Lunes, 11 de Diciembre de 2017
15:38 CET.
Reforma migratoria

Los cubanos tendrán el pasaporte más caro de América Latina

Archivado en

La esperada eliminación de las trabas impuestas durante décadas a los cubanos para salir de su país entró en vigor el lunes, pero con un alto precio, cien dólares por pasaporte, el más caro de la región.

La Habana elevó el costo de expedición de cada pasaporte en coincidencia con la entrada en vigor de la reforma migratoria de 55 a 100 pesos convertibles, en un país donde el salario medio mensual no llega a 20 dólares.

El pasaporte latinoamericano más caro hasta ahora era el chileno y el más barato el peruano.

"El costo del pasaporte no es tan importante. Al final del día el deseo de viajar y la habilidad de obtener un pasaporte van a sobrepasar el problema del costo", dijo a EFE el exiliado cubano Wilfredo Allen, uno de los abogados más reconocidos en Miami en materia de relaciones migratorias entre Estados Unidos y Cuba.

Lo importante es que la mayoría de los cubanos solo necesitará para salir de la Isla la presentación de su pasaporte corriente y del visado que exija el país de destino, que en el caso de los ciudadanos de Cuba son casi todos.

Solo Antigua y Barbuda, Barbados, Bielorrusia, Eslovaquia, Granada, Hungría, Liechtenstein, Malasia, Rusia, San Cristóbal y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Ucrania, la mayoría de los cuales no tienen vuelos directos a la Isla, permiten la entrada de cubanos sin necesidad de visa.

La reforma elimina el permiso de salida o "tarjeta blanca", una autorización del Gobierno para viajar, y la llamada "carta de invitación", y permite el regreso temporal al país de los que lo abandonaron, incluso de los que lo hicieron "ilegalmente".

El Gobierno se reserva, no obstante, el derecho a denegar pasaportes por razones de "interés público" o de "defensa y seguridad nacional" o para evitar el "robo de cerebros" formados por su Revolución.

Los emigrados deberán seguir solicitando la "habilitación del pasaporte", que en la práctica es un permiso de entrada a la Isla. Para ello no funcionan los precios de la Isla.

Los pasaportes latinoamericanos

Aunque el costo inicial del pasaporte chileno es mayor que el cubano —48.900 pesos (unos 102,94 dólares) para el de 32 páginas y 64.720 pesos (136,25 dólares) para el de 64—, el documento tiene una vigencia de cinco años.

La vigencia del pasaporte cubano es de seis años, pero los ciudadanos de la Isla deberán prorrogarlo cada dos y pagar 20 pesos convertibles por ese trámite.

Chile solo exige para obtener el pasaporte una cédula de identidad vigente y en buen estado.

Uruguay es el país de la región que más documentos le exige a sus ciudadanos para la expedición del pasaporte, pues es obligatorio certificar los antecedentes penales, la participación electoral, el estado civil y la profesión, además de pagar 60,9 dólares por la renovación, 91,36 por pasaporte nuevo y 183 dólares por el tramitado con urgencia.

En Argentina, Bolivia, Paraguay y Perú el documento de identidad válido es igualmente el principal requisito para tramitar un pasaporte, que cuesta 80, 70, 30 y 15 dólares, respectivamente.

En Colombia el costo base del pasaporte, para el que se necesita presentar la cédula, el original del pasaporte anterior y el recibo de pago, es de 75 dólares, pero sube si se tramita ante las gobernaciones regionales.

Por su parte, en Ecuador, donde cuesta 70 dólares, y en Brasil, cuyo precio es de 76,80, además de la cédula exigen la presentación del certificado de votación y en el caso del segundo país también el documento de identificación fiscal.

En Venezuela el documento es gratis para las mujeres mayores de 55 años, los hombres mayores de 60 y los menores de edad. El resto de la población debe pagar 63 dólares.

En México la tarifa fijada para el pasaporte depende de la vigencia del documento. El de tres años cuesta 75 dólares, el de seis, 103, y el de diez años, 160 dólares.

En República Dominicana el valor varía entre 41 dólares, si se recibe en seis días laborales, y 66 dólares si se requiere inmediatamente.

Los panameños deben pagar 50 dólares, los costarricenses 56, los guatemaltecos 30, los nicaragüenses 31 si es por primera vez y 7,2 si se trata de una renovación, y los hondureños 35 dólares, si tramitan un pasaporte con vigencia de cinco años, o 50 dólares, si se necesita que sea por diez.

A juicio del abogado y exiliado Wilfredo Allen, la reforma migratoria de la Isla está "muy bien pensada por el Gobierno cubano", ya que "va a tener a miles de personas entretenidas en ver si logran el pasaporte y el visado y en buscar dinero de sus familias en Estados Unidos, España o Colombia".

Además, mucha gente va a volver ahora a Cuba y llevará dinero, sobre todo quienes salieron en las dos últimas décadas, que en su mayoría son más "emigrantes" que "exiliados".

"Todos van a dejar dinero en Cuba. Por eso es una maniobra tan inteligente. Solo en divisas van a tener una enorme entrada, a la vez que se entretiene a las masas, que ahora no se van a dedicar a tomar las calles y pedir cambios, sino a averiguar cómo salir", opinó.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.