Sábado, 16 de Diciembre de 2017
01:31 CET.
Opinión

Un sueño chino

El general Raúl Castro, presidente de la República de Cuba por sucesión dinástica, refrendada en los últimos comicios indirectos y unipartidistas allí celebrados, tuvo hace algunos años un sueño o una visión de futuro. En su ensoñación, Cuba volvía a ser un país próspero, con un dinamismo económico basado en iniciativas privadas, abundantes inversiones extranjeras, créditos del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, millones de turistas estadounidenses que cada año visitaban la Isla y un caudaloso comercio exterior fomentado desde Miami.

Todo eso, en el sueño, estaba debidamente coordinado y vigilado por el Partido Comunista de Cuba (PCC), única agrupación política autorizada por la ley, en cuya cúpula los miembros más jóvenes de la familia Castro ocupaban cargos fundamentales. El Parlamento se reunía ocho días al año, en vez de los cuatro de ahora, y aprobaba en votaciones unánimemente unánimes todas las leyes necesarias para el funcionamiento armonioso de la nación y la emigración. El diario Granma, órgano oficial del PCC, tiraba 5 millones de ejemplares diarios y en las iglesias del país se cantaba un Te Deum solemne el 13 de agosto, para conmemorar el natalicio de su difunto hermano.

En resumen, un sueño chino.

Pero la terca realidad está empujando a Cuba por otros derroteros. Hay por lo menos once millones de razones para que el modelo chino anhelado por el general/presidente y algunos de sus colaboradores no resulte viable en la Isla. Entre las más obvias, cabe mencionar la historia, la geografía, la economía, la demografía y el folclor.

La solución de recambio parece ser el modelo postsoviético o putinesco. Sus elementos son bien conocidos: un partido hegemónico que ejerce el control indirecto de la economía, agrupaciones opositoras toleradas aunque poco menos que simbólicas, parlamento plural pero obsecuente, tribunales serviles, prensa "crítica" financiada por el propio Estado, iglesias dóciles y sindicatos amaestrados.

Esta fórmula podría prosperar sin grandes dificultades en el Caribe. De hecho, el difunto Hugo Chávez demostró que sí se puede, que es posible monopolizar el poder con un partido prácticamente único, tribunales sumisos y un parlamento dócil, siempre que el ejército quede bien trincado entre las dos pinzas del alicate: la milicia presidencial y la policía política. A condición, por supuesto, de que estén a mano los dineros indispensables para engrasar la maquinaria. En ese régimen se celebran elecciones de previsible resultado, se tuercen las leyes sin quebrar la Constitución y se aprueba en el parlamento cuanto el ejecutivo considere necesario. El montaje ostenta toda la escenografía del Estado de derecho y no presenta ninguno de sus inconvenientes. La prensa, la oposición, las iglesias y los sindicatos conocen los límites de la crítica y, por lo general, se cuidan de las transgresiones.

En Cuba ese proyecto contaría además con la colaboración de un sector de la emigración dispuesto a ampliar sus negocios con la Isla en nombre de la reconciliación familiar y el perdón de los pecados. Las reformas necesarias para que ese modelo funcione ya están en marcha y los cabilderos de La Habana sostienen que su aplicación legitima al Gobierno y vacía de contenido lo poco que queda del embargo estadounidense. Además, si Estados Unidos ha convivido 14 años con un régimen similar en Venezuela, ¿por qué no va a tolerarlo sin mucha irritación en Cuba?

Aunque se ajusten a las circunstancias del momento, esa sociedad y ese Estado que el castrismo, disfrazado de neochavismo, va urdiendo lentamente en Cuba, están lejos de ser inevitables. Uno de los peores errores que pueden cometerse en política es dejarle al adversario la certidumbre de una complicidad con la Historia. Ya lo advertía Machado (el poeta, no el presidente): "No está el mañana —ni el ayer— escrito".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 10 ]

Imagen de Robustianoellibre

fuera los castros! y entonces se podra empezar a hablar de una Cuba nueva.

Imagen de Anónimo

Raul, en esta foto luce unas de las mejores poses de valet.

Imagen de Anónimo

Un gran comentario,  es precisamente lo que pasa en Cuba. Pero, ¿Estamos preparados para enfrentar este "socialismo del siglo XXI"? La imperfección del sistema capitalistas es la mejor cuartada que tienen los postsoviéticos o neochavistas.  No es suficiente con tolerar a una oposición, o una prensa disidente, incluso, con dejar a las personas entrar y salir del país; se trata de la dignidad humana. Los Castro comprendieron que, en este mundo, lo que cuenta son los intereses económicos y siempre habrá almas influyentes  suceptibles a ser compradas. Los pueblos están más solos que nunca. La corrupción mundial nos lidera. Es una pena.

