Miércoles, 13 de Diciembre de 2017
10:15 CET.
Política

¿Hacia dónde va Cuba?

Hace cinco años se levantaban expectativas sobre la selección de la elite gubernamental. Muchos conjeturaron sobre quién sería el próximo primer vicepresidente. Las apuestas se dirigían a dos candidatos: Carlos Lage Dávila y José Ramón Machado Ventura. Según el elegido, teorizaban los observadores, se perfilaría la orientación de Raúl Castro en los próximos cinco años. Las principales especulaciones hablaban de dos tendencias en pugna, la raulista o reformista y la fidelista o conservadora. Aparentemente, una de ellas  marcaría el ritmo y el tipo de reformas.

El resultado no solo se concretó al acto de selección, sino que trajo consigo que Carlos Lage y su amigo Felipe Pérez Roque, fueran defenestrados junto a otros altos funcionarios. Las acusaciones fueron las conocidas: traicionaron la confianza de los máximos líderes mediante conductas impropias para "cuadros" de sus envergaduras. Después se supo que en varias ocasiones se habían  mofado de sus longevos jefes y que deseaban  disponer de más cuotas de poder.

En aquel 2008 el contexto internacional era diferente. Raúl Castro intentaba relanzar una imagen renovadora con la firma de los Pactos en Nueva York, unido a reformas de poco calado pero ampliamente divulgadas. Chávez se había convertido en una fuente inagotable de recursos y sostén para la desastrosa economía que Fidel Castro legaba. Barack Obama se perfilaba como el próximo presidente de los EE UU y eso daría, según sus cálculos, amplias posibilidades de terminar o al menos relajar, el diferendo bilateral sin perder mucho a cambio. Ese mismo año tres huracanes golpeaban la Isla, la precaria economía cayó aún más y la dependencia hacia Venezuela se profundizó.

A pesar de las medidas tomadas por la nueva administración norteamericana, el Gobierno cubano dio muy tímidas señales de querer generar una nueva dinámica. Aferrados a un control total de la sociedad mediante la Seguridad del Estado y todo un ejército de informantes,  el Gobierno cubano prefirió enviar una señal de lealtad a sus asalariados. En noviembre de 2009 arrestó al contratista Alan Gross ofreciéndolo como moneda de cambio por los cinco espías relacionados con el arranque histérico que pulverizó a cuatro seres humanos en el aire. 

El año 2010 trajo un brote de mayor activismo desde la oposición. La huelga de Guillermo Fariñas, el activismo de las Damas de Blanco, la muerte de Orlando Zapata Tamayo tras una prolongada huelga de hambre, desataron una fuerte presión interna y externa sobre el tema de los presos políticos que resultó insostenible.  La necesidad de frenar una situación que a toda luces estaba tornándose peligrosa, trajo como consecuencias la intervención de la Iglesia católica, quien sirvió de enlace entre el Gobierno y las fuerzas prodemocráticas.  

Dando muestras de desatino político, el Gobierno seguía esperanzado en lograr, al menor costo, ciertos favores de la administración Obama. Según los consejeros del totalitarismo las "reformas" del "modelo económico", apoyadas en los subsidios venezolanos, podrían llevar a un ritmo "adecuado" y sin demasiada tensión a la mutación  neocastrista.

Sin embargo, las tan  cacareadas transformaciones no han despegado. Los inversionistas extranjeros no se han  acercado, a diferencia de lo ocurrido en los años noventa. La dependencia económica del "hermano país bolivariano" y la muerte del presidente venezolano Hugo Chávez hace tambalear el escenario previsto.

La situación de Venezuela se ha complejizado con una economía que se tambalea con altísimos índices de inflación y desabastecimiento. El candidato escogido por Chávez, Nicolás Maduro, no se está proyectando nada seguro ante una situación que claramente rebasa su arsenal político.

Para el Gobierno cubano, la necesidad de un plan B cobra carácter urgente  e inmediatamente todas las miradas han caído sobre los EE UU.

