Viernes, 24 de Noviembre de 2017
01:52 CET.
Emigración

Miedo a una desbandada del ejército

Risible solo fuera si no se tratara de una jocosería, un asunto a la vez serio y gracioso eso que el diputado Luis Morlote diga en España que la Asamblea Nacional trabaja en una nueva política migratoria, pero todavía no ha presentado un proyecto concreto.

Como en un ejército donde las tropas están organizadas en regimientos, brigadas, divisiones, la sui géneris sociedad cubana está distribuida en organizaciones de masa, organizaciones sociales y asociaciones.

Las primeras están conformadas por la Central de Trabajadores, los Comités de Defensa de la Revolución, la Federación de Mujeres… La segunda la integran la Unión Nacional de Juristas, la Unión Nacional de Escritores y Artistas (UNEAC), la Unión de Periodistas… Y las Asociaciones son de carácter técnico, culturales, artísticas o deportivas.

El señor Morlote es el jefe de la asociación, digamos del cuerpo del ejército, que agrupa a los jóvenes artistas y escritores que, una vez fogueados en alguna batalla del discurso oficial, pasarán a integrar la agrupación de tropas que constituye la UNEAC.

Cómo se comprenderá, una sociedad organizada como un ejército está concebida para minimizar las deserciones.

En una reseña de la Constitución recientemente publicada por la Organización Nacional de Bufetes Colectivos, chistosamente el autor afirma que la Ley Fundamental publicada apresuradamente el 7 de febrero de 1959 y en vigor hasta el 24 de febrero de 1976, cuando se proclamó la actual Constitución, sencillamente con… determinadas modificaciones, daba vigencia a la Constitución de 1940.

¡Vamos, no nos hagan llorar!

Con que pasada una década del siglo XXI, la Asamblea Nacional no consigue concretar un proyecto para la nueva política migratoria de Cuba… ¿Será que temen una desbandada en el ejército, digo en la nación cubana?

Lo digo porque, ni aun valiéndose de la lupa de Sherlock Holmes se encontrará en la actual Constitución cubana una palabra que recuerde el derecho de los cubanos a entrar y a salir de su país, y tal principio constitucional se encontraba vigente en Cuba hasta que lo hicieron desaparecer de tal forma que ni siquiera los miembros de la Asamblea Nacional dan hoy con él.

El artículo 30 de la Constitución de 1940 expresa: "Toda persona podrá entrar y permanecer en el territorio nacional, salir de él, trasladarse de un lugar a otro y mudar de residencia sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte u otro requisito semejante, salvo lo que se disponga en las leyes sobre inmigración y las atribuciones de las autoridades en caso de responsabilidad penal".

El último párrafo del precitado artículo dice: "Ningún cubano podrá ser expatriado, ni se le prohibirá la entrada en el territorio de la República".

¿Alguien puede explicar por qué la Asamblea Nacional no logra concretar, valga decir, aplicar un precepto migratorio que siempre ha estado ahí, legitimado por los derechos universales?

El ordinal 2 del Artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos expresa: "Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio y a regresar a su país".

El Pacto Internacional de Derechos Civiles y políticos en el ordinal 2 del Artículo 12 afirma: "Toda persona tendrá derecho a salir libremente de cualquier país, incluso del propio".tr

Y el ordinal 4 del supradicho Artículo señala: "Nadie podrá ser arbitrariamente privado del derecho a entrar en su propio país".

Luego, ¿es Cuba una nación civilizada, respetuosa de su historia constitucional y del derecho universalmente aceptado o es esta Isla una granja destinada a la cría de ganado lanar?

Lo pregunto porque solo desde ese último punto de vista puede comprenderse la ineptitud de la Asamblea Nacional del Poder Popular para concretar una política migratoria en un país que ya fue respetuoso con los derechos del hombre desde su primera Constitución, la de Guáimaro, en aquel lejano 10 de abril de 1869. Lejano, no solo de hecho, sino también de derecho.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.