Jueves, 14 de Diciembre de 2017
21:00 CET.
Religión

Jaime Ortega arremete contra la violencia en su sermón de Viernes Santo

El cardenal Jaime Ortega arremetió este viernes contra la violencia y la venganza en un sermón de Viernes Santo transmitido en directo por la televisión oficial, en el que se refirió en concreto a la situación de la guerra en Siria, reporta EFE.

"Quienes tratan de vencer la violencia con más violencia, hacen que el ser humano se convierta en una fiera, y que la guerra destruya a los pueblos", afirmó Ortega durante su prédica en la Catedral de La Habana, ante decenas de feligreses de diferentes nacionalidades.

"Veamos ahora la guerra de Siria, el desquite, la venganza, el cobrarme lo que me han hecho, el ajuste de cuentas, es el modelo duro y violento seguido por muchos en esta hora de la historia", añadió el también arzobispo de La Habana.

El sermón de Ortega se refirió a la violencia como "el gran mal de la humanidad" e insistió en el poder del perdón como "creador de un mundo renovado, de una humanidad nueva".

Un canal nacional de televisión realizó la inusual transmisión en directo del "Sermón de las siete palabras" por Viernes Santo, declarado feriado en 2013 por el Gobierno por segundo año consecutivo, tras la visita del papa Benedicto XVI en marzo de 2012.

En concreto, este ha sido el segundo viernes de Semana Santa que se celebra como día de asueto en Cuba desde inicios de la década del sesenta, cuando la revolución de 1959 liderada por Fidel Castro eliminó ese descanso del calendario.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 46 ]

Imagen de Anónimo

Jaime, Violencia NO, JUSTICIA SI!Tampoco podemos olvidar a los asesinos y torturadores del gobierno (tanto los actores como los autores intelectuales), no significa salir a la calle y a empezar a ahorcar, significa llevar a los tribunales, garantizarles un juicio justo; pero nunca olvidar o perdonar a un asesino porque ese mismo seguira asesinando luego desde la sombra de una mafia.

Imagen de Anónimo

 señor Ortega usted hablando de venganza y de violencia y no se pronuncia por las golpizas a las damas de blanco y por la vigilancia y persecución y arrestos violentos  de muchos disidentes ese día, entonces de que lado está el odio y el ajuste de cuentas en Cuba , inclusive contra contra gente indefensa

Imagen de Anónimo

Anónimo 5pm, no, Jaime Ortega no es el enemigo, pero ha sido cómplice del enemigo. Sirvió de recadero a Raúl Castro prometiéndole a los presos y familiares que podrían volver y sus propiedades serían respetadas. Raúl Castro se burló de esas promesas y Jaime Ortega, como buen recadero complaciente del castrismo, no dijo ni mu.Y en cuanto a los partidos españoles, ya los presos venidos a España se quejaban cuando gobernaba el PSOE, y fue Miguel Ángel Moratinos, canciller del PSOE, el otro recadero fiel de Raúl Castro. Moratinos y el PSOE fueron los que no debieron traer a España a tantos familiares de presos, dada la crisis y dadas las dificultades de sostenerlos. Pero tanto a Moratinos como al PSOE le interesaba políticamente el gesto, y poco les importaba quién se quedaría después en la calle.Y la liberación de esos presos, por mal que hayan ido luego las cosas, no se deben a Ortega, sino a las Damas de Blanco, que tuvieron que presionar al fiel recadero de Raúl Castro en la Iglesia Católica.Jaime Ortega utilizó a esos presos para conseguir abrir centros católicos. Se portó, lo mismo que Moratinos, como un redomado hipócrita.  