Un plan B del Gobierno cubano

El Gobierno cubano necesitaría, al menos, un relajamiento de las sanciones económicas. Solo ahora el Gobierno se percata de la magnitud del error cometido al encarcelar a Alan Gross. La liberación del contratista sería una pésima señal para todos los agentes secretos cubanos, pero garantizaría al menos, el inicio de un proceso de intercambio más fluido con el objetivo final de lograr la relajación del embargo. Todo parece indicar que las viejas rabietas no tienen el mismo impacto.

Dentro de Cuba las grandes expectativas creadas por Raúl Castro se van desvaneciendo y el Gobierno necesita dar algunos pasos para que el cubano pueda respirar algo más de libertad. La férrea política migratoria relaja sus controles buscando drenar las crecientes carencias de los cubanos y se convierte en uno de los pasos más "audaces" del totalitarismo.

En este escenario se realiza la nueva selección de puestos. Esteban Lazo con su avanzada edad y una mentalidad muy básica simboliza todo lo viejo e inoperante del sistema. Tomará las riendas de una asamblea que jamás ha tenido votaciones divididas, ni siquiera en temas tan triviales como los que discute. Lazo representa un muro de contención para frenar cualquier iniciativa que pueda nacer o llegar a dicho órgano de gobierno.

El cambio de Machado por Díaz Canel, busca acomodar a un relevo necesario. Se trata de un individuo más joven, obediente, poco carismático, sin popularidad, puesto a dedo. Alguien que dependerá en su totalidad del buen consentimiento del aparato militar que en los últimos años ha afianzado su influencia indicando cual es el diseño social que se intenta perpetuar.  No creo que estas  designaciones generen nuevas dinámicas. La elite solo pretende que estas personas ejecuten el plan diseñado a su medida y la de sus herederos.

La oposición comienza entonces a jugar un interesante papel. La colaboración entre diferentes grupos se hace cada vez más articulado. El trabajo que en los últimos meses se ha ido tejiendo alrededor de la campaña "Por otra Cuba", demandando la ratificación e implementación de los Pactos de la ONU como hoja de ruta para un proceso de transición, apunta que es posible encontrar aquí y ahora un camino viable. La sociedad civil, está preparada para dar pasos más audaces, esperamos que así sea de parte de todos los actores.

¿Qué podemos esperar en el corto y mediano plazo?

El Gobierno seguirá acomodando en posiciones claves a sus cuadros más confiables, gente que garantizaría que el neocastrismo se concrete. Colocará también algunos rostros que le permitan mostrar cierta cara "renovada" al exterior, y con esto intentar relanzar sus relaciones internacionales.

Ese nuevo diseño necesita de una economía que pueda sufragarlo, es este el punto crítico ¿Cómo lograr viabilizar una economía completamente desarticulada y destrozada? Esto solo puede lograrse con una inyección de capital, inyección que en la actualidad solo podría provenir del vecino del norte. Nadie desea invertir en un país donde no se pagan las deudas.

El embargo estadounidense y la Posición Común europea son piezas claves de este ajedrez político. Si dentro de la situación que vivimos el Gobierno recibe una transfusión de recursos que le permita mantener intacto su hipertrofiado aparato represivo, digamos adiós a nuestros sueños democráticos por los próximos 20 o 30 años. Cuando he escuchado a varios actores prodemocráticos abogar por el fin inmediato e incondicional del embargo, me percato de una falta de previsión de los escenarios políticos posibles. ¿Será que no conocen experiencias previas de otras regiones? ¿Será que no conocen la famosa frase de "apertura" económica con apretura política? ¿Será que no es suficiente con la abultada deuda que ya le legaremos a nuestros hijos y nietos?

Si la comunidad democrática le señala al gobierno totalitario que la ratificación e implementación de los derechos fundamentales, contemplados en los Pactos de la ONU, es el único camino de solución al dilema cubano; si condiciona cualquier medida de relajamiento de sanciones económicas al cumplimiento de dichos acuerdos internacionales, no tardaremos mucho tiempo en ver resultados.

El Gobierno cubano no ha sido y no es temerario, menos aún en el contexto actual. Resulta ilógico que la elite desee entregarle una bomba de tiempo a su familia y aliados cercanos.  La oposición por su parte, en su amplia mayoría, es promotora de cambios pacíficos. Cambios en los que transitemos a una democracia verdadera, con el pleno y absoluto respeto de las libertades individuales y no a un engendro totalitario típico de naciones fallidas. Un engendro que en el mediano plazo estará, con toda seguridad, cargado de más corrupción, inseguridad y conflictos sociales.

