Lunes, 20 de Noviembre de 2017
00:04 CET.
Opinión

Y lo dice Telesur

A primera vista, diríase que el canal Telesur —ahora en directo en Cuba— es igual a cualquier otro programa informativo de la televisión nacional. En Telesur, como en los canales habituales de la Isla, el gobierno de Estados Unidos es el gran villano enemigo de la paz y de la prosperidad de los pueblos, así como villanos son sus aliados, el gobierno de Israel y las siempre malévolas "potencias occidentales".

También en Telesur los reportajes que se transmiten indican que los buenazos y justicieros guerrilleros de las FARC tienen contra las cuerdas al gobierno de Juan Manuel Santos, que se ha visto obligado a sentarse en la mesa de negociaciones; en tanto Bashar Al Assad es el paradigma de las bondades para el pueblo sirio y esperanza de los países árabes frente a la dominación de Occidente.

Telesur muestra cómo detrás de todos los conflictos del mundo se esconde la oreja peluda del imperialismo injerencista norteamericano, con sus provocaciones a Corea del Norte —que por esa razón se ve obligada a utilizar la amenaza de una conflagración nuclear— o con su manía de reclutar mercenarios para derrocar a gobiernos democráticamente electos en todo el mundo, fundamentalmente en Latinoamérica.

Así, por ejemplo, casi podría afirmarse que en Venezuela no existe una oposición que en las recientes elecciones se alzó con casi la mitad de los votos de los electores, sino una camarilla de fascistas azuzados desde Washington, algunos de ellos representantes en el Congreso venezolano, que tuvieron la osadía de "incitar a la violencia" cuando fueron privados de su derecho a la palabra y protestaron contra ello, razón por la cual se armó una trifulca en la cual —curiosamente— esos mismos "traidores" fueron los que resultaron seriamente lesionados por la violencia de la bancada oficialista.

Todo muy simple, como en las malas películas del antiguo Oeste, el mundo se divide en buenos porque sí y malos a ultranza.

Este fin de semana último Telesur pasó un reportaje desde China, donde su corresponsal en ese país presentaba como un verdadero avance de género que ya las mujeres chinas con mayores ingresos monetarios pueden tener dos hijos en lugar del hijo único que estipula el estricto control de la natalidad. Es decir, que las parejas con ingresos menores a una tasa establecida oficialmente no se beneficiarán con la "apertura". Sin dudas, establecer diferencias sociales según las entradas monetarias es algo que ya se ha tornado común en los sistemas llamados "socialistas". 

Sin embargo, Telesur no es exactamente como la TV cubana, como afirman algunos, porque como en definitiva se trata de un canal que transmite para toda una región donde la prensa no es del monopolio exclusivo de los gobiernos, está obligada a transmitir imágenes y acontecimientos que se producen a diario en el mundo; y ya se sabe que las imágenes valen más que las palabras.

No importa si se manipulan cifras e informaciones, lo cierto es que en Telesur los cubanos hemos visto y escuchado por primera vez el discurso íntegro de asunción de un presidente de Estados Unidos, en este caso Barack Obama, y también hemos asistido desde la pantalla de nuestros televisores a las elecciones libres y directas que se celebran legítimamente en "países hermanos" como Ecuador, Paraguay y hasta en la propia Venezuela, con campañas electorales, oposición, observadores internacionales, escrutinios, reclamaciones y todos los ingredientes de una receta democrática que se nos ha negado en nuestro país a varias generaciones.

De alguna retorcida manera, Telesur es una pequeña hendija en la tapiada ventana del totalitarismo castrista. Alguna luz se cuela cuando se producen los contrastes.  Por eso tantos cubanos asisten atónitos e incrédulos a algunos espacios de Telesur, como por ejemplo ese programa llamado "Atomun" que, al detallar los últimos avances tecnológicos que se producen en el mundo, tiene la rara virtud de colocarnos a los nativos de esta isla de cara a nuestra descomunal orfandad en materia de tecnología informática y a nuestra espantosa incomunicación en comparación con otras sociedades del siglo XXI que, paradójicamente, no han contado con las ventajas de medio siglo de "revolución".

Mal que les pese, Telesur nos informa desde la desinformación. Y conste que nadie puede decir que intente engañarnos. Sus intenciones de confundir están abiertamente declaradas incluso desde su propio eslogan de presentación: "Telesur, nuestro Norte es el Sur". Y digo yo que se confunda el que quiera.    

