Lunes, 26 de Septiembre de 2016
16:31 CEST.
Gastronomía

Paladares en fin de año

Archivado en

Este año, indudablemente, con las llamadas "aperturas", han resurgido como ave fénix los paladares y también otros negocios privados, aunque en mucha menor escala: alquiler de trajes para bodas y disfraces, peluquerías, barberías, repostería, fregado y encerado de autos…

La que de forma clara lleva la voz cantante en estos nuevos negocios es la gastronomía. ¿Por qué? Porque la comida, desde hace más de medio siglo, se ha convertido en una obsesión para los cubanos en la Isla. El ciudadano normal se ve precisado a invertir entre el 70 y el 80 % de sus ingresos mensuales en comida. Esto se debe principalmente a los altos precios de los productos y a los escuálidos salarios. No hay mejor obsequio que usted pueda brindar a nuestras mujeres que un litro de aceite, una caja de puré de  tomate o una cesta de productos del agro.

En estos días, en toda la ciudad, muchos paladares se engalanan y preparan ofertas para Navidad y fin de año. Algunos propietarios dudan entre abrir o no en estas fechas, al no contar con una clientela asegurada. Sin embargo, las ofertas, en su mayoría, resultan inalcanzables para el ciudadano de a pie. Solamente músicos, artistas, arrendatarios de viviendas o quienes reciban remesas del exterior, tendrán la posibilidad de acudir a estos lugares a cenar, ya que en la mayoría los precios oscilan entre l0 y 20 CUC por comensal, lo que significa más que un salario medio mensual.

En uno de los pocos barrios con cierto standard económico de la capital, donde abundan los buenos restaurantes privados y existe bastante competencia —lo cual es magnífico—, la demanda es, en realidad, pobre. Tal vez algunos dueños se vean forzados a cerrar en el futuro, como ya lo hizo el de La Paila, si de verdad no se libera la economía de una vez  y no se da solución al problema de las dos monedas.

A modo de ejemplo, expongo las ofertas y precios de algunos paladares visitados:

Habitanía, Nuevo Vedado, mantiene su carta habitual, y como oferta especial de las noches del 24 y el 31 un descuento del 10%. Ofrece además un trago de bienvenida, un puro a los hombres y flores a las mujeres.

La Casa, Nuevo Vedado, hace oferta especial  con su ya famoso pica-pica, incluyendo salmón, frutos secos y ceviche, además de los componentes habituales. Manjares especiales a base de carnes de todo tipo, mariscos y pescados. Grupo de música en vivo. Sus precios oscilan entre 25 y 35 CUC por persona.

El Diamante, Nuevo Vedado, oferta especial de cerdo asado en su jugo, estofado de ternera, cordero al tinto con frutos secos, más su carta habitual. Sus precios son de 15 y 18 CUC por persona.

La Moraleja, Vedado, uno de los más lujosos, oferta tres menús variados, además de su carta internacional, cerdo en todas sus variantes, langosta, pescado y jamón serrano. Su precio por comensal es de 45 CUC.

Chaplin’s Café, en su nueva dirección en Miramar, ofrece su amplia carta habitual, además de las golosinas propias de Navidad. La oferta consiste en un descuento del 20 al 25% del consumo total.