Domingo, 17 de Diciembre de 2017
18:50 CET.
Entrevista de los lectores

Marcelino Miyares: «La visita del Papa beneficiará al pueblo cubano»

Marcelino Miyares, presidente del Partido Demócrata Cristiano de Cuba y desde hace muchos años promotor de la reconciliación y la transición pacífica hacia la democracia, responde a los lectores de DIARIO DE CUBA después de que el régimen le haya negado la entrada al país para asistir a la visita de Benedicto XVI.

Omar Laffita: Mis más cordiales saludos. ¿Existe en usted, en su yo interno, algo que se oponga a la visita del Papa a Cuba? Con toda la negativa de Cuba de dejarlo entrar a la isla, no ve en todo esto otro juego político que legitima al castrismo? (Yo sé que no es 'Cuba' la que no lo deja entrar, sino el gobierno.) Gracias.

No existe nada en mi yo interno que se oponga a la visita del Papa a Cuba. Creo que será un evento histórico que beneficiará tanto el pueblo cubano como la Iglesia católica. Es una oportunidad para que el pueblo salga y tome las calles de Santiago y La Habana. Es una gran oportunidad para que el mundo, a través de sus periodistas, mire y vea lo que pasa en Cuba.

Gerardo Abascal: ¿Cuántas muestras adicionales harán falta para entender, de una vez, que el régimen castrista ha sido y es de naturaleza totalitaria y criminal, y que por supuesto jamás aceptará nada que no sea su posición; es decir, su propiedad (la Isla de Cuba y sus 11 millones de esclavos del Siglo XXI) es de ellos, y lo de los demás es negociable? ¿Reconciliación y transición pacifica, con quién, si el pueblo cubano de intramuros y del exilio está separado por la tiranía, solamente geográficamente? Sin tiranía no habrá separación posible.

Sí tiene que haber una reconciliación entre todos lo cubanos. La transición pacífica hacia un sistema de derecho la hará el pueblo, que es soberano.

Alberto: ¿Usted no cree que es humillante tener que pedir visa para su propio país y que encima de eso se le niegue la entrada? Yo creo que es más digno si no hay necesidad de tener que pedir permiso para ir al país de uno y mucho menos por la razón que usted lo hace.

La humillación será para aquellos que me niegan el derecho a visitar mi país. Yo tengo todo el derecho a solicitar la entrada a mi país y nadie tiene el derecho a criticarlo y mucho menos a negarlo. Usted, negándome el derecho a solicitar la entrada, está cometiendo el mismo error que el gobierno que me niega el derecho a entrar y salir libremente de mi país conforme al artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Ernesto Gutiérrez Tamargo: Ante todo le felicito por la hidalguía de querer visitar su propio país para, aprovechando la visita papal, llevar un mensaje de unidad y esperanza para el cambio. ¿Le tiene miedo el régimen dictatorial que no le permite visitar a su país? ¿Qué motivos cree usted han provocado la decisión de impedir su visita, siendo su programa político el de la moderación y la reconciliación?

El gobierno sigue queriendo tapar el sol con un dedo al negar la existencia de una oposición legitima y honesta. La negativa a que políticos como yo entren, responde a una actitud poco patriótica, porque los problemas de Cuba solo se resolverán con la contribución de todos.

Roger Marero: @yahoo.com. Como intelectual contestatario y conocedor de la política de inmigración, ¿pensó usted alguna vez seriamente que le permitirían entrar al país en estos momentos donde debido a la visita del Papa se incrementa la represión contra los opositores? ¿Cuál era la intención de su petición de entrada al país?

Sí, honestamente pensé que esta peregrinación a la Caridad del Cobre era una situación ideal para el inicio de un proceso de reconocimiento por parte de las autoridades de que los problemas de la nación solo se resuelven con todos los ciudadanos y que ellas solas, a espaldas del pueblo, no los podrán resolver. Mi intención era y es peregrinar, en este caso, y darme la mano con mis hermanos de allá.

Nelson Nuñez Dorta: Un fraternal saludo. ¿Cómo piensas que pueda explicar la jerarquía de la Iglesia católica cubana que el régimen de los Castro discrimine de esa forma a un representante de una organización demócrata y cristiana, en un evento eminentemente religioso, que debe ser para todos los cubanos sin distinción? En cuanto la gobierno de La Habana no tengo dudas.

No tiene explicación esta negativa. La jerarquía católica deberá reclamar en su momento que se ha cometido una gran injusticia y error en negarle la entrada a su país a ningún cubano.

Rolando H. Castañeda: Muchos cubanos consideramos que el diálogo y la negociación es el camino de superar los problemas nacionales. ¿Qué hacer si el gobierno rechaza de plano esa posibilidad?

Seguir haciendo lo que llevamos mas de 20 años haciendo: fortalecer a la oposición a través de concertaciones, de tal forma que a través del reconocimiento internacional se le haga obvio al gobierno que tiene que reconocernos si quiere ser parte de la "aldea global", la misma que le exigirá nos reconozca como oposición legitima. Tenemos además de alguna forma que empoderar a la sociedad civil en Cuba, y que esta también le exija al gobierno el reconocimiento de la oposición.

Clemente: Ante todo mis saludos. Hace décadas la Democracia Cristiana ha abogado por el diálogo y la reconciliación, por convicción propia, pero en sintonía con lo que quiere la Iglesia. Mi pregunta es: ¿por qué entonces la Iglesia cubana les ningunea cuando organiza eventos como por ejemplo, las Semanas Sociales en Cuba, a los que invita a gente como Arturo López Calleja, que poco tienen que ver con el andar de la Iglesia cubana?

Honestamente no tengo respuesta para esta pregunta.

Luis Rodríguez: Creo que el pueblo no sabe bien sobre la alianza entre régimen e iglesia, porque no tiene medios para saber lo que pasa, ni para oír opiniones de los demás. ¿Cree usted que cuando esto se sepa, le pasará factura a la iglesia en el futuro?

No, porque Iglesia somos todos y el pueblo es Iglesia.

Mayombe: ¿Por qué el Papa no se reúne con los yorubas? Eso de que el 60% de los cubanos es católico es una gran mentira. Católico no mata chivos para darle sangre a Elegguá. En Cuba habrá un 25% de católicos puros. Los demás somos todos sincréticos. Y a mucha honra. ¿Cuál es su opinión?

El Papa es Papa de todos, incluyendo a los yorubas. Todos están invitados a las misas y estoy seguro que muchos sincréticos, que veneran a la Virgen de la Caridad, estarán presentes en las misas de Santiago y La Habana. Yo personalmente me doy la mano con todos los cubanos, sean sincréticos o no. Todos somos hijos de un mismo Dios y por ende, hermanos en Cristo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.