Resulta en extremo entendible, que el pueblo cubano desea la oportunidad de vivir en paz, ser próspero, disfrutar de sus familias y de su tierra. Necesitamos dejar atrás toda esta pesadilla de alarmas de combate, guerras de todo el pueblo, milicias de tropas territoriales, socialismos o muertes y bastiones inexpugnables. Superar las locuras tipo cordones de la Habana, plátanos microject, tribunas abiertas, batallas de ideas, lineamientos y toda esa sarta de tonterías y mediocridades. Esas que nos han hundido en el desastre que hoy todos, absolutamente todos, tenemos la ineludible obligación de superar. Nos urge otra Cuba.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.

Comentarios [ 59 ]

Imagen de Anónimo

Me gusta el final del artículo.Ojalá el final de Cuba sea ese. Un país de reconciliación y de olvido, pero presiento que no será así.Los hermanos castros tomaron el poder por la fuerza y solo así lo dejaran.Yo creo que el Bloqueo le ha servido a los castros para justificar todo lo que hacen. En 50 años qué ha hecho el bloqueo, no nos damos cuenta que estos sistemas necesitan un enemigo para que funcione bien. Ellos se están dando tiempo y el ejemplo es la flexibilización de la política migratoria y los pequeños negocios, como válvulas de escape.Lo peor de los castros es lo que dejan un país empobrecido y de plaza citiada.El costo ha sido altísimo e incalculable.Lo intersante de todo es preguntarse¿ cómo han sobrevivido durante tanto tiempo?. Yo diría gracias a los americanos y al tonto Bloqueo.

Imagen de Anónimo

Solo una pequeña entrada: ESTÁN PIDIENDO A GRITOS QUE CESE EL BLOQUEO.Hay aquí agentones que desde posiciones presuntamente disidentes, quieren confundir y manipular. El Bloqueo y la Posición Común pasará factura finalmente a los Castro, están muertos de miedo con lo de Venezuela, la inteligencia les debe decir que va a estar dura la cosa sin Chavez; .. Maduro podría "podrirse" muy rápido y el chavismo irse a la mierda.Miran desesperados hacia el norte y SEGURAMENTE VAN A MANIOBRAR con tal de que se abra una brecha y que lleguen ingenuos inversores que no conozcan el desastre anterior con los que lo intentaron.

Imagen de Anónimo

Muchas Gracias Antonio G Rodiles, por tu clarificadora, diafana, realista exposicion. Soy un cubano mas, profesional, de los cientos de miles que andan por este planeta, al fin libres, que aun quieren lo mejor para su patria. Gracias y desde ahora soy otro partidario mas. Siguiendo los consejos de Lech Walesa, todo lo que debe hacer la oposicion es unirse, en mi criterio, en torno tuyo, y los cambios llegaran, aunque se x experiencia que la Gestapo (asi le llamabamos a la Seguridad del Estado en la U. de la Habana a fines de los 80) hara lo imposible por torpedear una union desde dentro de alguna organizacion opositora. El escenario internacional nunca ha sido tan propicio a un cambio como ahora...Un abrazo...

Imagen de Anónimo

Todos los datos de la ONU, la UNESCO y la OMS provienen de los países miembros. Esas entidades NO CERTIFICAN esas cifras, y por lo tanto, las de Cuba son ni más ni menos que las que el gobierno cubano les pasa, después de filtrarlas cuidadosamente, para que no se aparten del discurso oficial. A veces han fallado, como cuando reportaron la cifra real de suicidios a fines de los 60, y ardió Troya y corrieron cabezas, Algo similar ocurrió en los 70, cuando la cifra de mortalidad infantil quedó por debajo de la de Costa Rica. La pura verdad es que la calidad de vida en Cuba es deplorable, no en virtud del embargo, sino a ciencia y paciencia de los ineficientes jefecillos comunistas, que se dan una gran vida mientras el pueblo padece necesidades y todos los servicios en el país se deterioran progresivamente.

