Domingo, 17 de Diciembre de 2017
18:03 CET.
Política

Pedro Álvarez rompe su silencio para criticar el embargo y elogiar los 'cambios' de Raúl Castro

Archivado en

El exfuncionario castrista Pedro Álvarez, radicado en Estados Unidos desde 2010, rompió su largo silencio para pedir el fin del embargo y elogiar los "cambios" de Raúl Castro, según una entrevista concedida al Diario Las Américas.

"¿De qué ha servido el embargo?", se preguntó el otrora "zar" de los negocios agrícolas entre Cuba y Estados Unidos. "¿Ha cambiado en algo la realidad de Cuba en más de 50 años? Los que sabemos la respuesta debemos entonces plantearnos que en este juego lo que hay que cambiar es la táctica y la estrategia", explicó.

En su opinión, Estados Unidos "ha estado cediendo el terreno a su competencia", pues "Cuba puede constituir una oportunidad de negocios muy interesante para los empresarios estadounidenses, aun en las condiciones que enfrenta".

"Si se acrecienta la crisis en la Isla, independientemente de que haya unos miles que emigren a otros países, la mayoría querrá venir y un éxodo descontrolado en este momento sería peligroso", advirtió.

Según el periódico, Álvarez predijo que, aunque escasos aún, algunos de los cambios que se perfilan en Cuba podrían ir propiciando escenarios diferentes.

Mencionó que el propio Raúl Castro se refirió a que una misma persona no debe ocupar el cargo por más de dos períodos presidenciales.

"Él lo dijo. En su caso, acaba de concluir el primero, cuando termine el segundo, debe cumplir con su palabra", aseveró.

Entre las medidas en las cuales avizora posibilidades de cambio mencionó la descentralización del control de algunas producciones y el sector de los servicios, la autorización para que las personas puedan viajar, la anuencia para vender y comprar casas y automóviles, el uso de teléfonos celulares y ciertas acciones que "aún sin pensar que son las necesarias, sí indican cambios".

"El momento de propiciar los cambios en Cuba es ahora. Es absurdo esperar que concluya la era de los hermanos Castro, hay que hacerlo ya. Pero la clave para conseguirlo no son las presiones, sino propiciando un contacto pueblo a pueblo. De esta forma los cambios se producirían de abajo hacia arriba", afirmó el exdirigente.

Sugirió que Obama, "desde su función al frente del poder ejecutivo del Gobierno, puede compulsar acciones que respalden a los cubanos para que actúen".

Álvarez mencionó el ejemplo de los negocios que se lograron con productores agrícolas norteamericanos, pero dijo que hay otras posibilidades de intercambio como en los servicios médicos, "porque Cuba es un país subdesarrollado, pero allí se fabrican medicamentos que pueden hacer la diferencia entre la vida y la muerte".

"Por eso digo que existen caminos que se pueden transitar antes de centrarnos en resolver el módulo original de las diferencias entre Cuba y Estados Unidos", consideró.

Llegó en lancha a EE UU

Aclaró asimismo que en ningún momento estuvo detenido por el Buró Federal de Investigaciones.

"Tampoco he recibido dinero de ellos. Por supuesto, no voy a negar que me buscaran, como era de esperar. En dos ocasiones sostuvieron conmigo una charla respetuosa. Me interrogaron sobre información de inteligencia que no tenía, ni tengo y hasta la fecha me han dejado tranquilo", apuntó.

Asegura que llegó en una lancha a Florida, desmintiendo la versión de que lo hizo a través del aeropuerto de La Habana.

"Yo sí burlé controles para salir. Pero no fueron los del aeropuerto y tampoco salí disfrazado de mujer como han asegurado", explicó.

Pedro Álvarez confesó que abandonó el país porque estaba "demasiado solo" tras la muerte de su esposa en un accidente aéreo: "Me deprimí profundamente y tomé la decisión de venir a Estados Unidos, a donde están mis únicos familiares allegados, mi hija, mi hermana y mis sobrinos".

El 4 de noviembre del 2010, Olga Lidia Cruz de la Llera, su esposa, murió en el accidente del vuelo 883 de Aerocaribbean, como reveló entonces DIARIO DE CUBA.

No obstante, el exfuncionario admitió que antes de dichos acontecimientos, desde hacía años, "como muchos cubanos", se "cuestionaba la ineficiencia del sistema".

Acerca de su situación actual, aseguró que vive "de manera modesta, tratando de hacer negociaciones con la ayuda de amigos".  "Al llegar me acogí a la Ley de Ajuste Cubano. Ahora busco alternativas legales de empleo. Ojalá y estuviera tan exitoso y millonario como me están promoviendo", dijo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.