Lunes, 18 de Diciembre de 2017
15:51 CET.
Opinión

Disidencia y concertación

Concertar supone en política la posibilidad de armonizar y conjugar la acción de actores diferentes, autónomos, a menudo portadores de diferencias sustantivas de opinión.

Para la elite de poder cubana la clave está en hacer exactamente lo opuesto: sembrar la división, exacerbar rencores, envidias y conflictos viejos o nuevos entre los opositores y también entre sectores de población. Propagar miedo al cambio y resquemores entre sus protagonistas es la única herramienta que le queda para fomentar la pasividad ciudadana.

Los que todavía monopolizan el poder ya no pretenden pasar por heraldos de un porvenir de prosperidad. De las consignas que llamaban a construir un futuro feliz han transitado a los llamados a "resistir" para defender "el socialismo". ¿Resistirse a qué? ¿Cuál socialismo llaman a defender? La ciudadanía desea saber a donde la llevan, pero nadie sabe —o quiere— decirle nada en concreto.

Esta no es una batalla entre consignas ideológicas del siglo XIX y XX. Lo que ahora está en juego no es un conflicto entre construir el "capitalismo" o el "socialismo". Esos fueron los dos sistemas de administración de la civilización industrial. El proceso actual podría definirse como la opción entre iniciar una transición hacia una civilización tecnológicamente avanzada y una sociedad abierta —que faciliten el bienestar y la libertad del ciudadano— o quedar arrinconados en la periferia de la economía mundial como una nación atrasada, autoritaria y miserable. ¿Es el "destino" de Cuba ser el Haití del siglo XXI? No. Pero ese futuro es, lamentablemente, también posible.

Después de medio siglo de creciente depauperación y ausencia de libertades existe hoy un anhelo de prosperidad que permea capas muy amplias y diversas de la población e incluso alcanza a no pocos funcionarios. Ahí hay un amplio campo para la concertación ciudadana. No es asunto de dividirse en torno a etiquetas ideológicas propias de la civilización industrial, sino de saber identificar el mejor camino de incorporar la nación, de forma competitiva y socialmente inclusiva, a la nueva civilización del conocimiento.

Para concertar las vías que materialicen esa aspiración se hace necesario entrenar a los activistas del cambio en la construcción de consensos y el desarrollo de estrategias de concertación.  Organizar la enseñanza de esas habilidades resulta una contribución urgente e imprescindible en la fase que ahora vive el país.

La disidencia —entendida como sustantiva inconformidad con el actual status quo— es hoy un fenómeno de masas. La elite de poder lo sabe perfectamente. Por eso intenta confundirla sembrando rumores para asesinar la reputación de los opositores e incluso de los nuevos emprendedores del sector privado. Ellos siembran el miedo al futuro. Los activistas del cambio deben resaltar su fe en el porvenir. Ellos dividen. Las fuerzas del cambio deben aprender a concertar.

 

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 20 ]

Imagen de juanvaldescesar

Nada de cambios terciopelos o diálogos con los tiranos asesinos...¡Justicia y retribución! los dialogueros , lamebotas y leales, que se vayan pa casa del co-ñ...e su...m......con esos asesinos ni se negocia, ni se les perdona....""La justicia conlleva la retribución. Sería una grave flaqueza moral que esos grandes responsables se quedaran sin castigo. Ese es el único camino para poder perdonar a los canallas menores, a los que acosan a las Damas de Blanco o apalean a los presos políticos(...)Si algo bueno tiene la tiranía es que concentra la responsabilidad en unas pocas cabezas. Esas cabezas deben ser cortadas, y de ser posible exhibidas, para que el resto de la nación —víctimas y victimarios por igual— pueda seguir viviendo con decoro." (Vicente Echerri).