Imagen de Anónimo

Para Esopo,El deseo del mutipartidismo (NO bipartidismo) es muy bonito; pero como garantizas que luego del 'BOOM' de partidos a raiz del derrocamiento de la dictadura de los castros, estos no deriven hacia el bipartidismo?.En EEUU como en la mayoria de los paises capitalistas desarrollados existen desenas de partidos (incluyendo el comunista); pero en la practica generalmente tienen que aliarse a uno de los dos mas fuertes pues solos no representan ni logran arrastrar a muchas personas.En la politica como en la economia, esta mas que comprobado: "El que no crece, muere", miles de negocios empiezan por pequenos talleres y van creciendo, en la medida en que la copetencia arrecia, se unen unos con otros hasta crear coorporaciones y transnacionales.En resumen: Estoy de acuerdo contigo en que mas de dos partidos seria lo ideal; pero como lo lograras!?. Parece ser mas un deseo que algo practico!

Imagen de Anónimo

Se debe llamar 'el sueño' de la China Loca....... ES muy simple, estos asesinos, degenerados y destructores de un país durante más de medio siglo, es IMPOSIBLE que 'participen' de ninguna forma o manera en la GRAN obra de la RECONSTRUCCION NACIONAL moral y materialmente y con el regreso de DIOS a la Patria Cubana.Igual que sucedió en la Alemania Nazi, ES abosolutamente necesario que DESAPAREZCA la Kuba Castrista, para poder tener un nuevo y VERDADERO  futuro.  Lo demás son 'especulaciones huecas' pues esos malditos, empezando por el 'general' SIN batallas y 'presidente' de dedo'.... están MUY conscientes de que al llegar el inevitable colapso de la maldita ROBOlución caSStriXta, la magnitud de VERDAD que saldrá a a luz, será tan terrible como lo que sucedió en la Alemania Nazi....y desesperados buscan, por TODAS las vías posibles, evitarlo... SIN éxito.SOLAMENTE el ERRADICAR ese 'Marabú Maldito' nos podrá ASEGURAR un futuro en Libertad y Democracia plena.  TODO lo demás son cuentos de camino... y 'sueños' de verano, que terminarían en pesadilla.   SOLO la VERDAD nos hará LIBRES.   AménLINEA RECTA  Igual que sucedió

Imagen de Anónimo

Para Anónimo - 23 Mar 2013 - 1:33 pm, Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, solo me falta enfatizar, algo que me falto en el comentario anterior para delimitar mi posición al respecto, NO al partido único NO AL BIPARTIDISMO de López Levy, de los editores de Espacio Laical y del otro lame culo, SI AL MULTIPARTIDISMO, Comentario de Esopo.

Imagen de Anónimo

 los castristas tratan de engañar a los cubanos pero se olvidan que existe un amplio movimiento disidente con verdaderas bases pluralistas y democráticas en materia política y que como pueblo saben quien es quien,...les recomiendo que no insistan mas , tendremos elecciones libres y los hipócritas que puedan quedar representando el comunismo castrista de la manera que sea siempre serán una minoría bien pedante que apenas tendrán los muy pocos votos de ellos mismos.

Imagen de Anónimo

Miguel pienso que ese modelo que te refieres no es el actual chavismo, a no ser que el tal Maduro con su corte estalinista lograra perpetuar en Venezuela, que sería a mi modo de ver, por mucha razones que no voy a explicar porque solo cuento con 1500 caracteres para mi comentario. Pienso que te estás refiriendo al modelo ya enunciado por Arturo López Levy hace ya unos años en CE y hace alguno días por la gente de Espacio Laical, así más recientemente por el encartonado siverchanchetero que no amerita decir su nombre, constituido por un modelo bipartidista integrado por el PCC y una  OPOSICIÓN LEAL a dicho partido según los editores de Espacio Laical, COMENTARIO de Esopo.

Imagen de Anónimo

por omar el soldador.cada comentario est repetir la misma frase, nada cambiara el rumbo hasta que tengamos un lider opositor que poco a ppoco sea reconocido por el pueblo, que sea valinte y a la vez inteligente, que no repita historias ya comentada y se enfoque en la verdad un saludo omar

Imagen de Anónimo

Por joseluis sito,Se enteran ahora que lo que persigue el regimen castrista es mudar su piel de serpiente, al modelo chino o venezolano o irani o cualquier ''dictadura elegida'', es decir con elecciones falsas, fraudulentas.La cuestion no es el modelo chino, la cuestion es que el ''modelo'' castrista ya no sirve ni para ellos como lo dijo el Dictador Maximo, entonces tienen que buscar cualquier cosa, china o no china, que sirva para sobrevivir, para que sobreviva la familia castrista. Es aqui donde la resistencia cubana tiene que pensar en como detener estas maniobras y estrategias castristas de supervivencia, antes de que sea tarde.La resistencia cubana no puede dejarse llevar por los excastristas todavia comunistas o demás blogueros/as que de hecho son colaboracionistas conscientes o inconscientes de la dictadura para instalar este neocastrismo.La unica via para que Cuba recobre su democracia y libertad es un levantamiento, una insumision, una insurreccion del pueblo cubano, y esto ya lo saben muchas organizaciones de resistencia. Es esto lo que hay que conseguir, sin violencia pero con firmeza y determinacion. Este regimen totalitario solo será derribado por el pueblo, esto ya lo saben todos los autenticos resistentes. Joseluis sito