Domingo, 17 de Diciembre de 2017
18:50 CET.
Historia

Los colegios fantasmas

Archivado en

Algunos, irremediablemente perdidos, unos pocos dedicados a otros fines con mejor suerte, otros en situación de derrumbe, y la mayoría en avanzado estado de deterioro acumulado, los grandes colegios privados de La Habana, tanto religiosos como laicos, existentes antes del año 1959, constituyen una prueba irrefutable de irresponsabilidad y desidia, con respecto al cuidado de los bienes nacionales.

La Salle del Vedado, los Maristas de la Víbora, los Escolapios de Guanabacoa, de La Habana y de la Víbora, Baldor, el Instituto Edison, las Ursulinas, St. George's, Arturo Montori, Nuestra Señora del Rosario, Nuestra Señora del Pilar y otros, tanto de varones como de hembras o mixtos, sin años de mantenimientos ni de reparaciones o con reparaciones de mala calidad y un poco de "colorete" en sus fachadas, son tristes malos ejemplos a la vista de todos. Y algo similar ocurre con los existentes en otras provincias.

Dedicados los principales recursos financieros a la construcción de escuelas secundarias y preuniversitarios en el campo, y no una parte a la preservación del fondo arquitectónico-docente existente, durante los años de la fiebre por vincular a toda costa el trabajo agrícola y el estudio, en una estrecha interpretación de un precepto martiano, los grandes colegios privados, diseñados y construidos con todas las exigencias docentes, son ahora viejos fantasmas dispersos por nuestras ciudades. Fracasado el experimento agrícola-educativo, tanto desde el punto de vista docente como productivo y económico, hoy también la mayoría de esas secundarias y preuniversitarios en el campo se encuentran abandonadas y en estado deplorable, o en proceso de adaptación como viviendas y albergues para campesinos y obreros agrícolas.

Despojados los grandes colegios privados de sus nombres originales, rebautizados utilizando el santoral ideológico oficial y transformados totalmente, no precisamente para bien, en instituciones grises, han perdido su personalidad y tradiciones, logradas en años de ejercicio de la docencia. Además de estas pérdidas, también ha desaparecido el vínculo generacional donde abuelos y abuelas, padres y madres, hijos e hijas y nietos y nietas estudiaban en el mismo centro, convirtiéndose profesores y alumnos en una gran familia, a la que se pertenecía de por vida. Ser graduado de La Salle, de los Maristas, del Edison, de Belén o de las Ursulinas, por citar solo unos pocos ejemplos, formaba parte de la identidad personal y se proclamaba con sano orgullo.

A pesar del tiempo transcurrido y de los muchos avatares, de vez en cuando encontramos exalumnos y exalumnas de estos colegios, quienes mayoritariamente recuerdan con agrado y nostalgia sus días escolares, así como a sus profesores y condiscípulos y algunos momentos trascendentales vividos en sus aulas y patios. Es verdad que, con los primeros vientos tormentosos del "huracán de enero", una cifra considerable abandonó el país y los que quedaron, los menos, debieron amoldar sus vidas a las nuevas condiciones impuestas para lograr sobrevivir, ahora sin la posibilidad de poder reunirse cada uno, cinco o diez años en su mismo colegio, pues este había dejado de serlo.

Existen en el país, no reconocidas oficialmente, algunas fraternidades de antiguos alumnos, que agrupan a estos según sus colegios de pertenencia. Conozco en detalles la Fraternidad de Antiguos Alumnos Escolapios, integrada por exalumnos de La Habana y La Víbora y exalumnas de El Cerro, la cual, a pesar de las muchas dificultades, y del continuo envejecimiento de sus miembros, se reúne cada tres meses en el antiguo local, venido a menos, de lo que fueran las Escuelas Pías de La Habana, en San Rafael y Manrique. En el orden del día, regularmente se habla de los éxitos y logros de sus afiliados y también de sus necesidades y problemas, así como se informa sobre los fallecidos en el trimestre, sean viejos profesores o alumnos. También se dan a conocer las principales actividades escolapias en otros países, donde estos colegios mantienen su presencia.

