Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Sociedad

Alain Robert, 'el hombre araña', escala con éxito el Habana Libre

Archivado en

El francés Alain Robert, conocido en el mundo como "el hombre araña", escaló este lunes el hotel Habana Libre de la capital cubana, sin cuerdas ni red de seguridad, informa la AP.

"Alain Robert culmina exitosamente la escalada solitaria al hotel habanero. Sube al cartel HABANA LIBRE y saluda desde borde d azotea", dijo en su cuenta en Twitter el escritor y bloguero Orlando Luis Pardo Lazo, colaborador de DIARIO DE CUBA, quien se encontraba en el lugar.

Cientos de curiosos, entre turistas y locales, vitorearon desde calles y balcones mientras Robert realizaba su ascenso Rápidamente había llegado al octavo piso. Turistas lo miraban desde la piscina del hotel y trabajadores de oficina le daban voces de aliento desde edificios cercanos.

El Habana Libre, antiguo Hilton, nacionalizado por el Gobierno de Fidel Castro, tiene 27 pisos y unos 125 metros de altura. Es pequeño comparado con otros que ha escalado el francés, como la otrora Torre Sears de Chicago, el Empire State Building de Nueva York y el puente Golden Gate de San Francisco.

Hace dos años el francés pasó seis horas escalando el edificio más alto del mundo en la actualidad, el Burj Khalifa de Dubai, con 828 metros, aunque para ese ascenso sí usó algún equipo de seguridad.

En el caso del Habana Libre, la mayor preocupación era el deterioro del edificio.

"La estructura no está muy bien", dijo, según la AP y se refirió a la posibilidad de que se desprendieran trozos.

Según Pardo Lazo, las autoridades trasladaron al lugar bomberos y una ambulancia, y cerraron con vallas la calle L.

El francés dijo antes de comenzar a escalar que trepar edificios lo hace sentir "libre" y "renacido".

Para mañana martes, tiene previsto subir un edificio de la Plaza Vieja, en el Casco Histórico de La Habana.

Robert, de mediana estatura y unos 50 kilos, acostumbra escalar ayudándose solo de sus manos y si ningún implemento de apoyo o seguridad.

"La altura me fascina, me encanta la pureza de lo vertical, me atrae este juego entre la vida y la muerte, en esos momentos siento plenitud", comentó el viernes a la AP, cuando examinaba el Habana Libre para planificar la escalada.

A los 20 años de edad, el francés sufrió una caída por la cual pasó seis días en coma, con fracturas en la cabeza, nariz, muñecas, codo, cadera y talones.

Robert llegó la semana pasada a La Habana, donde estuvo esperando el permiso de las autoridades para realizar su escalada.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.