Martes, 27 de Septiembre de 2016
19:54 CEST.
Economía

¿Qué puede ofrecer el régimen a los inversionistas internacionales?

En los últimos días, varios medios se han hecho eco de una pretendida estrategia del régimen castrista para atraer inversiones extranjeras a la Isla, ante la inminente pérdida de las subvenciones y gratuidades procedentes de la economía venezolana. Como si se tratase de una road movie al uso, autoridades del régimen se han lanzado a una búsqueda alocada de inversores como si el tiempo para hacerlo se estuviera agotando.

Desde hace tiempo, vengo señalando que los empresarios privados que realizan inversiones en Cuba se ven obligados, en general, a aceptar unas condiciones para el desarrollo de sus proyectos que no se corresponden, en líneas generales, con las que se establecen por el derecho internacional en la mayor parte de países del mundo. Ello supone un riesgo elevado que se suma a la falta de oportunidades concretas para la realización de las inversiones.

El riesgo viene motivado por la naturaleza estalinista del régimen, anclado en un sistema que penaliza la institución de los derechos de propiedad y la asignación de recursos por medio del mercado. El intervencionismo estatal se sustituye por una suerte de dirigismo que trata de fijar cuáles deben ser los ámbitos de actuación del inversor privado internacional.

El régimen que dirige la vida y el destino de los cubanos quiere imponer su criterio sobre la decisión libre del empresario extranjero, exigiendo una contraparte en los negocios que se orientan a desarrollar actividades en la Isla. Una suerte de socialismo capitalista y monopolista, en el que las razones para invertir se reducen de forma sistemática.

En el universo de la economía global de este siglo XXI, no es una mala estrategia apostar por la captación de inversiones extranjeras. De hecho, la modernización de una economía, su apertura al exterior, su competitividad, su capacidad para generar empleo y riqueza, depende en buena medida del éxito de esa política de atracción de inversores internacionales.

Pero, ¿qué puede ofrecer el régimen castrista a los inversores internacionales? 

¿Tal vez recursos naturales? Difícil. En ausencia de metales preciosos, petróleo, silvicultura, pesca, lo que se puede poner a disposición de los inversores es limitado. La tierra, altamente improductiva por la desidia gubernamental, es propiedad del estado.

¿Una demanda de consumo sólida y en crecimiento? Cuestionable cuando el nivel salarial es muy bajo (unos 18 dólares al mes) y los niveles de poder adquisitivo se mueven en índices también muy limitados.

¿Altos niveles de productividad y de I+D (Investigación y Desarrollo)? Lo primero ya es conocido. La presencia paquidérmica de empresas estatales ineficientes, abandonadas a su suerte por la dirección política del país, no ofrece indicadores positivos de productividad y al parecer, el I+D se encuentra localizado en aquellas actividades que el régimen protege de la inversión extranjera.

¿Un sistema financiero y de capitales consolidado? Nada más lejos de la realidad. La banca en la economía castrista, hasta hace poco tiempo una actividad marginal y penalizada políticamente, se encuentra a años luz de lo que debe ser un sistema financiero compatible con el capital extranjero.

¿Infraestructuras atractivas y de alto nivel de rentabilidad social? Cuestionable en un país en el que la participación del gasto en formación bruta de capital fijo sobre el PIB apenas alcanza un 9% uno de los porcentajes más bajos de América Latina.

¿Existen realmente oportunidades para invertir en Cuba? Aun aceptando el engorroso y molesto papel de socio en las inversiones por el Estado castrista, lo cierto es que si se descuentan determinadas actividades relativas a la biotecnología, la sanidad o el turismo, poco tiene el castrismo que ofrecer a quien desee invertir con un horizonte de medio y largo plazo, que es en mi opinión, el que se debe fomentar por el régimen.

Por todo ello, cualquier acción dirigida a atraer inversores a la economía castrista no es más que una de esas actuaciones pantalla a las que nos tiene acostumbrados el régimen, un ejemplo más del cumplimiento a rajatabla de los llamados "Lineamientos". Nada más. De la misma forma que se ensaya con una serie de ocupaciones para autorizar el trabajo por cuenta propia, o se entregan tierras en arrendamiento a agricultores, o se da vía libre a préstamos a los bancos, la búsqueda de inversores extranjeros no es más que un expediente vacío de contenido cuyo resultado no se puede anticipar, pero con toda seguridad, será bastante deficiente. La realidad es que el control de la economía sigue en manos de la planificación estatal, la propiedad mayoritaria sigue siendo estatal y la dirección política es responsable de la economía. En un escenario de estas características, invertir es poco recomendable.

Por si lo anterior no fuera suficiente, el momento actual de crisis a nivel global en los mercados financieros poco ayuda a quienes se lanzan a buscar financiación, cuando tienen contenciosos realmente importantes, sin solución, con entidades relevantes como el Club de París, cuyas deudas siguen lastrando cualquier política de captación de inversiones a nivel internacional. Los asesores financieros del régimen castrista deberían insistir en el cumplimiento de sus responsabilidades antes de hipotecar y mal vender los escasos recursos de la economía. La construcción de cualquier vivienda nunca debe empezar por el tejado.