Esas reuniones trimestrales se convierten en un espacio de confraternidad y amistad, a pesar de la distancia de los años. Antiguos alumnos de los Maristas, De La Salle y Belén, en mayor o menor medida, también las poseen. Todas funcionan debido al tesón de sus miembros, quienes no aceptan dejar desaparecer una época importante de la educación en Cuba.

A veces, hojeando una y otra vez las viejas Memorias de cada curso, que se editaban en la mayoría de los colegios, aparecen las imágenes de esos años con las caras y nombres conocidos, y no podemos dejar de compararlos con el presente. Entonces los recuerdos toman vida propia y aparecen poetas, ingenieros, arquitectos, artistas, abogados, pedagogos, militares, comerciantes, empresarios y hasta dirigentes políticos, de uno y otro sexo, que antes de ser lo que hoy son eran simples estudiantes de estos colegios. Cada quien marcado por un destino diferente, pero la mayoría con una gran añoranza por esos tiempos irrepetibles y por la absurda e innecesaria pérdida de una tradición.

Salvar los grandes colegios que aún quedan en pie, debe ser una exigencia y un clamor ciudadano, tanto por su valor material como histórico, además de constituir parte importante de la identidad de los municipios, de las provincias y del país, y más aún de generaciones de cubanos.

Antiguos colegios privados de La Habana

Archivado en

Algunos, irremediablemente perdidos, unos pocos dedicados a otros fines con mejor suerte, otros en situación de derrumbe, y la mayoría en avanzado estado de deterioro acumulado, los grandes colegios privados de La Habana, tanto religiosos como laicos, existentes antes del año 1959, constituyen una prueba irrefutable de irresponsabilidad y desidia, con respecto al cuidado de los bienes nacionales.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 27 ]

Imagen de Anónimo

Respuesta a "Anonimo 6 de mayo 2013 3:15 PMLas foto en que se muestra el Colegio de La Salle está correcta. Ese es el Colegion De La Salle del Vedado, que estaba y aun esta el edificio, en la Calle 13 entre B y C en el vedado, donde curse mis estudios desde primaria hasta bachillerato. El colegio que estaba en Bellavista entre Tulipan y Lombillo era la Academia De La Salle, tambien de los Hermanos de La Salle en la que daba Comercio y que originalmente estaba situada en la calle de Carlos III, en un edificio que fue derrumbado, antes de Castro, y en cuyo lugar se construyo la Compañia de Electricidad de Cuba.

Imagen de Lanzaflores

ufffffff

Imagen de Anónimo

Que se caigan pa'l Caribe, los salvajes que se crian en la incubadora Socilista, llamada Cuba, no necesitan Colegios!!! Para matar Vacas, Pelear Perros, Gallos Finos, Robar y hacer Trampas, son cvarreras que se aprenden el la Calle o en las Filas del Minint!!!

Imagen de Anónimo

El colegio "De La Salle " de la ciudad de Santiago de Cuba se encontraba ubicado (hoy se llama Secundaria Basica "Otto Parellada", un  martir de la "robo-ilusion" ) en  la calle "Heredia" esquina con la calle  "Corona", cerca de la sede del Banco Nacional de Cuba, todo santiaguero que en sus an`os de escuela primaria y algunos de secundaria basica y bachillerato que hayan pasado por esta escuela se recordaran y todos lo que hayan estudiado en otras escuelas privadas santiagueras lo recordaran tambien por el prestigio en la excelencia academica  que poseia, por el edificio que tenia una parte moderna en su frente y la construccion historica y vieja de la parte de atras de los dos edificios ,  de manera que la historia "no se puede borrar" solo  con la goma de un lapiz ,  porque la historia esta compuesta de eso de : "hechos reales". Gracias,...., Rudy

Imagen de Anónimo

Para el anónimo de las 3:15: No sólo existían dos colegios La Salle, sino otros más: Había en Vedado, Marianao, Miramar, Nuevo Vedado, Plaza Cívica y el plantel gratuito de Palatino. Eso, en La Habana. Había La Salle en casi todas las capitales de provincia, y a partir de cierto momento, un seminario para la formación de nuevos hermanos. Creo que estaba en el Rosario. Todo eso destruyó el comunismo.

