Miércoles, 23 de Agosto de 2017
02:02 CEST.
Política

¿Cuántos cubanos dejaron de votar en nuestras 'elecciones'?

Archivado en

"Economía y política son entes indisociables; quien da la espalda a un sistema económico, con ese acto estaría mostrando sus preferencias políticas", nos dijo recientemente un sociólogo, tratando el tan llevado y traído tema de las leyes migratorias aprobadas recientemente, oportunidad que el régimen no ha desaprovechado para reiterar que quienes se van de Cuba lo hacen por motivos económicos y no políticos.

Fuentes oficiales han reconocido que algo así como el 12% de la población cubana se encuentra fuera de Cuba, residiendo en colonias de al menos cien personas dispersas en unos 130 países.

No es un secreto que durante los años más duros de la dominación española, o los periodos de dictadura durante la república, Estados Unidos fue para los cubanos el refugio por excelencia. Lo fue para Martí, y allí fue también Fidel Castro en busca de dinero.

De tal suerte, por estos días se ha confirmado que —sin contar a quienes votan a favor del régimen por miedo o por prebendas, que por mucho debe superar estas cifras según los índices de hipocresía—, públicamente, alrededor del 30% de los cubanos, dijeron no a un sistema político que por más de medio siglo les ha impedido desarrollarse económica y espiritualmente, obligándolos al exilio, a vivir en concubinato con la mentira, o soportando la segregación, la cárcel y la muerte por el solo hecho de expresarse según la voz de su conciencia.

Solo son precisos conocimientos elementales en cifrado y análisis de texto para conocer del proceso eleccionario en Cuba. Pero, careciendo de tales técnicas, basta con la lógica. Según fuentes oficiales, 1.260.703 cubanos no votaron, anularon sus boletas o las dejaron en blanco en las recién concluidas elecciones.

Esto significa un incremento de 177.193 electores que dijeron no al régimen con relación a las elecciones de 2010.

Para corroborarlo, compárense los datos publicados por el periódico Juventud Rebelde el viernes 30 de abril de 2010 con los aparecidos en el propio diario el pasado sábado 27 de octubre.

Las recién fundadas provincias de Artemisa y Mayabeque, juntas, poseen 678.615 electores; esto significa que unas cuatro provincias con ese electorado habrían dicho no.

Solo en la capital del país 175.379 habaneros dijeron no, anulando sus boletas o dejándolas en blanco, esto sin contar los que dejaron de votar.

Según la presidenta de la Comisión Electoral Nacional, el pasado 21 de octubre votó el 94, 21% del electorado, luego el 5, 79% de los cubanos con derecho a voto se abstuvo de ejercerlo.

Pero la cifra ofrecida por la señora presidenta del CEN resulta sospechosa al compararla con los datos proporcionados por la Comisión que ella misma preside. Según la Comisión Electoral Nacional, el 4, 97% de los electores dejó sus boletas en blanco, mientras el 4, 45% las anuló.

Procese el lector las cifras y saque sus propias conclusiones.

Al resultado obtenido súmele algo así como un 12%, que eso significan los cientos de miles de cubanos que ya emitieron su voto al salir de la patria por "motivos económicos", según afirman no pocos de ellos, haciéndole el juego al régimen como único modo de hacer turismo en la Isla. Esa es la cifra visible de los que dicen "no".

La cifra de quienes desaprueban al régimen diciendo "sí" no la conoceremos porque es como un témpano de hielo: no se olvide que un iceberg mantiene bajo el agua siete de sus octavas partes.

Que no se engañe nadie, los cubanos votamos todos los días cuando en lugar de papel higiénico utilizamos el periódico Granma.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.