Jueves, 14 de Diciembre de 2017
01:56 CET.
Telecomunicaciones

Gobierno: El cable submarino ALBA-1 está en 'proceso de pruebas'

Archivado en

El tráfico de internet por el cable submarino de fibra óptica ALBA-1, que enlaza a Cuba con Venezuela y Jamaica, está en "proceso de pruebas", informó la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), que tiene el monopolio de esos servicios en la Isla.

En una nota publicada en el diario oficial Granma, ETECSA dijo que el cable "está operativo desde agosto del 2012, inicialmente cursando tráfico de voz correspondiente a telefonía internacional".

Añadió que desde el pasado 10 de enero "se comenzaron a ejecutar las pruebas de calidad de tráfico de Internet sobre dicho sistema".

Esas pruebas "se realizan utilizando tráfico real desde y hacia Cuba, con el fin de normalizar esta vía de comunicación", explicó.

Cuando concluya el proceso, en fecha no revelada, "la puesta en operación del cable submarino no significará que automáticamente se multipliquen las posibilidades de acceso" a internet, aclaró ETECSA.

Argumentó que serán necesarias "inversiones en la infraestructura interna de telecomunicaciones y aumentar los recursos en divisas, destinados a pagar el tráfico de internet".

El Ministerio de la Informática y las Comunicaciones ha dejado siempre claro que la entrada en funcionamiento del cable no dará a los cubanos un mayor acceso a internet.

La nota de ETECSA se publica después de varios días de reportes de medios de prensa sobre la entrada en funcionamiento del cable.

El lunes, Network World informó de un cambio en los patrones del tráfico en internet que sugería que el ALBA-I estaba siendo utilizado.

El reporte se basó en datos de Renesys, firma de análisis del routing de internet. Indicó que el tráfico está siendo transmitido con latencias significativamente más bajas que antes, lo que indicaba que la conexión no estaba utilizando solo los tres proveedores de satélite que Cuba usaba exclusivamente hasta ahora.

Un ingeniero de investigación senior de Renesys dijo la empresa española Telefónica había comenzado a dirigir tráfico de internet a ETECSA, algo que la compañía europea negó.

El cable llegó a Cuba el 9 de febrero de 2011. Con una longitud de 1.600 kilómetros, su costo inicial estaba previsto en 70 millones de dólares.

Fuentes del sector dijeron que La Habana esperaba a la terminación de un "centro de censura", de origen chino, para empezar a utilizarlo.

La instalación se construía en el barrio de Miramar.

Según datos gubernamentales, Cuba cuenta con una tasa de conectividad a internet del 23,23 por cada cien habitantes. La cifra mezcla a usuarios de la intranet local (la mayoría) con los que tienen acceso a la red internacional, que están en torno al 3%, la peor de América Latina.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.