Imagen de Anónimo

La foto del antiguo colegio La Salle y su direccion esta erronea. El verdadero colegio La Salle, quedaba en Bellavista, entre Tulipan y Lombillo, Nuevo Vedado. Yo vi con mis propios ojos como quemaban en los tanques de petroleo las fotos de curas, estudiantes, maestros, ese colegio fue llamado Jose Luis Arruñada. Y no creo que existian DOS COLEGIOS LA SALLE. En Facebook hay un grupo de estudiantes graduados en JLA con fotos actuales.Y si todo lo que toca el comunismo se convierte en BASURA .... 

Imagen de Anónimo

Lo peor que le paso a Cuba es haber estado a 90 millas de US pues era mas facil irse que quedarse y ponerle presion interna al comunismo y los Castros.  Si no se hubieran ido 3 millones de cubanos de Cuba todo se hubiera arreglado con una bala entre los ojos de Castro y sus grupo de HPs !!

Imagen de AdelaCuba

Y yo me pregunto, si los fabulosos colegios de arquitectura artdeco o colonial, están en ruinas y las grandes escuelas en los campos están cerradas ¿Adonde estudian los jóvenes cubanos? No podría imaginar una cultura sin escuela. La verdad que en los últimos 3-4 meses me he despegado un tanto de seguir las noticias de nuestra isla. No es que no me interesa, la verdad es que me deprime y me frustra el no poder hacer nada. Comentar ayuda pero en realidad nuestras palabras se pierden la mayor de las veces. Este artículo me duele y me apena. La visa de Mariela, después de habérsela negado me dolió como una galleta y para ser abusada, en realidad no tengo tiempo. Sin querer tendré que repetirme finalizando con aquello de “hasta cuando’ esa isla va a soportar todo el abuso de esos hijos de … su madre!     

Imagen de Vctr Fdz

Anonimo de las 12.50: Tienes toda la razón. Queremos lo mejor para nuestra patria y nuestro pueblo, y eso significa imprescindible: la salida de la famila Castro, amigos, asociados, simpatizantes, aspirantes, y demas seguidores, del poder; un juicio con presencia de observadores internacionales y con la constitución del 76 en que sean juzgados y propiamente condenados todos los criminales, por ejemplo, quien dió la orden y ejecutó el hundimiento del Remolcador 13 de Marzo; la inhabilitación profesional de los fiscales, jueces y abogados que han condenado en juicios sumarios a muerte a personas por el simple hecho de querer escapar de la isla infierno; la aceptación del multipartidismo y la consecuente legalización de todos los partidos y de un comité electoral que regule que los fondos estatales no sean empleados para los intereses de ningún partido, sino para los del pueblo; la formación de un Congreso multicolor (poíticamente hablando); la liberación de la economía (obviamente, habiendo confiscado cuanto la clase gobernante de hoy se ha estado robando, habiéndoles sancionado e inhabilitado para tomar parte en ninguna empresa nacional ni como representante de ninguna internacional por ser lo que comunmente se conoce "delincuentes fiscales" -y políticos corruptos-); el desarme y desmantelamiento del ejército cubano en pleno (como hizo Costa Rica), por innecesario; tantas cosas... ninguna de las cuales es posible bajo la dictadura castrista.

Imagen de Anónimo

Anonimo.....no h abia leido tu comentario.... pero por tu escrito creo q pertences a los Socotrocos, Tarupidos y Envidiosos del mundo....  No tienes ni hueso para hacer sopa...ra