo permanecen temporalmente fuera del país forman parte de una familia fracturada por la emigración. Una clara demostración del fracaso político y económico del sistema.

Flaco servicio se presta Granma a sí mismo con la publicación de tan lamentable artículo. No solo porque es la manifestación más elocuente de las enormes cotas de desvergüenza que ha logrado alcanzar el régimen, sino porque honra aquella sentencia acerca de que el exceso de soberbia enturbia la razón.

Llegados a este punto, vuelvo al cuento con que inicié este comentario, en cuyo paralelo el Gobierno viene siendo el esposo "engañado"; el pueblo, la esposa cuyos favores garantizan la bonanza en casa, y "el enemigo imperialista", el amante cuyos pies sobresalen bajo las sábanas. ¿Acaso no sería más apropiado que, en vez de acusar a alguien, el régimen se preocupara por cubrir esos pies?


Este artículo apareció en el blog sin EVAsión. Se reproduce con autorización de la autora.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 31 ]

Imagen de Anónimo

Es una verguenza las declaraciones del consul cubano en Miami: Acusa a USA de  entregar "solo" 20 mil visas al ano a los cubano!!!! y decir que los ancianos quieren repatriarse!!! ja,ja,ja...por ese camino Cuba se llamara el HOME NURSE de los cubanos... Los dirigentes cubanos son los unicos en el mundo que reclama a otro pais que se lleven a sus nacionales!!! QUE VERGUENZA!!!!

Imagen de Anónimo

soy cubano con ciudadania americana y me gustaria visitar mi patria ,pero no estoy dispuesto a pagar casi 400 dolares y una renovacion de visa cada 2 anos,es inaudito tener que pedir permiso para ir a su pais,no es una cuestion de dinero es una cuestion de principios

Imagen de Anónimo

Soy un cubano que vive en Canada hace algunos años y estoy aqui porque tuve problemas con el regimen, me botaron de Cuba diciendome que nunca mas volviera a la isla. Y en efecto nunca mas he vuelto, a pesar de mis deseo de ver a los mios, he tratado de darme mi lugar.Aqui trabajo y gano buen dinero y en una ocasion fui al consulado cubano de Montreal para sacar un certificado de nacimiento como cubano por el que me cobraron 192 dolares, por solo ese papelito. Pero lo mas descarado de todo fue como una de las funcionarias del consulado me dijo que era bueno que yo visitara la isla, que fuera de visita a  La Habana...Imaginense las intenciones que tendria esta representante del regimen de los Castro en Canada, sola vaya...

Imagen de Anónimo

Anonimo 4.29 pm:Yo entiendo perfectamente tu situacion y es ese tipo de ayuda la que NO critico, quien no quiere a sus padres no puede querer a nadie, pero tu caso no es el mas comun entre los que van a Cuba. Cuantos mas en Cuba que no tienen hijos aca moriran sin ir a Varadero?, ni pondran el fondillo en un auto con aire acondicionado?. De nuevo, yo respeto la libertad de cada cual a actuar segun su conciencia, pero de la misma manera debemos reconocer que TENEMOS lo que nos hemos buscado y si el culpable es la dictadura, nosotros , con todo el amor posible a los nuestros, ayudamos a que esa tirania se mantenga. Entre parentesis: yo tambien tengo 60 y fui a Varadero en guagua.

Imagen de Anónimo

Anónimo - 2 Jul 2013 - 6:22 pm.Estoy en parte de acurdo con lo que planteas. Mucha de la ayuda se puede enviar desde aca. Sin embargo cuando una viaja a Cuba no le queda otra alternativa que rentar un auto. Al menos yo trato que sea lo mas barato posible no un Audi ni nada por el estilo aunque sea lo que tengo aqui. Tambien ponte a pensar mis padres nunca han estado en un carro y mucho menos con aire acondicionado tienen 60 annos y se me mueren dentro de nada. Tu no crees que les deberia dar aunque sea el gusto de sentar las nalgas en un carro y que disfruten del aire acondicionado y moverlos de aqui para alla sin trabajo y olvidarme de la politica por unos dias? Yo nunca habia visto varadero y mis padres tampoco pues los meti en un hotel con todo incluido y comieron carne hasta saciarse. Tu crees que eso este mal? Desgraciadamente nos toco lidiar con la dictadura pero yo en lo personal creo que el humanismo con la familia esta primero y yo no privaria a mis viejos padres de un gustico por los 5 dias que voy cada tres annos para probar un punto politico, porque ellos se me mueren y nunca ven varadero se me mueren y nunca disfrutan un paseo en un carrito. Y dicho sea de paso la embajada norteamericana jamas les ha dado visa para visitarme a pesar de ser abogado y tener dinero de sobra para mantenerlos. Entonces dime tu que hago, les doy el gusto antes de que se mueran o me mantengo anticastrista a rajatabla y que se jodan? quien tiene la respuesta moral a esto??

Imagen de elisamaria lopez

a  ver,  sres  moderadores o  administradores, como se nombren en este  caso,, si quiero responder o debatir alguna de las respuestas dadas aqui,, debo referirme asr anonimo, 3 de julio y poner la hora,, que seria lo unico que es diferente, no??no notan que es algo inapropiado?? e impide una comunicacion directa o un intercambio de criterios   fluidos??

Imagen de elisamaria lopez

mientras en este Diario den la opcion de comentar anonimamente,, como que es mas facil , nadie se tomara el trabajo de inventarse un  nombrecitopero.. al menos tendra que recordarlo y  podremos  debatir o rebatir con un interlocutor (aunque tenga el nombre de sabe dios quien)

Imagen de Anónimo

La supuesta "carta blanca" o la carta de la "libertad" de un pueblo que segun el castrismo no necesita de mas libertad que la que tiene, la cual es absoluta, ejemplo para el mundo. No creo que haya negocio mas sucio, lucrativo y vergonzoso que ese. 

Imagen de Anónimo

Anonimo 2/06 6.22TIENES TOTAL Y ABSOLUTAMENTE TODA LA RAZÓN.

Imagen de Anónimo

Verdad que la desvergüenza de esta dictadura no tiene límites, que sinvergüenzas son estos Castro y su pandilla! Cuándo yo digo que Fulgencio Batista fue un santo en comparación con estos delincuentes asesinos sin escrúpulos!