Opinión

EDITORIAL: Habla, Carromero

Es hora de que lo ocurrido salga de los círculos del Partido Popular, el Gobierno español y la familia Payá.

Ángel Carromero lleva en España más de dos semanas. Salvo una frase de agradecimiento a los periodistas al salir de la cárcel, no ha hablado públicamente. Los políticos del Partido Popular (PP) que lo visitaron en la prisión de Segovia comentaron que lo haría en cuanto ordenara sus pensamientos. Esos políticos se han referido a lo duro del régimen carcelario sufrido en Cuba, pero no han tenido una palabra para el proceso judicial y, mucho menos, para los hechos por los que fuera condenado.

Carromero se mantiene en silencio y sus compañeros de partido evitan hablar de lo ocurrido a Oswaldo Payá y Harold Cepero.

El político sueco Aron Modig eligió hacer silencio mientras su compañero de viaje español se encontraba preso en Cuba. Repatriado Carromero, la única noticia sobre Modig es que no se presentará a reelección como presidente de la Juventud Demócrata Cristiana de su país.

Carlos Payá, hermano del líder fallecido y representante en España del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), conversó telefónicamente con Ángel Carromero.  De ese diálogo trascendieron algunos comentarios sobre las duras condiciones en las que estuviera confinado el joven. Nada acerca del fallecimiento de Payá y Cepero. Nada sobre el proceso judicial. Todo volvió a centrarse en la persona de Carromero, a quien Carlos Payá llegó a calificar de "héroe".

Pese a todo este cultivado mutismo, la muerte de Oswaldo Payá y de Harold Cepero es asunto que está más allá de un partido, de un gobierno o de una familia. Es hora de que lo ocurrido salga de los círculos del PP y de la familia Payá. Es hora de que Carromero y Modig rompan sus silencios, den testimonio y pueda establecerse cuánto difieren los hechos de la versión impuesta por el régimen cubano.

Varios miembros de la familia Payá han abogado por una investigación internacional y han mencionado un mensaje de texto que les avisaba de una colisión por otro auto. A partir de esa prueba, que ha de ser reproducida y no solo referida, los Payá podrán presionar a la opinión internacional para que se abra la investigación que reclaman.

Y, en lugar de arropar el silencio culpable de uno de sus militantes, el PP tendría que exigir a Carromero que haga pública su versión de los hechos. Así lo exige la responsabilidad política contraída, pues fue enviado a apoyar el proceso de democratización cubano y, en nombre de ese mismo proceso, resulta imprescindible esclarecer cuánto sucedió.

Según afirmara el diputado Pablo Casado (PP), la negociación para repatriar a Carromero no incluyó contraprestación alguna y se debió únicamente a un éxito diplomático. Se ha sabido, sin embargo, que el Ministerio de Relaciones Exteriores español buscará en lo adelante "rebajar la tensión" y alcanzar relaciones más apacibles con el régimen cubano. Serían abandonadas, por ello, las peticiones de democratización para Cuba que preveían presentar en el Parlamento Europeo, y se suspenderán los actos con representantes de la disidencia.

En tanto gobierno, el PP haría bien en mostrar que su compromiso con la democracia cubana no ha desfallecido. El encarcelamiento de Carromero en Cuba pudo obligar a complacencias con el régimen de La Habana. Pero ahora, cuando ya no existe motivo de chantaje, continuar con ellas pondría en evidencia el desentendimiento del PP y del Gobierno ante las violaciones de derechos humanos en la Isla.  Y si mientras estuvo preso Carromero cabía la muy discutible supeditación de las relaciones exteriores del país a la suerte de un individuo, ¿qué disculpa tendrían ahora?

Ángel Carromero debe pronunciarse ante la opinión pública. El PP, que gobierna España, y del cual Carromero es militante, ha de ser garante de ello. De lo contrario, estarían encubriendo lo que posiblemente haya sido un crimen político.

La sociedad civil cubana espera. Habla, Carromero.

