Lunes, 18 de Diciembre de 2017
19:04 CET.
Corrupción

Liberan a dos empresarios británicos tras recibir condenas menores

Dos ejecutivos británicos fueron liberados esta semana en Cuba, pero un empresario canadiense se mantuvo encarcelado, luego de que tribunales emitieron sus veredictos en dos juicios por corrupción de alto nivel, dijeron a Reuters fuentes cercanas al caso.

Amado Fakhle y Stephen Purvis, altos ejecutivos de la empresa británica de inversión Coral Capital Group Ltd, fueron declarados culpables de cargos menores y puestos en libertad por el tiempo cumplido tras ser detenidos, según las fuentes que prefirieron mantenerse en el anonimato.

Pero el empresario canadiense Sarkis Yacoubian, originario de Armenia y propietario de la empresa de importación Tri-Star Caribbean, y su primo y socio, el ciudadano libanés Krikor Bayassalian, fueron declarados culpables de soborno y otros cargos relacionados.

Yacoubian, quien presentó pruebas al Gobierno después de su detención, fue sentenciado a nueve años de cárcel. Bayassalian recibió una pena de cuatro años de prisión.

Los cuatro empresarios extranjeros fueron juzgados en dos casos separados el mes pasado.

Yacoubian planea renunciar a su derecho de apelación mientras espera ser transferido a Canadá, dijeron sus familiares a la prensa canadiense.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 2 ]

Imagen de Anónimo

Si quieren acabar con la Corrupcion, en Cuba, solo tienen que cercarla a la Redonda, con un Corral mas pequenos donde vive la Mandancia, y que hiervan en su propia salsa, que ahi no hay nadie limpio de un todo, pues se hubiera muerto de hambre, si no resuelve, como dicen alla!!!

Imagen de Anónimo

Si van al Centro de Negocios en Miramar y auditan a todas las sucursales radicadas, pocas serán las que se salvan de la misma situación que vivieron estos empresarios.El dinero corre porque lo piden los funcionarios y porque los extranjeros saben que para vender y cobrar en Cuba hace falta "aceitar" el mecanismo de contratación y de pago, respectivamente.Además, las principales tradings están vinculadas al poder más encumbrado y no es nada raro encontrar apellidos como Castro, Guevara, Machado o Maciques dentro de sus gerentes e incluso, en los propios representantes.