Opinión

Un gobierno extravagante

Archivado en:

En la Asamblea Nacional lo bochornoso no es lo raro, sino la normalidad con que se impone.

¿Cuál "fuera del orden" democrático acaban de perpetuar otra vez en Cuba? ¿Cómo catalogar a la Asamblea Nacional del Poder Popular y la "elección" del Consejo de Estado y de Ministros?

El diccionario define al adjetivo: "Que se hace o dice fuera del orden o común modo de obrar". Y añade como segundo significado: "Raro, extraño, desacostumbrado".

Extravagante, Cuba padece un gobierno sencillamente extravagante. La argumentación no exige demasiadas búsquedas: ¿Cuál ex gobernante del planeta lee la alocución que Fidel Castro lanzó a su público cautivo en la Asamblea Nacional?

Ni el más botarate de los multimillonarios ha gastado en lujos y caprichos lo que Fidel Castro. Sin contar los miles de millones de dólares dilapidados en sus pésimas aventuras económicas, desde la zafra de los 10 millones hasta las escuelas en el campo, desde la estatalización forzada de los más pequeños negocios hasta un infinito número de disparates.

La plusvalía extraída a los cubanos nunca ha estado entre sus preocupaciones. No cuenta. Salvo para malgastarla con absoluta libertad, mayor que la de cualquier multimillonario, porque ni siquiera paga impuestos

El desbocado sueño de cualquier cacique político latinoamericano ha sido un modesto ejercicio de imaginación al lado de sus cotos para cazar venados, reservas submarinas para pescar, casas en cayos y playas, recepciones en el Palacio de la Revolución que agotaban las reservas de vinos franceses… Ahora mismo, al borde del fin, ¿cuánto le cuesta a los cubanos mantenerlo?

Generoso a cuenta del pueblo, se decía, aún se repite. El proceso recicla sus poleas. Para los próximos cinco años: más de lo mismo, a través de su hermano Raúl y la servidumbre de "cuadros" esparcidos en el Partido y la administración, vigilados muy de cerca por los engrasados servicios de la contrainteligencia.

Díaz-Canel se ve en el espejo de Carlos Lage, de tantos amanuenses defenestrados. Y así entran todos a la misma casa de espejos, a la anciana feria donde solo hay un taquillero: los históricos dirigentes de la hace décadas finalizada revolución.

Ningún país del mundo —salvo Corea del Norte— exhibe tantas extravagancias juntas. Ni siquiera China o Vietnam. Más de medio siglo con los mismo dos hermanos en el poder bastaría para que Cuba se viera como un bicho raro, entre lo anacrónico y lo estrafalario. Manjar para arqueólogos y psiquiatras. Da pena ver los videos del recién terminado período de sesiones de la Asamblea. Uno se siente abochornado, y no por las previsibles perennidades sino por la naturalidad con que se imponen.

Extravagante es que sigan en el poder absoluto los mismos tipejos que en 1959 llenaron de esperanzas y utopías a un país que entonces era próspero en lo económico, aunque bajo la podredumbre de la politiquería y de un dictadorcito con las manos ensangrentadas.

Extravagante es que Raúl Castro hable en su discurso de su retiro dentro de cinco largos años, como si fuera un pestañazo del siglo XIX y no de un absurdo en pleno siglo XXI, donde los acelerados cambios globales exigen una porosidad y un dinamismo que el régimen está muy lejos de tener, ni siquiera de soñar.

Extravagante es que los acuerdos de la Asamblea sean por unanimidad, desde el partido único, desde la misma dirección militarizada, desde el ojo alerta de la policía política y sobre todo de un miedo que por llevar tanto tiempo se ha vuelto natural, común, tan rutinario como los anocheceres.

Extravagante es la crisis de credibilidad: si lo dice alguno de los Castro es mentira. Si sale en el Granma no se lo cree ni un pionerito de primer grado. Porque Pepito el de los chistes alguna vez, hace muchos años, le dijo a Fidel que él de los cuentos es usted, Comandante…

Cuba es algo extraño, desacostumbrado. Somos una rareza. Basta con leer los cables del fin de semana en La Habana, la burla encubierta detrás de que "Raúl Castro inyecta sangre joven" como si fuera un vampiro al revés. El sarcasmo grotesco del viejo Castro sentado como delegado. La cara del nuevo Presidente de la Asamblea —Lazo—pidiendo órdenes con la mirada, con el cerebro perdido tras su jefe.

