Viernes, 15 de Diciembre de 2017
01:49 CET.
Bahía de Cochinos

Los 'forros' de Kornbluh

El encargado de la sección cubana del Archivo de Seguridad Nacional (Universidad George Washington), Peter Kornbluh, parece haberse embullado tanto con la última desclasificación de documentos de la CIA sobre su historia oficial del fiasco en Bahía de Cochinos, que ha colado dos forros historiográficos seguidos como revelaciones. Así rueda por el declive que, por ejemplo, llevó a la televisión hispana de Miami a "revelar" en 2009 el gran secreto de Juanita Castro: haber colaborado con la CIA, pese a que constaba desde el 10 de julio 1964 en el artículo The Bitter Family, publicado por la revista Time.

Kornbluh celebró el aniversario 50 del fiasco de Bahía de Cochinos o de la victoria de Girón con demanda judicial contra la CIA para que desclasificara por completo su historia del episodio. Así lo hizo y la euforia mareó tanto a Kornbluh que se atrevió a colar, como documento revelador de que el Che Guevara "agradeció a EE UU la invasión", el memorando de agosto 22 de 1961 en que Dick Goodwin informó al presidente Kennedy sobre la conversación con Che Guevara en la Conferencia del Consejo Interamericano Económico y Social (Punta del Este, Uruguay, 1961). El Archivo de Seguridad Nacional había sacado ya ese memo el 23 de marzo de 2001, al filo de la Conferencia Internacional Bay of Pigs, 40 Years After (La Habana, 2001).

Así que 10 years after volvieron a sacarlo como revelación y esto hace pensar que no han muerto al final los forreros de la historia, sobre todo si dan dos tazas de caldo revelador, porque Kornbluh acaba de largar otra nueva revelación, que anda repicando por ahí en los medios de prensa: el episodio de friendly fire relatado por Grayston Grey Lynch (1923-2008), quien formó con William Rip Robertson el tándem americano de la CIA adjunto a la Brigada de Asalto 2506.

Desde luego que si Kornbluh "revela" algo que ya su propia institución reveló, no tendrá mínimo reparo en "revelar" algo más que otras instituciones revelaron. El episodio de friendly fire fue reportado por Lynch en mayo 4 de 1961 a la comisión que el presidente Kennedy ordenó formar, bajo la dirección del general Maxwell Max Taylor (1901-87), para investigar el desastre de Bahía de Cochinos. El reporte de Lynch salió a la luz pública por lo menos en 1997, por obra y gracia de la Oficina del Historiador del Departamento de Estado: es el documento 109 del volumen X (Cuba, 1961-62) de la serie Foreign Relations of the United States, 1961-1963, que se compiló entre 1990 y 1991 para terminar siendo desclasificado en 1996.

Este documento se sacó de la caja 12 de los Taylor Papers guardados en la Universidad de Defensa Nacional (Washington). Lynch reportó así el incidente: two more planes were sighted coming from the west and fire was put on them before it was discovered they were a friendly B-26 escorting a C-46 for the parachute drop. When they were recognized as friendly the fire ceased [dos aviones más fueron avistados y se abrió fuego contra ellos antes de darnos cuenta de que eran B-26 amigos escoltando a un C-46 que lanzaría paracaidistas. Al ser reconocidos como tales cesó el fuego]. De paso aclaró que las bandas azules pintadas en las alas de los aviones de la brigada con intención de distinguirlos de la aviación de Castro sirvieron de poco, porque venían a verse cuando ya los aviones sobrevolaban el lugar.

La "revelación" de Kornbluh es el mismo incidente en la versión de la CIA en la segunda parte del Volumen 1 (Operaciones aéreas: marzo de 1960 – abril de 1961) de su historia oficial: We ended up shooting at two or three of them. We hit some of them there because when they came at us ... it was a silhouette, that was all you could see [Terminamos disparándoles a dos o tres de ellos. Le dimos a algunos, porque venía hacia nosotros y todo lo que se podía ver era sólo una silueta].

Coda

Hay siluetas historiográficas que se ven con claridad desde que aparecen en el horizonte mediático, como las "revelaciones" de Kornbluh.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.