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 18 ]

Imagen de Anónimo

Miriam bravo. Diste en el clavo. Nuestro norte es el sur. Asi seguiremos

Imagen de Anónimo

Muy buen análisis de Mirian Celaya, desde allí, en las entrañas del MONSTRUO MORIBUNDO...... y efectivamente, en su 'retorcida y parcializada manera' Tele Sur lleva imagenes y pedazos de info. que el cubano de a pié allí dentro..... interpreta CORRECTAMENTE y a pesar del intenso avieso de Tele Sur de confundir la VERDAD con la falsedad que ellos quieren..... SIN éxito, presentar como la realidad... JaJaJaEsta info. CONFIRMA que, después de todo, Tele Sur ayuda SIN quererlo así, al cubano astuto y conocedor dela maldad de esos regímes del SocioLISTISMO del Siglo XXI... a  por pedazos 'reconstruir' la VERDAD....... Le sale el TIRO por la CULATA a Tele Sur en Kuba Ja Ja Ja.....!!!   TODO les está saliendo MAL a los malvados....AménLINEA RECTA

Imagen de Gabonice

El problema más grave que tiene la Dictadura es que su existencia pasa por un estricto control de la información que reciben los cubanos, de esta forma se pretende mantener sometida a la gente. El principio de los medios de información castrista está en publicar todo lo malo que pasa en el mundo y todo lo bueno que pasa en Cuba, pero como en Cuba pasan pocas cosas buenas, pues solo pueden hablar de los planes y programas que se están implementando y de los grandes resultados que tendrán en el futuro. Pero ya han pasado dos futuros y estamos en la mitad del tercero, y los únicos que pueden vivir de los beneficios de ese futuro son la familia Real y sus cortesanos más allegados.

Imagen de Anónimo

Miriam Celaya, no había nunca leído un articulo suyo. Le confieso que tiene una prosa periodística muy armónica y pegajosa. En otras palabras, escribe muy bien. Ojalá pueda usted seguir publicando sus trabajos, que además vienen acompañados de miy buen sentido común. saludos

Imagen de Anónimo

Quién le habrá dicho a este mequetrefe de Anónimo 10:05 pm que Miriam Celaya crea o piense que telesur haya sido obra de los americanos o israelíes? ? Será que no te has dado cuenta que ella tiene más cerebro que tú !! Así que el régimen está cambiando, no !!?? Si  claro que lo está pero para mantenerse en el poder por 50 años más. Lo que está haciendo Raul Castro es derogando decretos,  los cuales se ha dado cuenta, no pondrían jamás la permanencia de la cúpula gobernante en peligro.  Y así de paso dar una imagen de cambio al mundo y a los incrédulos e ignorantes como tú que se dejan engañar con los nuevos cantos de sirenas.  Saludos Joel.

Imagen de Anónimo

Parece que Miriam Celaya esta convencida de que la novedosa presencia de Telesur en la TV cubana se debe a algun fenomeno divino (o casi divino, como, por ejemplo, que lo hayan impuesto los americanos o los israelitas) que los Castros se han visto incapaces de impedir.En realidad, Miriam, el cambio se debe a un decreto de Raul Castro, ni mas ni menos, y si ahora te pasas el dia frente al televisor mirando a Telesur, debes de agradecerle tu nuevo (y obviamente educativo) entretenimiento al General-Presidente.La realidad es que Cuba esta cambiando, y cambiando rapidamente. Que el regimen sigue siendo represivo es indiscutible; sin embargo, poco a poco se va alejando del totalitarismo y la evidencia es obvia para todos menos los petrocefalicos de alla y aca, la amargada Miriam incluida, que la intencion es de continuar la apertura.Hasta que punto llegara, no sabemos; mantengase sintonizado. Pero negar que ocurre y se acelera es, sencillamente,  una soberana idiotez.

Imagen de Anónimo

Miriam Celaya es la mejor bloguera, sus crónicas son brillantes.

Imagen de Anónimo

En mi opinión, pienso que Miriam Celaya es en estos momentos -sin lugar a dudas-, una de las mejores articulistas que tiene Cuba. En algunos vídeos donde ha aparecido, transpira mucha sinceridad, sencillez, coherencia en sus argumentos, preparación, entre otras facultades que la hacen genuinamente una persona capacitada para lo que se dedica. Sin ánimos de compararla con otras voces dentro del país (todos son importantes y todos cuentan), tengo la impresión de que ella es mucho más auténtica y acertada que otras que son más reconocidas. En igual posición colocaría a Laritza Diversent. Estas dos mujeres juntas dicen más cosas que otros tantos, sin usar demasiado papel ni lenguaje rebuscado innecesario. Directas, claras, concisas. Esto es excelencia en periodismo. No tiene otra denominación.   

Imagen de Anónimo

Anónimo - 7 Mayo 2013 - 1:35 pm, Y que me dices de la industria armamentista Rusa o China? La mayoria de las armas de Siria se las provee Rusia y si te fija en las armas de los extremistas arabes, la mayoria son rusas o chinas!

Imagen de Anónimo

Celaya, mis respetos como siempre a sus artículos. Simples, directos y contundentes.