Comentarios [ 14 ]

Imagen de Anónimo

Raul y Miguel (Dias Canel),'Los amantes pasajeros', ya le escribieron sendas carticas de "estrechamiento" de relaciones a Xi JinPING, de ahi se desprende lo que el regimen puede ofrecer

Imagen de Vctr Fdz

Aparte esclavos, NADA.

Imagen de Anónimo

Cuba necesita CAPITAL GRANDE para sacar la economia y no lo que hicieron en los 90 de permitir a cualquiera, montar un chiringuito, cargaban un contenedor en italia, españa y lo traian cargado de cualquier mierda...hacian plata y volvian. Hasta que un dia el GOBIERNO, comenzo atrazarse en los pagos, despues le dijo, cuenta congelada, te depositaban el dinero, pero no podias transferirlo hasta que a ellos no le diera la gana. Y si te ponias un poco farruco y decias que no traias mas materia prima, comodamente te EXPULSABAN o ya te tenian grabado en un BAYU con 4 niñas y a tomar por el fotingo.

En CUBA HAY CERO GARANTIAS AL CAPITAL EXTRANJERO....no dejen que los ESTAFEN.....el CARTEL DE SINALOA, EL DEL GOLFO, EL DE CALI, son unos nenes al lado de la TURBA DE CUATREROS que dirije ese pais.

Alguien sabe por donde anda el riesgo cuba...yo lo habia dejadon en 8%

Imagen de Anónimo

De unos viejos ladrones y dictadores no se puede esperar nada bueno, esta pregunta a esta hora. Vean lo que le paso a Chavez, lo sacaron del aire como a la emisora.

Imagen de Anónimo

. Hace algunos años yo y unos amigos inversionistas tuvimos la misma experiencia el La China, después de un par de años de esfuerzos, trabajo y mucho dinero, creamos una pequeña empresa en Wuhan, provincia del sur del país, conseguimos establecer un restaurante de lujo con varias salas de banquetes, un gran salón de karaoke, diversión muy popular entre asiáticos  y exportar equipos desde Hong Kong, para la creación de una factoría de producción de helados. Mucha diplomacia, muchas compras de influencia con banquetes y regalos a corruptos y no tan corruptos dirigentes y militares, buena cantidad de  dinero para el ir y venir desde Los Estados Unidos. conclusión: grandes dirigentes políticos y militares, ofreciendo cenas a familiares y amigotes, robo de recaudaciones, gradual deterioro del inmueble, mal manejo y despreocupación del personal empleado, robo de toda índole, destrozo de muebles, suciedad en la cocina, roturas de baños, decadencia en calidad de la comida del restaurante para finalmente, venderlo todo a un precio risible y retirarnos lo más rápidamente posible, antes de poder recuperar parte del dinero empleado. Puestos y combinados, como decimos los cubanos.

Imagen de Anónimo

Trabajé varios años en empresas extranjeras y pude ver como el Estado-Gobierno devoraba a sus representantes y demás foráneos, a veces de a poco, a veces de forma rápida. Y los hijos, nietos, sobrinos y amantes de los que ocupan el Concejo de Estado y demás estamentos trabajaban para sucursales: la nuera de Fidel (casada con Fidelito) representaba a una empresa italiana, los sobrinos del Che monopolizaban productos electrónicos y materiales de construcción, el hijo de Machado Ventura, el hijo de Maciques, los yernos de Raúl, etc. etc.

Imagen de Anónimo

 En resumen por lo que vi de comentários de personas sabidas en este aspecto no se puede esperar nada. Yo no sé nada de este tema , pero mi respuesta a la pregunta era la misma: NO se puede esperar nada. Si los propios cubanos que están dentro de la Isla no esperan nada , cómo podrian esperar alguna cosa los de fuera, no és ? Pregúntenlen a los SOMEYANS, para que vean lo que se puede esperar en Cuba del régimen.... Si los encuentran.......

Imagen de Ernesto Gutiérrez Tamargo

Muy acertado tu análisis, Elías, como siempre. Tu enfoque técnico-económico es inapelable. Cuba no es competitiva, ni atractiva ni respeta las garantías jurídicas internacionales con la seguridad legal suficiente para que el empresario foráneo tenga respaldadas sus inversiones.

Imagen de Anónimo

  los disidentes no pueden seguir permitiendo el truquito de la inversión extranjera, hay que hacer llegar cartas a todas las cedes diplomáticas acreditadas en la isla, no se puede permitir más inversión extranjera mientras no se permita la inversión de nacionales, existen muchos cubanos dentro y fuera de Cuba listos para montar empresas y actividades autónomas de máxima competitividad en el mercado internacional, no podemos seguir permitiendo el bloqueo del régimen, lo del cuentapropismo sigue siendo el mismo cuento de siempre, entretener a los que presionan y se ilucionan en espera que aparezca esa financiación extranjera que le permita a los castros fortalecerse y  rescatar el sometimiento laboral totalitario y la asfixia de casi todos los timbiriches actuales.....NO nos oponemos a la inversión extranjera, pero debe ser autorizada por el movimiento politicamente plural que disiente y que no aceptan los castros, solo cuando se autoricen todas las posibilidades del los nativos de invertir en su patria, Cuba no son los castros, ni su gobierno tiránico, Cuba somos todos.

Imagen de Anónimo

En mundo (con sus virtudes y defectos) mas conectado que nunca antes gracias a internet, Cuba es un anacronismo en el siglo 21.