Viernes, 15 de Diciembre de 2017
14:55 CET.
Política

Fidel Castro va a votar por primera vez desde 2006

Archivado en

Fidel Castro, de 86 años, acudió este domingo emitir su voto en un colegio electoral de La Habana por primera vez desde que enfermó en 2006 y delegó el poder a su hermano Raúl Castro, informaron medios oficiales.

La reaparición en público de Castro fue la única sorpresa en los comicios para designar a los diputados de la Asamblea Nacional del Poder Popular y a los delegados de las asambleas provinciales del país, sin campañas ni candidatos de la oposición y que previsiblemente conducirán a la continuidad en el poder de su hermano Raúl Castro.

"Estoy seguro de que el pueblo (cubano) es un pueblo de verdad revolucionario, y que ha hecho enormes sacrificios. No tengo que probarlo, lo probó la historia. 50 años de bloqueo, y no han podido ni podrán", dijo Fidel Castro, de 86 años y con voz débil, en imágenes divulgadas por la televisión cubana.

El exgobernante, encorvado y apoyado en un bastón, habló con la prensa cubana y varias personas durante más de una hora.

Una presentadora de la televisión dijo que se refirió a los cambios en la economía y a la creación de la Asociación de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), cuya presidencia asumió La Habana hace una semana, como "un avance que se debe al esfuerzo de muchas personas y entre ellas al empeño del presidente (venezolano) Hugo Chávez", convaleciente en La Habana de su cuarta cirugía por el cáncer que padece.

Preguntado por periodistas sobre la salud de Chávez, dijo que sabe de él "todos los días", según el diario oficial Juventud Rebelde, que publicó un reporte lleno de halagos al dictador.

"Está mucho mejor, recuperándose. Ha sido una lucha fuerte, pero ha ido mejorando. Tenemos que curarlo. Chávez es muy importante para su país y para América Latina", añadió.

El diario indicó que Castro se interesó por la cantidad de personas que habían acudido a votar en su colegio.

"Aquí las elecciones no son como en Estados Unidos, donde apenas vota una minoría. No podemos dejar que eso pase nunca, porque aquí manda el pueblo", dijo.

En cuanto a las medidas económicas que lleva a cabo el Gobierno de su hermano, afirmó: "el mayor cambio de todos ha sido la propia Revolución. Pero claro, nada es perfecto, muchas cosas que sabemos hoy no la sabíamos entonces, y es necesario trabajar en seguir perfeccionando el país, es un deber actualizar el modelo socialista cubano, modernizarlo, pero sin cometer errores".

Castro dijo que ahora tiene "más de tiempo para leer, para ver televisión, para reflexionar" y que lo aprovecha "para estudiar, para pensar en estos problemas, pues las personas, con sus preocupaciones diarias, que son tantas, a veces no piensan en ellas".

"Cada vez estoy más convencido que, como lo demuestra la historia, por los egoísmos, las ambiciones, por ese instinto natural y salvaje que llevan los hombres dentro, son casi inevitables las guerras", añadió y justificó la presencia cubana en algunas, como la de Angola.

"Las guerras son muy distintas cuando se hacen por una causa justa, por la libertad o por la solidaridad, y estuvimos dispuestos a correr esos riesgos", opinó.

Se refirió también al papel de la prensa cubana, totalmente controlada por el régimen.

"Creo que lo más importante actualmente para cualquier persona es estar bien informado", dijo. "Por eso es tan importante el papel que ustedes juegan", manifestó dirigiéndose a los periodistas. "Estoy convencido de que los periodistas son una fortaleza para el país y para la revolución".

Castro no aparecía en público desde el 21 de octubre, cuando acompañó hasta el Hotel Nacional de La Habana al ahora canciller venezolano, Elías Jaua.

El pasado jueves fue anfitrión del expresidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva.

Desde que se enfermó gravemente en julio de 2006, Castro emitía su voto desde su casa, como sucedió en los comicios municipales de octubre pasado.

Raúl Castro, de 81 años, votó este domingo en el municipio santiaguero Segundo Frente.

Unos 8,5 millones de cubanos fueron convocados para "elegir" a los 612 miembros de la Asamblea Nacional y los 1.269 miembros de las 15 asambleas provinciales entre igual número de candidatos.

Una vez que se constituya la nueva Asamblea, ésta deberá seleccionar entre sus miembros a una treintena de integrantes del Consejo de Estado, máximo órgano ejecutivo del país, proceso que se realiza usualmente el 24 de febrero, indicó la AFP.

No está claro si puede esperarse en estos comicios algún cambio para los dirigentes históricos del régimen, en su mayoría ancianos, después de que Raúl Castro propusiera un límite de 10 años para ocupar un cargo.

El límite fue aprobado por el Partido hace un año, pero no se ha dictado la reforma constitucional respectiva. Según su propia propuesta, Raúl Castro debería estar al frente del Gobierno solo hasta 2018.

La oposición cubana descalificó el proceso que consideró una "farsa" y llamó a la abstención, votar en blanco o escribir consignas anticastristas en las boletas, para que sean anuladas.

"Que raras elecciones en las que no se elige, que votaciones estas en las que todos los candidatos piensan igual! FarsaElectoral", escribió en su cuenta de la red social Twitter la laureada bloguera cubana Yoani Sánchez.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.