Imagen de Anónimo

Debemos olvidarnos del embargo, que piensen Los maleficos  Castro en el, ellos no quieren que les quiten el embargo, ese es uno de los pretextos  que tienen para mendigar al mundo con falsa dignidad, y mantener al pueblo hambriento y avasallado, ellos quieren y necesitan ese embargo para sus sucios propósitos,  no olvidemos que ellos son los reyes y voceros del "que me den" y vivamos convencidos de que si el gobierno de EEUU anuncia una posible eliminacion del embargo ya ellos algo harán para evitar las conversaciones lo mismo forman un éxodo que tumbón un avión y matar a quien tengan que matar o algo una nueva ocurrencia. Y les quitan el embargo y ya encontraran otro pretexto, olvídense de lo demás.  El problema no es el embargo el problema es hacer desaparecer a esa dinastía malditaYo los veo como los seres (humanos?) más tramposos, mentirosos, ladinos, uf! Que asco! de este mundo.Martha Cervantes.

Imagen de Anónimo

Los indicadores positivos de cuba que alguien aqui califica de "muy controversiales y en general dudosos" que se los reclame a la UNESCO, OMS, OPS, que son quienes los certifican. Seguro hay algun agente castrista infiltrado en esas organizaciones falsificando datos. Supongo que la mortalidad infantil de cuba por debajo de 5 sea producto del imaginario popular. Repito: mientras haya un numero como ese siempre quedara la duda de que se pudo hacer sin bloqueo. 

Imagen de Anónimo

Se equivoca Rodiles: La Historia ha probado por mas de 50 años que el embargo ni ha funcionado ni funcionara. Es ingenuo pensar a estas alturas que "sirve de ficha de cambio" o que los dolares que entrarian se usarian para financiar el aparato de represion.Quien se siente a la mesa con el castrismo y les pida cambios "in exchange for lifting the embargo" recibira como respuesta un rotundo: "thank you very much" Y el aparato represivo en cualquier dictadura -maxime la cubana- siempre tendra fuentes de financiamiento, en caso de peligro, aun sin Venezuela, Raul solo tiene que marcar el numero de sus amigotes en Rusia o China y los carros con chorros de agua llegan al otro dia.El otro disparate que dice Rodiles es que los 5 Espias estan relacionados con el asesinato de los Hermanos al Rescate: en una corte imparcial se probo que solo uno de ellos esta relacionado, los otros 4 fueron condenados por otros delitos no relacionados con este hecho.Decir una mentira para apuntalar una opinion es estilo de Granma, la Mesa Redonda y los castristas y Rodiles se desacredita siguiendo esas lineas.Si algo le hace daño al castrismo y a cualquier dictadura es el intercambio y la apertura. Yo apoyo solo las restricciones financieras: No credito a empresas castristas pero me opongo al resto del embargo y estoy convencido que es mas efectivo levantarlo uniteralmente y por esas rendijas entraran los cambios.Garrafon Sin Gollete

Imagen de Anónimo

Interesantes observaciones de Rodiles. No importa que haya discrepantes, lo importante es que haya visión. Cartacuba.

Imagen de Anónimo

El diagnóstico de Rodiles es correcto, pero la solución es incorrecta. Precisamente por estar ahogados, más dependientes de Venezuela que en 2008 y necesitados de inversiones extranjeras directas, es que debe flexibilizarse aún más el embargo. Condicionar este, dejarlo como está o apretarlo más sólo provocará que amarren un entendimiento con Maduro y que no se diversifiquen o no busquen mejores relaciones con otros países latinoamericanos más partidarios del cambio en Cuba como Chile, Costa Rica, Colombia, Perú o México. La línea dura fidelista está, en realidad, fabricando pretextos para reforzar la alianza con los neochavistas y tirar, precisamente, 20 años más con el petróleo venezolano. No es el levantamiento del embargo o de la Posición Común el que producirá la "transfusión de recursos" que teme Rodiles, son Maduro y Correa los que la harán, si no se abren otras fuentes de ingreso que los obliguen a ser más pragmáticos.  

Imagen de Anónimo

Rectifiquen. El que esta bien orientado es Rodiles y no el artículo. El los tiene bien cerca siempre, recuerden que le dan de comer.