Lunes, 18 de Diciembre de 2017
21:24 CET.
España

El Ayuntamiento de Madrid aprueba dar el nombre de Payá a una calle

El Ayuntamiento de Madrid aprobó este miércoles dar el nombre del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá a una calle de la capital, por iniciativa de Unión Progreso y Democracia (UPyD) y con el apoyo del Partido Popular (PP), que gobierna con mayoría absoluta, reporta el diario El País.

Tanto el Partido Socialista (PSM) como Izquierda Unida (IU) se han opuesto. El portavoz del PP, Fernando Villalonga, fustigó a ambas organizaciones e incluso llegó a calificar de "opción política no viable y peligrosa" a IU.

Villalonga arremetió también contra "la dictadura cubana", la acusó de torturas, y defendió la inocencia del asesor municipal Ángel Carromero (PP), condenado en la Isla a cuatro años de cárcel por el suceso en el que murieron Payá y el activista Harold Cepero.

"Mi compañero ha sido víctima de un sistema judicial dictatorial, y si mi partido no se hubiera reprimido, Carromero estaría con una cánula de la verdad en las venas para doblegar su libertad", dijo Villalonga, delegado municipal de Las Artes, sobre la postura que asumió el PP durante el tiempo que el joven político pasó en la Isla.

"Carromero esta aquí por el trabajo del Gobierno, y por la discreción de casi todo el arco político español y de mi grupo, que tenía ganas de hablar y aún tiene constreñido el derecho a hablar porque necesitamos mantener las relaciones con Cuba", indicó Villalonga.

Carromero, de 27 años, era asesor de la concejal del distrito de Moratalaz, Begoña Larraínzar, cuando fue detenido en Cuba y acusado de homicidio imprudente. El español conducía el vehículo en el que viajaban Payá y Cepero el pasado 22 de julio, cuanto ocurrió el suceso que les costó la vida y que las autoridades cubanas describen como "accidente de tránsito".

La familia de Payá rechaza esa versión y asegura tener informes de que otro auto perseguía al de los opositores en el momento de los hechos.

Carromero, vicesecretario de Nuevas Generaciones del PP en Madrid, regresó a España el pasado 29 de diciembre gracias a un convenio sobre el cumplimiento de sentencias existente entre La Habana y Madrid. En enero las autoridades judiciales españolas le concedieron el régimen de semilibertad.

"Un honor para Madrid"

El líder municipal de UPyD, David Ortega, defendió en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid la propuesta de su organización para poner el nombre de Payá a una calle de la capital española.

"No es un honor para él sino para Madrid", dijo Ortega ante Carlos Payá, el hermano del fallecido líder opositor, invitado a presenciar el Pleno.

"Creo que la defensa de los derechos humanos tiene que ser independiente de dónde se produzca su violación", añadió Ortega, que impulsó hace meses una proposición sobre el Sahara Occidental. "Las dictaduras no son de izquierdas o de derechas, son dictaduras", concluyó.

El portavoz municipal de IU, Ángel Pérez, rechazó la proposición porque, a su juicio, buscó forzar "un pronunciamiento político".

"Nuestro grupo no tiene nada en contra de Payá, pero el hecho de ser disidente no justifica una calle en Madrid; no habría suficientes calles para todos los que hay en el mundo, ni siquiera los que en España siguen esperando reconocimiento. Queremos para Cuba lo que los cubanos quieran. Hay aspectos en el modelo cubano que no nos gustan. Pero Carromero está aquí gracias a un acuerdo con el Gobierno cubano, ese que ustedes llaman dictadura", señaló.

El concejal socialista Diego Cruz acusó a UPyD por "buscar un titular y la confrontación" dando el nombre de una calle "a una persona que tendrá muchos valores pero ninguna relación con Madrid".

"Flaco favor hacemos a la libertad con falsos debates para conseguir intereses espurios", agregó.

Tanto el PSM como IU criticaron al PP por introducir el tema Carromero en el debate.

Sin embargo, el portavoz del PP dijo que el debate era posible ahora "porque Ángel Carromero ya está en España".

Carlos Payá: "Estamos muy orgullosos de la política local española"

Tras el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Payá agradeció a Carromero por el apoyo prestado al "cambio pacífico" en la Isla, informó Europa Press.

El hermano de Oswaldo Payá dijo desear que algún día en Cuba se celebre una reunión de esas características, "donde se pueda decir lo que se piensa y se pueda discrepar".

"Estamos muy orgullosos de la política local española que, con tantas preocupaciones que tiene, pueda dedicar un rato a recordar la figura de Oswaldo", dijo.

En cuanto al voto en contra del Partido Socialista e Izquierda Unida dijo que respeta esa decisión.

De Carromero señaló que "podría haber muerto en ese crimen", en el que murió su hermano, y añadió que sabe que "lo está pasando muy mal".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.