Lunes, 18 de Diciembre de 2017
21:24 CET.
Gastronomía

Comer en La Habana

Archivado en

La Habana no parece muy enterada de que a pesar de la crisis, el espíritu de las fiestas de fin de año inunda otras ciudades del mundo. Alguna iluminación y modestos arbolitos navideños dan una vaga pista de las fechas que se avecinan. Los locales gastronómicos estatales apenas si han contratado un experto rotulador para escribir sobre la vidriera un Feliz 2013 rematado con un par de campanitas; eso, si lo contrataron, pues también pudo ser un "espontáneo" con un resultado penoso.

Pero si la gastronomía en manos del Estado ofrece una imagen deprimente, todo lo contrario sucede con los restoranes aparecidos bajo el amparo de la iniciativa privada, muchos de los cuales no han dejado al azar ningún detalle para la organización de sus actividades para las fiestas.

Locales emblemáticos ya, con más de quince años de trabajo como La GuaridaLa cocina de Liliam o Le Chansonnier, se toman esos días de descanso; en cambio, otro de los veteranos, La Casa, ofrece una atractiva oferta para cena de Nochebuena y para despedir el año. También inaugurará un snack bar al cual se dan los últimos toques.

Los restoranes conocidos como "paladares" aparecidos en los últimos dos años en virtud de las modificaciones legales para este tipo de trabajo, sorprenden por sus instalaciones y por la profesionalidad de su nómina. Dentro de la categoría gourmet sobresalen Habana Chef, Calle 10, La Moraleja y La Galería. Son amplias viviendas adaptadas con buen gusto y funcionalidad para las necesidades gastronómicas. Mientras que las primeras mantienen su carta durante estos días, La Galería, con año y medio de trabajo, ofrece un menú de Nochebuena ajeno al lugar común, con canapés de salmón, queso fresco y verduras, donde se puede optar entre frituras de plátano rellenas con vaca frita o crudo marinero con salsa de albahaca y balsámico; lomo de cerdo relleno con jamón, aceitunas y duraznos en reducción de vino tinto, frutos rojos y limón guarnecido con tamal en hoja, o aros de pavo mechados con aceitunas en salsa de ciruela perfumada con Chardonnay acompañado de boniato con bacon tostado y para el postre, torrejas con helado y salsa de frutas o tarta de coco con frutos secos al estilo árabe, esto además de una selección de turrones, uvas y vinos. Para despedir el año, otro menú igualmente exótico que incluye además brindis de uva y cava a las doce, música en vivo y barra abierta.

No se queda atrás el recién inaugurado París´50. Cocina francesa y franco-caribeña que apuesta a una cena de Nochebuena entre otros platos con petit fours, pastel marinero con salsa tártara, pavo relleno con ternera picada, trufas, frutos secos y pasas al vino, guarnecido con guisantes y papas provenzales, y tronco de navidad y turrones como postre. También planean el fin de año con cena y música en vivo.

Cuando se tiene una esquina tan privilegiada como la de L y 25, frente al Hotel Habana Libre, hay que aprovecharla. Waoo!!!, snack bar con chef, ofreció cena el 24. El 31 no abrirá, al igual que Piso 15.

La oferta de estos sitios fluctúa entre los 25 y los 50 CUC por persona. Entonces, ¿cuáles son las ofertas más económicas?

La Rosa Negra solo brindará servicio para llevar. Por menos de 12 CUC ofrece un kg de masas de cerdo al mojo, o un kg de lomo ahumado, además de un kg de arroz moro y un kg de yuca con mojo. La Tarequera propone tres platos tradicionales donde el cerdo y la yuca alternan con matajíbaro y tamal, acompañados de una botella de vino y turrones y una copa de sidra por 25 CUC por pareja. El Farallón hace dos días no había planificado un menú especial, pero se mantendrá abierto con su servicio adicional para llevar. En Blanco y Negro, en 12 y 23, por 7 CUC por persona ofrecen durante todos estos días y hasta el 2 de enero, un menú tradicional con 10% de descuento en la comida para llevar. En el mismísimo París´50 se puede llevar a casa la misma comida sin las bebidas y postres por 15 CUC.

Rostros jóvenes, impecable presencia, profesionalidad. La gastronomía privada le pone un listón inalcanzable a la deteriorada gastronomía estatal. Hay una migración del personal formado en las escuelas de chefs y gastronomía hacia este sector, uno de los pocos en expansión.

¿Quiénes serán los comensales en estos lugares que han cuidado al detalle su programa? Extranjeros, algunos cubanos "que pueden", alguien que da a la fecha carácter excepcional. No son precios populares. La mayoría cenó el 24 en familia con mayor o menor austeridad y mayor o menor devoción, y habrá quien ni comida especial tenga. Y aunque el 31 muchos celebren la llegada de otro aniversario del triunfo de la revolución, muchos también echarán su cubo de agua a la media noche con la secreta esperanza de un año nuevo verdaderamente nuevo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.