Imagen de Anónimo

 Jaime Ortega no es el enemigo. Ha probado varias vías para oponerse a las barbaridades del régimen de los Castro. No hay que olvidar que es uno de los autores de la carta pastoral El amor todo lo espera que en 1993 llenó de esperanzas al pueblo de Cuba porque hacía críticas muy duras al gobierno apenas tres años después de que Ochoa fuera fusilado, época muy convulsa para el país. Fue una carta que muchos nos alegramos de que hubiera sido escrita, leída en las iglesias de Cuba y que luego pasó de mano en mano. Ortega ha tratado, con mayor o menor acierto, de forzar que ocurran cambios y que ha logrado que por primera vez un grupo numeroso fuera escuchado sin poder ser reprimido. En el caso de los presos políticos fue a quien quiso escuchar el gobierno de Cuba y quien logró esa liberación que todos pedíamos. El que traicionó a esos patriotas exiliados no fue Jaime Ortega, fue el Partido Popular, que los dejó en la calle y sin apoyo en su insensata carrera por desprestigiar al PSOE sin importar los medios y quién quede en el camino. Entiendo que su homilía es una advertencia al pueblo de Cuba para que evite la vía de la violencia para deshacerse de los Castro, pues esa dictadura obrará de la misma forma que el dictador sirio bajo la mirada indiferente de la comunidad internacional y es un llamado a la tolerancia, que es algo de lo que carecemos muchos cubanos.

Imagen de Anónimo

Para Anonimo 31 marzo 2:13, Estoy plenamento con usted,  o es que ya le se olvido a Ostegita (no sera familia del presidente de nicaragua) que cuando gano la envolucion lo primero que hiso Fidel fue botar a todos los sacerdotes de Cuba que no eran sumisos al govierno recuerden aquel dicho popular"no le tires piedras al tejado del vecino si el tuyo es de bidrio" entonces no comentes lo de otros paises cuando el tuyo esta en candela o es que no tienes pantalones para decir la verdad como lo hacen los opositores en cuba o es que se te ha olvidado la historia donde la iglesias ha jugado un papel importante en la liberacion de los pueblos, entonces pendejo a que le tienes miedo si no  renuncia y vete para Roma que tu no heres cubano a lambiarle los pies al Papa.

Imagen de Robustianoellibre

la misma escuela de los castros, hablando de la violencia en siria  y dentro de la isla esclava los presos politicos y los disidentes son victimas de la violencia y del terrorismo de estado fascista, el pueblo oprimido que no puede ni alzar la voz y este cura preocupado por la violencia en el fin del mundo.

Imagen de padre Ignacio

...y he aqui que vez la paja en el ojo ajeno y no adviertes la viga en el tuyo propio.

Imagen de Anónimo

A ver, haber, genios, ¿quién me dice cuál es la diferencia entre Fidel Castro hablando de la visita de Bush a Albania y Jaime Ortega, de Siria? Carajo, me pregunto, ¿pero por qué no se dan un paseíto más cerca, por las calles de La Habana y hablan de la represión, de la persecución de los CDR, del hambre, del descontento popular, las Damas de Blanco, los presos políticos, los fusilados desde aún antes de 1959; el rescate de la ciudad capital, al menos de su falta de pintura, el acueducto  y los baches de sus calles? Porque es ahí, donde radican muchos de los problemas de los habaneros. Y no en Siria. Ni la cabeza de un guajalote. Para mí que el Jaimito quiere imitar a alguien. ¿O no? ¿También escribirá sus reflexiones?  ¿Nos vendrá a hablar, en un futuro próximo, de no bendecir más durante el Domingo de Ramos, los ramos de olivo y las palmas, sino las hojas de Moringa Oleifera?

Imagen de Anónimo

Que facil y ligero hablan todos aqui. Parece que se les ha ido olvidando lo que es el monstruo de los asesinos sordidos sumergidos en la doctrina del odio y la venganza. El Cardenal ha tenido los coj que no tienen ninguno de ustedes. Su mensaje de viernes Santo es asimilado por el pueblo cubano que es un pueblo subyugado pero receptivo, inteligente y avido de Dios despues de tantos annos de un discurso interminable lleno de mentiras y oidos. El paso a paso va ganando y Dios que es quien escribe la historia, se va dejando ver por Misericordia a traves de estos espacios. Espacios ganados con esfuerzo y so pena de muerte moral o mutilacion personal. No pierdan la memoria mas escuchen y analicen estas buenas palabras, No al odio, no a la ravancha, lo a la violencia porque todo esto genera mas de lo mismo y siempre terminan pagando los inocentes. 

Imagen de Anónimo

La iglesia hablando de violencia cuando el Papa actual encubrió y nunca denunció las torturas y los desaparecidos en Argentina. Lo primero que tiene que desaparecer para parar la violencia es la complicidad de quienes cuya fe debiera partir de trabajar por la paz y no apoyar a dictaduras sangrientas como las de Chile, Argentina y otros sitios.