Domingo, 17 de Diciembre de 2017
00:00 CET.
Turismo

La Oficina del Historiador transformará en paseo marítimo la zona del puerto de La Habana

Archivado en

La Oficina del Historiador de La Habana (OHCH) quiere convertir el puerto de la ciudad, al borde de su casco histórico, una de las zonas más turísticas de la capital, en un paseo marítimo en el cual los antiguos muelles y edificios serán espacios de ocio, recreo y comercio, reporta EFE.

La OFCH  impulsa la reanimación de la zona ante la previsión de que las actividades industriales y fabriles del puerto de la capital se trasladen progresivamente al de Mariel, que aspira a ser el principal del país y uno de los más importantes de la región.

Con la ampliación del Mariel, todo apunta a que el puerto de la capital tendrá en el futuro un uso centrado en el turismo, una de las principales fuentes de ingresos del Gobierno.

Por el momento, los esfuerzos de la estatal Oficina del Historiador, que dirige Eusebio Leal, se concentran en la Avenida del Puerto, en la franja comprendida entre el llamado Muelle de Caballería hasta los almacenes San José, donde se ubican antiguos edificios como la Aduana, el Emboque de Luz y el muelle de la madera y el tabaco.

Kenia Díaz, directora general de los Proyectos de Arquitectura y Urbanismo de la OHCH, explicó a la agencia EFE que la recuperación de esta zona es un "ambicioso" proyecto que arrancó en 2009 y, según el plan, debe estar totalmente concluido dentro de cinco años.

La idea es que la vía se convierta en un "sitio de paseo para la ciudad" donde la relación con el mar sea "más explícita" con espacios abiertos a la bahía y espigones flotantes, entre otros elementos, dijo Díaz.

Para este segundo trimestre del año, el antiguo muelle de la madera y el tabaco, que data de la época colonial y debe conservar su estructura original, quedará reconvertido en una gran cervecería, con fábrica propia en su interior, donde también se ofrecerán servicios gastronómicos, indicó EFE.

Otro de los proyectos para la zona es la recuperación del llamado Emboque de Luz y el restablecimiento de su función como punto de atraque y estación de pasajeros de las lanchas que comunican la Habana Vieja con otros puntos de la Bahía como Casablanca, Regla o Guanabacoa.

Más adelante, la Oficina del Historiador planea acometer la segunda fase de los Almacenes de San José, que desde hace años albergan el mercado de artesanía de la ciudad y en cuya segunda planta se instalará un centro comercial y un teatro.

Posteriormente, en la Aduana —un inmueble frente a la Plaza de San Francisco construido en 1914 con la tipología de los docks ingleses y que incluye un conjunto de tres espigones— se remodelará la fachada para recuperar su aspecto original y construir en su interior un aparcamiento en dos niveles para 400 vehículos y posiblemente un centro comercial en su planta superior, de acuerdo con la información oficial.

En la Aduana, que se mantendrá como punto de atraque de los cruceros turísticos que llegan a La Habana, se pretende además crear un espacio público en su planta baja abierto al mar como continuidad del paseo marítimo que se proyecta para todo el tramo.

Además de las intervenciones para la recuperación del patrimonio portuario de la Habana Vieja, se trabaja desde hace años en el saneamiento ambiental de la bahía, aspecto que no obstante sigue siendo una de las asignaturas pendientes de la zona.

En la capital se creó en 1998 un grupo de trabajo estatal para sanear la rada y su cuenca tributaria. Las medidas correctivas aplicadas desde entonces han logrado reducir la contaminación y aumentar los niveles de oxígeno en el agua de una bahía que, sin embargo, todavía recibe residuos de 96 fuentes contaminantes, según datos facilitados a EFE por esa entidad.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 4 ]

Imagen de Anónimo

de acuerdo con lo anterior.  Me anima la idea, esperemos

Imagen de Anónimo

Esto me recuerda los muelles de San Francisco, en California, que después de su auge durante la WW II como base naval, fueron convertidos en paseos, bares, restaurantes, boutiques de curiosidades, un lugar encantador, donde los pelicanos son tan mansos que si uno se les acerca sin brusquedad se dejan acariciar las cabecitas. Lastima que frente a este bello lugar esté la silueta de la tenebrosa roca de Alcatraz. Ojalá los felices paseantes de la futura área habanera en remodelación no dirijan sus recuerdos a la también terrible prisión de La Cabaña.

Imagen de Anónimo

Espero que el proyecto incluya trasladar TODA la carga y descarga del puerto de La Habana al Mariel, y que se gasten una buena cantidad de plata descontaminando la bahía de La Habana, porque no creo que nadie pueda sentarse a comer ni a cincuenta pasos de ese olor espantoso.

Imagen de Anónimo

Quieren hace lo mismo que en Buenos Aires con Puerto Madero. Van a tener que resolver primero el problema de la peste de la bahia si quieren que les funcione. Esos turistas gringos que estan esperando que algun dia aterricen ni se acercaran a un lugar insalubre. No hablar ya de consumir algo.