Lunes, 11 de Diciembre de 2017
18:14 CET.
Academia

Tres académicos opositores invitados por universidades de EEUU

Por estos días partirán a EEUU los académicos afrocubanos independientes Leonardo Calvo Cárdenas, Manuel Cuesta Morúa y Juan Antonio Madrazo Luna, para participar en una jornada cultural latinoamericana en la Universidad de Pittsburgh, Pensilvania.

El encuentro "Crossing Havana-Afroamericans", que se dedica este año a Cuba, arrancará el 6 de mayo y es patrocinado por Alianza Afrocubana, Sproud Fund, City of Asylum, Pensilvania Council of Humanities, Carnegie Mellon, Universidad de Pittsburgh y el Coro Latinoamericano entre otras instituciones. Se abrirá con una exposición fotográfica sobre la realidad de los afrodescendientes cubanos, su pobreza y asentamientos marginales, captados por el lente de Madrazo, líder del Comité Ciudadano por la Integración Racial (CCIR). Durante la cita ―que concluirá el 11 de mayo― se impartirán conferencias sobre la temática racial y sus proyecciones.

Aprovechando la exhibición del documental 1912, de la realizadora cubana Gloria Rolando, expondrán las manipulaciones históricas en torno a la polémica masacre de los Independientes de Color, y la probada participación en los sucesos de José Ismael Martí, hijo del héroe nacional cubano.

Aunque el CCIR ya emitió una declaración sobre el tema, también abordarán las consecuencias del caso Zurbano, el intelectual afrocubano caído en desgracia y satanizado por los voceros e intelectuales adeptos al régimen, tras la publicación de un artículo en The New York Times donde expuso la realidad económica de los negros en Cuba, ya salidas a luz a través de las denuncias de los comités pro derechos civiles en la Isla.

Según Leonardo Calvo, vicecoordinador del CCIR, ellos tendrán el honor de ser los primeros académicos cubanos independientes que participarán en el congreso de Latin American Studies Association, (LASA), a celebrarse a finales de mayo, y su equipo integrará paneles con otros afrocubanos residentes en los EEUU. Realizarán intercambios con otras universidades, impartirán conferencias y mostrarán realidades ocultas, perspectivas de transformación de la historia actual y cuanto puede aportarse para el futuro.

Con este viaje tendrán la oportunidad de abrir más contactos con el espectro político y de derechos civiles en Norteamérica, afirma Manuel Cuesta Morúa, líder del proyecto Nuevo País y portavoz del Partido Arco Progresista. Los tres académicos muestran un marcado interés acerca de la comunidad afronorteamericana y sus líderes.

"Resultaría fascinante un intercambio con el actor hollywoodense Danny Glover quien integra la organización Trans-Africa", manifestó Cuesta Morúa. "Glover es un estadounidense muy identificado con el castrismo y con la lucha por la libertad de los cinco espías cubanos presos en cárceles de EEUU. Podríamos tener un intercambio amistoso con él y, al mismo tiempo, ilustrarle sobre la cara oculta de la revolución cubana". A la par, le invitarían a exigir la pronta excarcelación de los activistas afrocubanos Sonia Garro y su esposo Ramón Alejandro, quienes permanecen en un limbo legal a pesar del estado de salud deplorable de Sonia

Para los tres activistas civiles sería un sueño convertido en realidad visitar el memorial Martin Luther King Jr., el de Malcolm X, el campo de batalla de Gettysburg y el barrio de Harlem, para preguntarle a algunos de los sobrevivientes sobre la visita de Castro a su localidad en 1959, ya que este fue un hecho iconográfico muy explotado por la historiografía oficial.

El prestigioso CCIR, creado en agosto del 2008, fue nominado recientemente al premio Hrant Dink que la fundación del mismo nombre entrega en Estambul desde el año 2009. Sus líderes Madrazo Luna y Calvo Cárdenas fueron elegidos delegados (y se les impidió asistir) a la Primera Cumbre Mundial de Afrodescendientes celebrada en La Ceiba, Honduras, en 2011. Y mantienen una colaboración muy activa con la revista Islas editada en el exilio, un magazine de materia afro.

A la pregunta de cuáles serían sus reacciones en el caso de que grupos hostiles dirigidos desde La Habana intentaran sabotear sus actividades, los académicos contestaron resueltamente que son demócratas, sin enojos, y no acumulan rencores ni rabietas. Les caracteriza la serenidad y, si acaso ocurrieran hechos así, estarían dispuestos a compartir la mesa con sus opositores y a polemizar públicamente con ellos civilizadamente.

Miami es un objetivo obligatorio para los académicos afrocubanos. Anhelan captar la vibración de ese enclave de exiliados cubanos, devenido en una próspera comunidad. Por último, revelaron su interés por conocer a un afrocubano que integró la expedición de la brigada 2506 y participó en el desembarco en Bahía de Cochinos, a quien Fidel Castro preguntó al advertirle entre los prisioneros: "¿Eh, y tú qué haces aquí?".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 24 ]

Imagen de Anónimo

La verdad es que debiera cesar todo tipo de racismo en Cuba,pero tambien el racismo de los negros hacia los blancos del que se habla muy pero que muy poco...."oye tu blanquito","que mal bailan los blancos",etc,como si los blancos de ahora fueran los culpables de todo el mal que se le causo a las personas de raza negra siglos atras.....

