Domingo, 17 de Diciembre de 2017
10:46 CET.
Artes visuales

Tania Bruguera presenta una performance para 'reabrir el Partido Revolucionario Cubano'

Archivado en

La artista cubana Tania Bruguera presentará este martes en Key West, Florida, una performance para "reabrir" simbólicamente el Partido Revolucionario Cubano, una idea que ha concebido como un homenaje a su fundador, José Martí, informa el diario El Nuevo Herald.

"Quiero traer una conversación colectiva sobre qué es ser revolucionario, porque en Cuba se están produciendo muchos cambios. El gobierno ha coartado el derecho a definir qué es ser revolucionario. Y todo el que hace algo contra esta definición se convierte en contrarrevolucionario", expresó Bruguera desde Nueva York.

La artista, de 44 años y graduada del Instituto Superior de Arte de La Habana, considera que la Isla vive un momento de transición y de crisis, en que "se está definiendo lo que pueda llegar a ser".

"Todos podemos contribuir", afirmó.

La performance comenzará a partir de las 12 del mediodía en el hotel La Concha y continuará con un tour del Instituto San Carlos, donde hace 120 años Martí estableciera las bases del Partido Revolucionario Cubano.

También incluirá un recorrido por los sitios históricos de Cayo Hueso relacionados con Martí. Bruguera ofrecerá asimismo una conferencia de prensa.

"Es importante que los cubanos de a pie se den cuenta de que pueden hacer cosas", afirmó Bruguera, especificando que ella misma participa en el proyecto como una ciudadana cualquiera. "No soy de la CIA ni de la Seguridad (del Estado) y no he aceptado dinero de nadie", advirtió.

"Esta obra de performance juega con el imaginario político. Si a la gente le interesa la idea, se puede convertir en una realidad. Si no quiere unirse nadie, queda como un llamado simbólico", dijo la artista, que acaba de participar en una reunión en Naciones Unidas en la que representó a los artistas de conciencia política, defendiendo la libertad de expresión.

Admitió que su proyecto puede ser "incómodo, especialmente en Cuba, donde la presente Constitución dice claramente que hay un partido único".

Bruguera es autora de polémicas performances como la que presentó en 2009 en la Bienal de La Habana.

Esa obra, titulada El susurro de Tatlin, invitó a los asistentes a decir lo que pensaban, incluso si era contra el Gobierno.

"Fue un momento de mucha tensión. El aire se podía cortar con un cuchillo. Para mí era un ejercicio de cómo sería el futuro en el presente, para que la gente fuera practicando cómo decir lo que piensa", recordó.

Bruguera fundó y dirigió en La Habana entre 2002 y 2009 la Cátedra Arte de Conducta, que buscó crear "un espacio de formación alterna al sistema de estudios de arte" en la Isla.

Según el sitio en internet de la artista, la cátedra estuvo "enfocada en la discusión y análisis de la conducta socio-política y la comprensión del arte como instrumento de transformación de la ideología, mediante la activación de la acción cívica sobre su entorno".

Los miembros del proyecto provenían de campos como la arquitectura, el teatro, la escritura, la ingeniería, la escenografía, la música, el cine, la sociología, las artes visuales y la historia del arte.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.