Comentarios [ 7 ]

Imagen de Anónimo

dice el anónimo 3 marz 2013 -12.39 am (donde hay un error ya que las 12.39 es pm). preocupado con que los comentarios coincidan con su punto de vista,'que los que no piensan como le está ordenado pensar a él tratan de confundir'... pero iremos al grano. José Martí escribió una frase célebre 'Ver en calma un crimen es cometerlo' mas Rosa Maria al parecer no ha leido a Martí al manifiestar,que Carromero debe hablar cuando lo crea conveniente,como si él estubiera 'Fuera del Juego' como el poéma de Padilla,cuando es responsable de todo este entuerto;fué enviado a Cuba por su partido,fue el que conducia el auto con su permiso de conducir retirado y en el juicio donde estaba arropado por un abogado de su país y los representantes diplomáticos se manifestó. dejemos la tonteria y razonemos.Ahora bién si esa familia quiere emigrar a España que es lo que al parecer se mueve,pués que le acaben de dar la visa.

Imagen de Anónimo

En este tema tan escabroso, ojo con los comentarios. Acordaos de la máxima: "¡Ordenadores castro-comunistas del mundo, uníos! Están muy activos. Uno, posiblemente: Anónimo - 2 Mar 2013 - 1:20 am. Como podemos ver, incluso tratan de confundir, y no muy sutilmente. Las chapuzas cometidas por el aparato represivo castro-comunista saldrán a la luz, más tarde o más temprano. Es posible que ya esté sucediendo. Hasta hora no nos hemos enterado de que Carromero haya desmentido a la hija de Payá. Si no fuera por el tema papal, esto sería la comidilla de la prensa internacional. Y quien tenga duda de las tácticas que se permiten estos chapuceros, basta con analizar la falta de respeto hacia la opinión pública en general en todo lo tocante a la salud/fallecimiento de Chávez.

Imagen de Anónimo

Modig dice que Carromero le dijo, pero que él no se acuerda de lo que pasó.

Ana María dice que Carromero le dijo, pero Carromero no declara nada, ni siquiera por escrito.

Mientras Carromero no haga responsablemente declaraciones publicas todo queda en que "Carromero me dijo...", proceder que no tiene seriedad.

Señores, el gobierno castrista solo asesina cuando es necesario, y en este caso no parece que lo era. Todo lo demás son habladurías sin pruebas reales.

Imagen de Anónimo

Ya salieron los piuoneritos amaestrado pero no se preocupen la verdad va a salir sin lugar a dudas, sabe dios lo que le hicienron a esos pobres tip[os que no sabian lo diabolicos que es la mafia bde los castros, dentro de poco vamos a ver algun video "filtrado en yuotube, para tratar de que no digan nada sabe dios que le tienen grabado a los dos pero pioneritos sigan con su trabajo para que se ganen los 30 denarios que le va a dar vsus amo

Imagen de Anónimo

  Paya en Cuba no era conocido por la mayoria de los cubanos, no me equivoco si digo que no tenia mas de un centenar de seguidores y muchos que lo conocieron no hablaban bien de el por su demagogia y por hacer de la oposicion un negocio(esta comprovado). Los mismos opositores( Martha Beatriz Roque, Morua Cuesta, Elizardo Sanchez,etc) no simpatizaban con el por su contuberbio con el gobierno y por querer navegar en las dos aguas, tengan presente que seguia trabajando como ingeniero en el Ministerio de salud publica( un poco extraño), comento todo esto porque el gov. de Cuba pierde mas matandolo que con el vivo. Soy del criterio que su hija busca publicidad y beneficios de la muerte de su padre.

 Podemos esegurar que lo estaban siguiendo, eso es logico en Cuba, y que Carromero se  les trato de escapar y aprovechando la ventaja de su auto acelero en una carretera en muy mal estado y ocurrio el fatal y tragico accidente.

Imagen de Anónimo

Señores Angél Carromero no tiene nada mas que aportar o inventar; las cosas están mas claras que el agua; si ese invento de la familia Payá fuera cierto, el escandolo quie hubiera armado el Gobierno español hubiera sido extraordinario; parace ser que uds. no conocen a las autoridades españolas que dfienden sus interese y derechos hasta las ultimas consecuencias. Asi que basta de histoias sucias y dejen descansr en Paz alos dos fallecidos en el lamentable accidente

Imagen de Anónimo

Es obvio que para alcanzar la liberación de Carromero fue preciso un pacto de silencio. Según la óptica española ese pacto debe mantenerse para no dificultar futuros pactos con el gobierno cubano que vayan a beneficiar a ciudadanos españoles.

Aquí está la clave del problema. Me temo que para que se sepa toda la verdad será necesario que Cuba cambie de régimen.