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 2 Mayo 2013 - 6:25 pm.Dudo mucho que le "viren el cassette" a nadie allá. Hay que tomar en cuenta que, como dije en otro post, Morúa y sus colegas nunca han experimentado actos de racismo profundo, como sí lo tienen a montones las comunidades negras en la Estados. En esa línea lo que puede ocurrir es que sea el cassette de ellos el que vire un poco, y más aún si tienen que aguantar muestras de racismo rancio de la comunidad cubana, que estoy casi seguro que lo van a recibir, primero porque en la concreta a los cubanos en Florida no les importa el discurso de los oopositores en la Isla (y menos si son negros). Unos, los de mayor peso y poder político, porque desprecian a todo el que tenga una idea distinta a la de ellos para enfrentarse al régimen (lo de ellos es línea dura), y otros, una mayoría en gran parte emigrantes de los 80 para acá, porque carecen de cultura democrática, padecimiento crónico de los cubanos que se acentúo después de 1959. Para estos últimos, Morúa y compañía no pasan de ser "tres negritos dialogueros" (frase que ya he escuchado).

Imagen de Anónimo

 Lo de menos es el apoyo que reciban de los negros nortemaricanos. Morua, Cardenas, Madrazo saben a lo que se van a enfrentar. Estos cubanos (afrocubanos?) son intelectuales y conocen las realidades, para eso van a viajar alli, para enfrentarse a esos otros negroa y virarle el casete que el castrismo revolucionario les metio en sus cabezas. Ellos les van a explicar la realidad cubana que no es lo que se ve por fuera, tienen las palabras y los argumentos para convencerlos, a eso van, no a buscar apoyo sino a exponer la realidad en que viven los negros cubanos y los cubanos en general. Suerte. 

Imagen de Anónimo

en verdad que para los afroamericanos Fidel es un Heroe, pero no han tenido la oportunidad de tener a Cubanos negros hablandole de frente. Su relacion con la Comunidad cubana ha sido tormentosa, pues esta le ha mostrado su lado mas racista siempre. Recordar los 60 y 70 en miami, y en los 90 cuando Mandela visito U.S muchas ciudades le otorgaron la Llave de la ciudad menos Miami por ser este "amigo de Fidel"

Imagen de Anónimo

No hay que separar el racismo que sobrevive en USA, como el que pueda rezumar la colonia cubana en Miami, ni el de la propia isla. Es el mismo, asi que de alguna manera Danny Glover y muchos negros estadounidense comprenderán la naturaleza del racismo solapado de la dictadura.

Imagen de Anónimo

Totalmente de acuerdo con el Anónimo - 2 Mayo 2013 - 1:39 am.De los negros en los USA no tendrán absolutamente ningún apoyo, todo lo contrario. La gran mayoría de los negros estadounidenses que conozco se sienten maravillados por la manera en que en Cuba, bajo el régimen de los Castros (sobre todo Fidel, que lo ven como ídolo), los negros no viven en ghettos, como si ocurre en los USA. Cuando visitan Cuba y ven la manera natural con que conviven negros y blancos, sin las tensiones a que están acostumbrados en muchas ciudades norteamericanas, se identifican enseguida con la 'revolución'.Morúa y sus colegas van a recibir un baño de agua fría en ese sentido. Por otra parte, espero que no tengan malas experiencias en su periplo por Miami, donde aún a estas alturas se rezuma el racismo feroz que si había en la Cuba de los 50. Peor aún sería que se encuentren con una comunidad cubana abiertamente racista e intolerante, como claramente es la del Sur de la Florida, y sufran en carne propia una discriminación que nunca han sentido en la  Cuba castrista.

Imagen de Anónimo

De los afros americanos no esperen respaldo.  Para el 90% de ellos Fidel es un heroe.  Les dio palizas a los proxies sudamericanos, fue amigo de Mandela cuando era considerado un terrorista marxista en el mundo entero, ha cobijado miembros de Las Panteras Negras, se hospedo en Harlem, en aquellos tiempos, es amigo de Hank Aaron, Belafonte, y un largo etc's. Las vistas que ellos ven de Cuba, son de negros viviendo al lado de blancos, no como en U.S. que se vive en sectores no integrados.  Les deseo suerte.

Imagen de Anónimo

Me alegro de que ahora puedan viajar y exponer sus puntos de vista en las universidades de este país y dar a conocer su mensaje. Son parte del diversa sociedad civil cubana que se está forjando. De acuerdo con que en Cuba el término 'afrocubano' nunca se ha aplicado a las personas, sino a las cuestiones culturales/religiosas or artísticas con marcada influencia u orígenes africanos. En cuanto a las personas, se les debe llamar  cubanos negros, cubanos blancos o cubanos mulatos o lo que sean. Pero siempre cubano por delante. Eso de 'negro cubano', "mulato cubano' etc. no suena bien, porque da a entender que son negros o mulatos primero y después, solo después, cubanos. Es otra forma de discriminación y egoísmo relacionado con la palabra 'cubano'. De igual manera, eso de afrocubano no es correcto cuando se denomina así a las personas. Para emparejar la cosa, entonces habría que decir siempre 'eurocubano' o 'hispanocubano' para los blancos o 'afroeruocubano' para los mulatos, si fuerámos a ser precisos.  Si se usa afrodescendientes, entonces hay que usar tambien el término eurodescendientes. Todo lo cual está bien cuando se escribe un libro, pero se oye muy raro cuando la gente lo emplea para referirse a cubanos comunes y corrientes, blancos y negros. Pero, en fin, esa es solo mi opinión y es lo de menos. Lo importante es que se trate con seriedad la situación de esta parte importante de la población cubana.

Imagen de Anónimo

En hora buena que esto ocurre. Nosotros loa Afrocubanos tenemos la obligacion de levantar nuestras propias voces. Si hay otros que quieren levantarlas esta bien, la verdad no se puede esconder, pero desde este momento llevaremos un nuevo tema a la palestra internacional, con nuestras voces.

Imagen de Anónimo

Por favor, no se contagien con los políticamente correctos gringos. Entre cubanos decimos académicos cubanos de raza negra. No le decimos a nadie "afrocubano".