Lunes, 18 de Diciembre de 2017
13:21 CET.
Política

Yoani Sánchez: 'En ningún momento pedí la liberación' de los cinco espías

Archivado en

La bloguera Yoani Sánchez negó este jueves que haya pedido en Brasil la liberación de los cinco agentes del Gobierno cubano condenados en Estados Unidos por espionaje y aseguró que su declaración al respecto fue una "ironía".

"En ningún momento pedí en Brasil la liberación de esos 'cinco miembros de Ministerio del Interior'", dijo Sánchez en comentarios enviados a DIARIO DE CUBA.

"Utilicé la ironía para decir que si los liberaban ahora mismo el país se ahorraría todos los millones que se gasta en su campaña que ya dura quince años", aclaró. "De ahí a 'pedir la liberación'. Va un trecho enorme".

"Si la ironía no funcionó bien, si el nerviosismo o las palabras usadas no dejaron claro el mensaje, ruego me disculpen. Mi posición sigue siendo que no son inocentes", escribió Sánchez desde Sao Paulo.

La bloguera habló este miércoles ante la Cámara de Diputados de Brasil, por invitación de un grupo de diputados.

Su declaración sobre los espías provocó fuertes críticas en el exilio.

En sus comentarios a este diario, Sánchez dijo además que no le pareció "bien intencionado" el reporte sobre su paso por la Cámara de Diputados.

"Me ha sorprendido —entre colegas— lo sensacionalista del título. Que hayan elegido justamente la parte irónica de mi intervención para presentarla de esa manera, descartando toda la otra denuncia sobre la situación de los cubanos y su ausencia de derechos que hice en esa Cámara de Diputados... no sé... no me parece bien intencionado", dijo la bloguera.

"Nada, que como dice un buen amigo 'a la trinchera que ahí vienen los nuestros'", concluyó Sánchez, quien aclaró también su posición en su cuenta en Twitter.

En el Congreso

La bloguera cubana fue recibida en el Congreso brasileño por diputados de oposición que organizaron una sesión en rechazo a las protestas que impidieron su primera actividad en Brasil.

Seguida por un tumulto de periodistas, se dirigió luego hasta una de las salas de debate donde fue recibida con aplausos y regalos, mientras fuera del recinto activistas procastristas le gritaban "mercenaria", reportó la AFP.

Con esta invitación "estamos reparando una violencia que es inaceptable contra una persona que visita el país", dijo el diputado Otavio Leite, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB, oposición) y promotor de la iniciativa.

Leite aludió a las protestas que sabotearon el lunes la exhibición, en Feira de Santana (noreste), la proyección de un documental dirigido por el brasileño Dado Galvao en el que Sánchez es entrevistada.

Un fragmento de la cinta Conexión Cuba Honduras fue exhibido mientras Sánchez, sentada al centro de la mesa principal, recibía muestras de cariño y se tomaba fotografías con los asistentes.

Durante más de dos horas, Sánchez estuvo en el lugar escuchando a los políticos brasileños y hablando sobre el acoso que sufre en Cuba por sus opiniones contrarias al Gobierno y la falta de pluralidad.

"Gracias por recibir a una pequeña ciudadana, pero con una gran responsabilidad: narrar la Cuba real silenciada por la propaganda oficial", afirmó emocionada.

También fue interrogada por su opinión frente al embargo estadounidense a Cuba y la cárcel de Guantánamo.

"Quiero que termine el embargo para ver cómo el Gobierno cubano va a explicar su fracaso", afirmó Sánchez, según citó EFE.

Sobre la Base Naval de Guantánamo, en la cual Estados Unidos mantiene presos a sospechosos de terrorismo, Sánchez declaró que en su posición de "civilista" y no puede estar de acuerdo con "un sitio donde no se respeta la legalidad".

Varios diputados le expresaron su solidaridad, y le ofrecieron disculpas por las acciones que impidieron la exhibición del documental en Feira de Santana (noreste).

A raíz de las manifestaciones, la seguridad de Sánchez fue reforzada.

"Pido disculpas en nombre de la sociedad brasileña por las agresiones y ofensas. El país te recibe de brazos abiertos porque es una democracia que acoge todas las opiniones", señaló Carlos Sampaio, del PSDB.

En el acto, el diputado oficialista Eduardo Suplicy, del Partido de los Trabajadores, (izquierda) leyó una carta que le envió al embajador cubano en Brasil, Carlos Zamora, invitándolo a la sesión. El diplomático del régimen no se presentó.

Al mismo tiempo, Suplicy pidió a Zamora que aclarara una versión de la revista brasileña Veja según la cual, previo al viaje de Sánchez, se organizó en la embajada cubana una reunión para montar una campaña destinada a desprestigiar a la bloguera y boicotear su visita a Brasil.

A esa reunión, realizada el 6 de febrero, asistió un funcionario del Gobierno brasileño, confirmó la Secretaria General de la Presidencia en un comunicado.

La Secretaría aceptó que el funcionario recibió un CD con propaganda del régimen cubano contra Yoani Sánchez, pero dijo que nunca lo utilizó.

Filóloga de 37 años, Sánchez inició el lunes en Brasil su primera gira internacional desde que fue autorizada a salir de la Isla, después de que el Gobierno cubano le negara una veintena de veces en cinco años el extinto "permiso de salida".

Tras su visita al Congreso brasileño, Sánchez viajó a Sao Paulo para proseguir con su gira.

De Brasil irá a Argentina, México, España, República Checa, Italia, Polonia, Holanda y Estados Unidos.

Sánchez afirmó que su viaje es financiado con donaciones de organizaciones de derechos humanos, familiares y universidades extranjeras.

Yoani Sánchez visita el Congreso brasileño

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.