Extravagantes… ¿Será que nos gusta? ¿Tendremos algo de masoquistas o se trata de otra trampa de la historia, esa señora de moral distraída? En fin, otro período de sesiones: el mismo olor.

 

Comentarios [ 37 ]

Imagen de Anónimo

Para resumir, lo triste es que la desgracia castrista se la ganó el pueblo con muy pocas excepciones, a fuerza de pedirla. Cincuenta y cuatro años es más que suficiente para demostrar que la idiotez es endémica en Cuba, sin contar con otras miserias humanas.  Que la democracia es un concepto muy ajeno de la cultura nacional y que arreglar ese potaje va a tomar mucho mucho tiempo, if ever....

Imagen de Anónimo

Cuando los  amos del norte, decidieron apoyar al "Hombre Fuerte de La Habana" como denominaron al Ganster-asesino Batista , crearon  las condiciones para que personajes con sed de poder, prepararan proyectos, del cual soñaron ser los eternos protagonistas .....¡y lo han logrado!.

Si no hubiese habido golpe de estado ¡ de Batista!  y los vecinos  e hijos de putas,  no le hubiesen apoyado, .......el H.P este,  ¡NO HUBIESE TRIUNFADO CON LUCHA ARMADA JAMÁS! ........Esa es la historia duelale a quien le duele

 

Imagen de Anónimo

Pepe Prats, siempre perfecto!

Imagen de Anónimo

Pepe, como siempre genial.

 

Imagen de Pamela Landy

Coincido plenamente con La Avellaneda: el artículo es de excelente factura (felicito a Prats) y 'la adenda' de Bobo de la Yuca, además de justa y necesaria, no tiene desperdicio.

Salu2, Pam Landy

Imagen de Anónimo

Para Historiador y demas lectores:

Castro no tuvo suerte, lo que tuvo fue aliados o la suerte de tener aliados, el principal aliado que tuvo en Cuba fue Batista, este le transfirio el poder por ordenes de los verdaderos amos de Cuba, los EUA.

Esta es la unica explicacion a todo, por eso no lo fusilaron luego del ataque al moncada, o en Mexico o en la Sierra Maestra, tambien vea lo que poso en bahia de cochinos.

En una cosa si estoy de acuerdo, el pueblo de cuba no merecia esto y no lo merece todavia.

Gracias.

 

 

Imagen de La Avellaneda

Buen texto de Prats Sariol y muy bueno el comentario del Bobo de la Yuca.

Ya nada me asombra, han sido 54 años de extravagancia en extravagancia. En esta misma semana en un programa de TV afirmaba un religioso: los cubanos están pagando por haber guardado sus santos para adorar el dios verdeolivo.

Imagen de Anónimo

Historiador

Los Castro han gozado de mucha suerte en su vida. Recordar que despues del ataque al Moncada en 1953 fueron condenados a solo 15 años de prision por matar soldados alli (si fuera en la dictadura castrista los hubieran fusilado)  y luego Batista los libero antes de cumplir 2 años de carcel. Cuando estaban en la Sierra Maestra el ejercito una vez los tuvo cercados despues de tenderle una trampa y en vez de aniquilarlos el general Cantillo se puso a dialogar con Castro y los rebeldes se le escaparon. El ejercito "profesional" de Cuba en 1958 contaba con 20,000 a 30,000 soldados y se dejo ganar por 300 hombres en las montañas   (hay que reconocer que algunos de ellos eran desde antes pistoleros, como Fidel Castro). Por demas, alguien dijo o escribio una vez que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen. Yo no lo creo. El pueblo cubano no se merecia a este par de......, y sus secuaces.

Imagen de Anónimo

Excelente escrito y muestra un autor preocupado y decepcionado por lo ocurrido, lo entiendo y comparto su punto de vista. Que todavia este ese anciano malevolo y mediocre sentado alli en decepcionante, y mas despues de haber llevado a Cuba a una ruina material y espiritual que nunca pense seria cierta, quizas vivir tanto tiempo en el olimpo haga que las cosas se vean de otra manera, pero lo que este anciano llama "dura y gloriosa" batalla del "pueblo" bla bla mientras se vive como un dios es increible e inaceptable desde todo punto de vista, como se puede ser tan cinico?, no se, estara loco?

Lo peor es que la cosa no tiene fin a simple vista.

Imagen de Anónimo

Está escrito y SIEMPRE se ha cumplido en la historia del mundo :

La MALDAD NO PREVALECERÁ en la historia de los pueblos !!! Ntra. Patria Cubana NO será la excepción.    Amén

Linea Recta