Martes, 12 de Diciembre de 2017
21:04 CET.
Represión

La Seguridad del Estado sugiere a un joven de 18 años matar a José Daniel Ferrer

La Seguridad del Estado propuso a un joven holguinero de 18 años matar a José Daniel Ferrer, líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), denunció el propio exprisionero político. Añadió que oficiales de La Habana se han trasladado a Santiago de Cuba con la intención declarada de acabar de una vez con la organización.

Ferrer, uno de los miembros del Grupo de los 75 que rechazó el destierro como condición para salir de la cárcel, dijo a DIARIO DE CUBA que el joven, Yohandry Fernando Pupo Sarmiento, intentó suicidarse por presiones de la policía política, que inicialmente le reclutó para que delatara los planes de la UNPACU.

"En el hospital se le apareció el agente que lo atendía, un capitán que dice llamarse Leo, y le dijo '¿por qué, en vez de atentar contra tu vida, no lo haces contra la de José Daniel? ¿Tú no quieres irte del país? Nosotros te podemos sacar. Esa furia que cogiste contra ti, úsala contra José Daniel y nosotros te ayudamos a salir de aquí'", relató Ferrer.

Según el líder de la UNPACU, Pupo Sarmiento había sido enviado a Santiago de Cuba con un video de supuestas pegatinas de la organización colocadas en Holguín.

"La misma policía política se puso a colocar pegatinas en Holguín, las fotografió y me las manda con Yohandry para que se ganase mi confianza y luego así acceder a un nivel de información que les permitiera a ellos desbaratar cualquier accionar de la UNPACU en Holguín", dijo Ferrer.

La organización publicó en internet un video en el cual Pupo Sarmiento narra cómo fue captado por la Seguridad del Estado.

"Me propusieron ponerme a trabajar con ellos como un trabajador normal y pagarme un salario", dice el joven.

Afirma que decidió contar la verdad a Ferrer después de que este le mostrara declaraciones grabadas de miembros de la UNPACU. "No es justo traicionar a personas que están luchando por la verdadera libertad de Cuba y por la verdadera democracia", añade.

"Nunca di la información que me estaban pidiendo (la policía política) porque me di cuenta de que me estaban usando", asegura Pupo Sarmiento. "Responsabilizo a la policía política de lo que me pueda suceder por haber contado lo que me propusieron", concluye.

"Cuando el video se hizo público el capitán Leo fue iracundo adonde estaba el muchacho, lo ofendió, le dijo que desaprovechó la oportunidad que ellos le habían dado, y comenzó una nueva forma de acoso y presiones contra él", indicó Ferrer.

Fue entonces que el joven trató de quitarse la vida tomándose una sobredosis de psicofármacos, agregó.

"Por supuesto, si el muchacho lo hace [asesina a Ferrer como le propuso el oficial] lo meten en un calabozo y, como ya tiene un intento de suicidio, lo estrangulan y luego dicen que se ahorcó y resolvieron dos asuntos: se quitaron del medio al joven que les molestó por denunciar lo que ellos le propusieron y dañan a alguien que ellos consideran uno de sus principales adversarios", dijo el líder de la UNPACU.

Según su versión, no es la primera amenaza de muerte contra él. "En otra ocasión un agente de la Seguridad del Estado dijo al activista Raumel Vinajera: 'Dicen que el jefe de ustedes les da la mala. ¿Qué tú crees si yo le doy una puñalada y se los quito del medio?'", relató.

"Acabar con la UNPACU"

El incidente de Pupo Sarmiento coincide con el traslado a Santiago de Cuba de oficiales de la Seguridad del Estado de la capital que, dijo Ferrer, han declarado sus intenciones de acabar con la UNPACU, una de las organizaciones más activas de la Isla y la que mayor cantidad de miembros (32, de ellos dos mujeres) tiene en la cárcel.

El exprisionero político dijo que el opositor Heriberto García, "secuestrado" y golpeado el pasado sábado, escuchó a los oficiales de La Habana reprochar a sus compañeros de Santiago su "incapacidad" para detener las acciones de la organización y las de las Damas de Blanco de la zona.

"El oficial dijo que ellos sí venían a acabar con la UNPACU", alertó Ferrer.

Por otra parte, señaló que miembros del Partido Comunista y la Seguridad del Estado estarían alentando acciones violentas contra los disidentes.

"Hay ciertas personas del mundo de la delincuencia, capaces de delitos graves, que opinan —porque el Partido y la policía política así lo hacen creer— que atentar contra un opositor o un familiar de un opositor quedaría impune", dijo Ferrer.

"Se están dando a menudo reuniones encabezadas por dirigentes del PCC, oficiales de la policía política que dicen a las llamadas brigadas de respuesta rápida 'ármense de palos, de cabillas, de lo que sea, dénles fuerte y no se preocupen, si los matan no los van a pagar'", denunció.

Ferrer dijo que varios activistas han sido advertidos por sus vecinos de que la orden es "caerles a palos".

Asimismo, mencionó los casos de los opositores Jesús Díaz Morales, Josué Senna y Ariel Meneses Cruz, que han sido "emboscados" de noche en Santiago de Cuba y Banes y "golpeados por encapuchados con objetos contundentes".

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.