Lunes, 18 de Diciembre de 2017
12:04 CET.
Opinión

Espejismo y realidad. Una respuesta a Martha Beatriz Roque

Uno de los primeros recuerdos que guardo de mi país está relacionado con los sucesos en la embajada del Perú. Recuerdo recorrer calles de la habana y ver quema de muñecones, gritos y ofensas a familias y niños con cara de pánico.

La raíz de estas acciones ha sido la institucionalización de la violencia, tanto física como verbal, como el método más eficiente de lidiar con el diferente.

Lamentablemente esa costumbre ha calado profundo en muchos que encuentran en sentimientos de odio, envidia, rencor y frustración sus principales aliados y armas.

El lenguaje usado en su artículo [Fábrica de disidentes] resulta muy parecido al que se practica en las mesas redondas, cuando se trata de lidiar con el opuesto.

Lamentablemente, esta costumbre de descalificar al otro ha sido caldo de cultivo perfecto para que resulte imposible encontrar consensos en los momentos críticos por los que ha transitado nuestra nación.

No soy nieto de ningún general, soy hijo de Manuel G. Rodiles Planas y Gladys Fernández Vera. Como en miles de familias cubanas existen diferencias ideológicas, también han existido presos políticos, exiliados, fusilados, encontronazos con el sistema; la mía no está exenta de esto y no necesito mostrar ninguna credencial para decir, opinar y trabajar por el presente y futuro de mi país.

Tampoco necesito contar de heridas y maltratos para gozar de credibilidad, cada cual decide que estrategia seguir.

Me parece absolutamente estéril entrar en careos sobre legitimidades, nuestro país necesita tiempo y energías más productivas.

El proyecto Estado de SATS es una iniciativa de jóvenes artistas, intelectuales y profesionales que buscan una mejor realidad, así de sencillo, no hay artilugios ni misterios en esto.

Deseamos un país donde exista una democracia real, con un Estado de derecho, libertad de expresión y asociación, plenas garantías individuales, transparencia, así como libertad económica y elecciones libres, lo básico de cualquier sociedad moderna.

Nuestro trabajo pretende mostrar rostros talentosos y emprendedores de nuestra sociedad y propiciar un intercambio fluido e intenso del pensamiento independiente en Cuba.

Somos optimistas, conocemos perfectamente nuestra historia y respetamos criterios y visiones distintas a las nuestras. Le deseo éxitos en su vida personal y en su trabajo.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.