Imagen de Anónimo

La Rosa Blanca se pronuncia por la concertación plural al apoyar proyectos disímiles de la disidencia. Podrá gustar o no dicha organización , pero la noticia es alentadora en línea con la propuesta de JAB. De Martinoticas: "Jun. 12 — En un llamado a la unidad y la pluralidad, el Instituto La Rosa Blanca anunció hoy su apoyo a tres importantes proyectos, gestados por la sociedad civil independiente en la isla: la Demanda Ciudadana por Otra Cuba, el Proyecto Emilia, y El Camino del Pueblo". Nic  

Imagen de Anónimo

Considero qu el aclave d ese articulo esta aqui en este parrafo: Para concertar las vías que materialicen esa aspiración se hace necesario entrenar a los activistas del cambio en la construcción de consensos y el desarrollo de estrategias de concertación. Organizar la enseñanza de esas habilidades resulta una contribución urgente e imprescindible en la fase que ahora vive el país.Porque hay una realidad, tenemos que conversar y unirnos pero si nunca lo hemos hecho, nunca lo hemos realizado. Me ha gustado el comentario del Anónimo - 13 Jun 2013 - 9:04 pm. Agregaria que hay otros temas y ambitos donde la Oposicion Cubana y Politica debieras trazar un frente comun. Por ejemplo, en la Habana estan sucediendo los llamados Dialogos de Paz de Colombia, y la Oposicion ni se ha pronunciado, no ha dicho nada al respecto. La sociedad colombiana tiene qu esaber que hay democratas que tienen su criterio respecto a los Dialogos de Paz. En fin, hay otros temas qu epudieramos trabajar.Zacarias Monterrey     

Imagen de Anónimo

Aunque la sociedad cubana diste mucho de hallarse en un estadio posindustrial, vivimos en un mundo en el que las ideologías cuentan cada vez menos. De ahí que resulte anticuado encasillarse en la derecha o la izquierda, como quien confiesa una enfermedad crónica. El izquierdismo, por suerte, es una dolencia que se cura con los años, si bien algunos sesentones se empeñan en proclamar una nueva izquierda cubana al estilo de los sesenta. Pero la posmodernidad se impone. Así que tal vez convenga asumir una postura transversal y posmoderna, a lo Yoani, en aras de la concertación que nos propone el profesor JAB. A mí, personalmente, no me agrada el centrismo pastelero, pero peor me cae la política sectaria y la mediocridad de las piñas y grupos mutuamente excluyentes. Un primer paso hacia el consenso podría consistir en tachar de la agenda temas tan divisorios como el embargo o la base de Guantánamo. Dos contenciosos cuya solución no corresponde a la disidencia cubana mientras no sea Gobierno. Por otro lado, un acuerdo de mínimos, o concertación, no implicaría abjurar del signo ideológico de cada cual, sino aparcarlo tácticamente en función del objetivo estratégico. Con cordiales saludos concertados, Nic

Imagen de Anónimo

Juan Antonio Blanco; 53 años y medio perfeccionando métodos para dividir y desconfiar entre los cubanos es mucho tiempo y sin poder contar ya con la experiencia de los más viejos nacidos antes del desastre de 1959 casi todos muertos, la misma desconfianza que existe hacia el propio régimen la sumo también a una conducta del cubano actual que va a hacer casi una quimera unir de nuevo a un país bajo un sentido común de intereses. Cuba es una nación desmembrada totalmente y el cubano es un ser que vive solo por el sentido básico de la supervivencia porque así le han inoculado su sentido de vida y de nación en estos años por el afán de unos pocos de controlar el poder, honestamente creo que Cuba marcha hacía la destrucción como nación, se ha destruido y dividido una nación desde el núcleo fundamental que es la familia misma, dios quiera que los cubanos logremos superar todo este daño  antropológico y cultural y que la madre naturaleza se lleve pronto e los canallas traidores que lo provocaron.

