Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Tribunales

Ejecutivos de empresas británicas también van a juicio en La Habana

El juicio contra dos ejecutivos de alto rango de una empresa de inversión británica que operaba en Cuba está programado para el jueves, según fuentes cercanas a los acusados, como parte de una ofensiva gubernamental sin precedentes contra la corrupción, que ha involucrado a varios empresarios extranjeros, informa Reuters.

El director ejecutivo de Coral Capital Group Ltd, el ciudadano británico de origen libanés Amado Fakhre, enfrenta varios cargos de soborno relacionados principalmente a negocios de importación, en el segundo juicio en una semana contra ejecutivos extranjeros radicados en la Isla.

El jefe de operaciones, Stephen Purvis, quien dirigió varios proyectos de inversión, se enfrenta a cargos menores, como operar fuera de los límites de la licencia, según informaciones.

Fakhre está encarcelado desde que las oficinas de la empresa fueron ocupadas y cerradas por la policía en octubre de 2011. Purvis fue arrestado y encarcelado en marzo de 2012.

"Estamos proporcionando asistencia consular a ellos y sus familias y un funcionario consular va a asistir al juicio", dijo un diplomático británico.

Los medios de comunicación cubanos, todos estatales, no han informado sobre el juicio.

Coral Capital era uno de pocos fondos de inversión extranjeros en Cuba. En septiembre de 2011 las autoridades cerraron una de las empresas comerciales occidentales más importantes de Cuba, el Grupo Tokmakjian, con sede en Canadá, después de hacer lo mismo en julio a la empresa comercial canadiense Tri-Star Caribbean.

El juicio a puerta cerrada de Sarkis Yacoubian, originario de Armenia y propietario de Tri-Star Caribe, se celebró la semana pasada. Uno de los asociados de Yacoubian, el ciudadano libanés Krikor Bayassalian, también fue acusado.

Ambos empresarios afrontaron cargos de soborno, evasión fiscal y daños a la economía nacional.

Si el tribunal confirma su culpabilidad, se espera que la sentencia se emita dentro de una semana aproximadamente.

"Los arrestos están dirigidos a sacudir el árbol para encontrar a funcionarios y compradores cubanos corruptos", dijo un experto local, que pidió que su nombre no sea revelado.

Decenas de funcionarios y empresarios cubanos habrían sido detenidos, juzgados y condenados.

Otros extranjeros y cubanos que trabajaban para las tres empresas extranjeras seguidas por corrupción están libres, pero no pueden salir de la Isla por ser considerados testigos en los casos.

Reuters dijo que no pudo contactar a funcionarios y abogados de los acusados cubanos para que hicieran comentarios.

La prensa oficial cubana tampoco informó sobre el juicio contra Yacoubian y Bayassalian, ni ha mencionado las detenciones en el área de comercio exterior.

"Si el Gobierno cubano pretende que las sanciones sirvan como una disuasión eficaz a la corrupción —y no como disuasión a la inversión extranjera legítima— debería aclarar la naturaleza exacta de las supuestas infracciones y hacer el proceso legal más transparente", dijo Richard Feinberg, experto del Brookings Institution y autor de estudios sobre la economía de Cuba.

Los arrestos no tienen precedentes en Cuba, donde los empresarios extranjeros sospechosos de corrupción solían ser deportados. Pero observadores consideran que las medidas judiciales por sí solas conseguirán pocos avances.

"El cambio real no solo significa la búsqueda de acciones de cumplimiento, sino también de controles internos significativos a los funcionarios cubanos con discrecionalidad en la contratación y de la concesión de licencias de actividad empresarial", dijo José Gabilondo, profesor de derecho en la Universidad Internacional de Florida.

"A estos funcionarios se les paga poco y encaran la enorme tentación de tomar atajos por el bien de ellos y sus familias", agregó.

La empresa Coral Capital, registrada en las Islas Vírgenes Británicas en 1999, era muy conocida en Cuba por ser su socio conjunto en la operación del exclusivo Hotel Saratoga en La Habana y en otro complejo hotelero en el sector turístico de Cayo Coco.

La empresa también tenía planes de construir campos de golf y otras inversiones inmobiliarias cercanas a La Habana, para lo que estaba buscando capital.

Su fondo de inversión se diversificó en la financiación del comercio y la importación de maquinaria pesada y otras mercancías, lo que pudo causarle problemas en lugar de sus empresas de bienes raíces, dijeron fuentes comerciales extranjeras.

La empresa representaba a varias marcas internacionales en Cuba, entre ellas Liebherr Earth Moving, Yamaha Motor Corporation y Peugeot Motorcycles Peugeot, según su desaparecido sitio en internet.

El sitio decía que Coral Capital ha invertido unos 75 millones de dólares en Cuba, con más de 1.000 millones en proyectos de obras.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

Comenzo la guerra por el reparto del cake entre la cupula del gobierno cubano. ¡Quitate tu pa´ponerme yo!Detras de cada empresa que invierte en Cuba hay un alto funcionario que la ampara y recibe prevendas ¿por que no se hacen licitaciones transparentes de los contratos de las inversiones extranjeras en Cuba? eso ayudaria a reducir la corrupcion gubernamental generalizada.

Imagen de Anónimo

Pero el MTC le tuvieron que cambiar el inversor extranjero - léase Grupo BM, israelí - por una empresa británica, que no se si era Coral o Caribbean Properties.Hay libaneses que se dedican al petróleo... casualmente están en el mismo piso que las oficinas de GBM.Pa'l caso, da lo mismo. En cualquier momento los sacan a todos.

Imagen de Anónimo

Ay que pena me dan! Pobrecitos! Creyeron que los mangos bajitos eran gratis. Toda esta gentuza es la misma que defiende a la dictadura cubana en sus paises, que habla de derechos de los trabajadores y en cuba le pagan a sus empleados menos de lo que darían de propina a un lavacoches, al mes. 

Imagen de Anónimo

JAJAJA VINIERON POR LANA Y SALIERON ESQUILMADOS¡¡P.e*P.

Imagen de Anónimo

No siento la menor de las penas por estos señoritos,que independientemente de sus intereses personales sabian muy bien que con sus inversiones favorecian a una de las dictaduras más despreciable del universo...

Imagen de Anónimo

MTC fue construida pir Israelíes.No creo que estén vinculados con Libaneses,Los judios hicieron el edificio y seguro pusieron las cámaras y microphones hasta en el baño y despues se largaron o son asesores.Lo que esta claro es que cayeron los armenios y Libaneses.Ahora esto lo que provocará es que alejará la inversión extranjera.  

Imagen de Anónimo

Que sepan los empresarios extranjeros que si les pasó a estos, les puede pasar a cualquiera que intente hacer cualquier clase de negocios en Cuba. Coral no era también la inversora del Miramar Trade Center?Un funcionario de 20 dólares al mes no puede estar manejando negocios de varios millones... Termina siempre siendo una parte obligada del sistema corrupto.