Imagen de Anónimo

De sobra se sabe que fácil no es. Pero muchos no están esperando a luego y empiezan ya a transitar este camino de la concertación, la integración y el consenso: -El Foro Antitotalitario Unido (FANCTU), dirigida por Guillermo Fariñas, y la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), liderada por José Daniel Ferrer, han anunciado su integración en una única entidad para crear una organización opositora con liderazgo colegiado. (feb. 6/2013) -Cinco agrupaciones civilistas de oposición interna se juntaron el pasado 20/mayo para firmar la “II Declaración de Río Verde” e hicieron un llamado al pueblo cubano para que se sume a la lucha por la libertad. (mayo 22/2013)-Varias organizaciones de la Asamblea de la Resistencia Cubana dentro y fuera de la Isla dieron a conocer la campaña “Yo Si–República de Cuba en Resistencia” dirigida a respaldar la creciente resistencia cívica y promover un cambio hacia la democracia.(junio 6/2013)

Imagen de Anónimo

Nada va a acelerar el cambio en Cuba, excepto la partida de este mundo de los principales en el poder, que ya suman añ0s y años. Principalmente los dos hermanos. Claro, mientras ese dia llegue, habrá movimientos o pequeños cambios que harán de Cuba un país un poco más relajado y con un poquitín más de libertades. Así y todo, será a los herederos los que corresponda encausar el país por nuevas sendas. Digo, a los herederos de los que ya tienen el poder en Cuba. Ellos saben que la cosa es con ellos, porque sin ellos les irá mal. Espero que Cuba tenga un proceso ordenado, sin caos ni violencia y que todo evolucione. Lo otro sería empeorar el desastre. Y dejémonos de tantos llamados a esto o a aquello. Lo principal es estar vivo pare ver lo que sigue y tratar de que aquello mejore.  Como ninguno de nosotros va organizar ninguna rebelión y los de adentro tampoco, pues centrémonos y deseemos lo mejor a ese pueblo. Y que les entre plata, que es lo que más necesitan. Sorry, pero hay ser realistas. Me cansé de leer proclamas y llamados al 'patriotismo' o al anti esto o aquello.

Imagen de Anónimo

El analisis es bueno, pero en realidad , como todos no aporta ninguna via efectiva para desmontar la dictadura, lo que sugiere un comentarista de mas accion y menos palabras es cierto, pero no posible en estos momentos y lo que otro trata en cuanto a hacer insostenible a la dictadura tampoco es viable. Las dictaduras marxistas se caen desde arriba,se podran vertir millones de opiniones pero la realidad es una, mientras la dictadura mantenga el control total de la sociedad cubana el cambio no sera posible y sera la dictaura quien por desgracia marque la pauta, los viajes de los disidentes vamos a decirlo a calzon quitao, han sido permitidos por la dictadura castrista con todo el calculo del mundo sabiendo muy bien que esto les sera mas de beneficio, nunca tomarian el mas minimo riesgo que atente a sus grandes intereses, seguiremos esperando a que el proseso biologico acabe de hacer su labor y cuando desaparescan estos criminales otro gallo cantara . RENE LIBERTARIO.

Imagen de Anónimo

MOHAIDEE:Mi modesta opinion:...Primero debemos unirnos,TODOS!!!, de cualquier tendencia politica y en un frente comun hacer un proyecto de cambio estructural,politico y economico, darselo a leer y que lo estudien todos los cubanos interesados en el CAMBIO, despues ponerlo en prectica y presionar hasta lo ultimo, asi podran ser derrocados los cagastros. Ya despues con CUBA LIBRE, formar un gobierno que garantice el derecho de todos a aportar por el bienestar de TODOS. Ya asi, entonces y solo entonces podremos definir nuestars lineas politicas, formar los partidos y asosiaciones que entendamos.

Imagen de Anónimo

EXCELENTE ANALISIS, realmente muy bueno. El problema es que choca con el agresivo y apabullante control de la sociedad cubana por parte del regimen que, entre otras cosas monopoliza absolutamente todos los medios de comunicación, con los cuales manipula y tergiversa la realidad y mantiene al pueblo totalmente desvinculado de la disidencia activa, a la que ni siquiera conoce y que tampoco le interesa mucho porque "antes" tiene que resolver la manera de sobrevivir y alimentarse y "resolver" todas sus dramaticas necesidades materiales.