Lunes, 11 de Diciembre de 2017
23:52 CET.
Entrevista de los lectores

Alen Lauzán: creador de 'Guamá'

Hace tres años, el dibujante Alen Lauzán, cubano residente en Chile, revolucionó el humor gráfico relacionado con la Isla con el lanzamiento del periódico Guamá, versión humorística del diario oficial del régimen. Luego vendrían versiones de otras publicaciones oficialistas, entre ellas Senectud Reverde, Bohimeo, Trabajodedores, Zonzón y La Guaricandilla. DIARIO DE CUBA publica ahora las respuestas de Lauzán a las preguntas de los lectores.

Dani (España): Estoy terminando la carrera de diseño gráfico. ¿Cómo fueron tu experiencia y tus primeros pasos en el mundo del diseño, y cuánto influyeron tus raíces en esto? Por lo visto, deben haber influido mucho, pero en trabajos de índole comercial: ¿Dejas ver esa pincelada de cubanía y humor? ¿Has trabajado o trabajas para clientes en el extranjero, y cómo se lleva el trabajar online con las fechas de entrega de proyectos, reuniones con los clientes, etc?

Lo primero que diseñé e ilustré fue el boletín Ceiba 5 Reporta, del preuniversitario del mismo nombre, de donde salieron un par números a mimiógrafo puro. Después colaboré con Palante, El Habanero, dedeté... cuando no había ni computadoras en esas publicaciones. Me considero miembro de la última generación gráfica sin computadora, una generación de pautas, de pega-pega. Así que empecé a palos.

Ahora me dicen "diseñador", antes era "caricaturista", después "ilustrador", más tarde "adtista". Personalmente, me considero dibujante, alguien a quien le gusta el dibujito, la foto, el video y joder con todo eso mientras hace y dice lo que piensa.

Trato de hacer lo que quiere "el cliente", ya sea diseño, caricatura u obra de "adte", pero siempre desde mi punto de vista o gusto personal. A estas alturas ya no ando preguntando qué es lo que quieren. Se supone que si te llaman para un trabajo es porque quieren lo que haces, repito, se supone; aunque siempre es bueno saber en qué dirección trabaja cada editor.

He trabajado para clientes virtuales, y las reuniones se hacen al teléfono, por Skype o chat; todavía considero mejor el contacto personal cuando se trata de trabajo gráfico.

Alcibiades (México): A nombre del Presidente del CDR No. 22 de Playa quisiera preguntarle al compañerito director de tan importante camino del humor en tiempos del dengue: ¿Cómo elabora la alquimia de su producción?

Usted, Alcibiades, lo que quiere es que le de la fórmula. Bien, cualquier tontera sirve, desde un blog de algún sátrapa oficialista hasta el más simple comentario de ministro o alguna foto cubana, vieja o actual. Muchas cosas salen a partir de una simple conversación por chat con algún amigo(a), un comentario anónimo, una noticia, un vino, un pito o simplemente por estar de buen humor, tener tiempo pa joder porque sí. O como la papa, el Vampisol ayuda.

Jesús (Barcelona): Un régimen tan solemne como el cubano, que ni siquiera sabe reír, parece descolocado con la gracia de tus "periódicos". ¿Qué te llega desde Cuba sobre lo que haces? ¿Sabes de su repercusión entre la gente común?

Creo que de solemne al régimen le queda poco, si es que alguna vez lo fue. Para mi no es más que un gobierno acompleja'o. Lo que me llega de Cuba es seguir haciendo Guamá. Muchos preguntan cuándo se imprimirá —la pregunta del medio siglo—, muchos lo tienen en su pendrive, se lo pasan, otros coleccionan sólo las portadas de un suplemento específico, las "Vidas Socialistas" o las fotos de "Buscando a Cuba donde no hay". Hay quienes me piden (desde Cuba) ir más lento para poder descargar todo lo publicado cada semana en su "tiempo de máquina" laboral. Mientras no boten a nadie del trabajo por descargar o ver Guamá, todo estará bien. Además, no creo que más 500.000 personas en Cuba sepan qué es un blog.

Ricardo (Chile): Descubrí tu sitio web hace pocos días, soy cubano y te digo que es espectacular. También vivo en Chile hace muchos años. Francamente me estuve riendo como tres horas, porque registre el sitio a fondo. Saludos.

Gracias, Ricardo. Tres horas... ¿suficientes? Bueno, a lo mejor por ahí nos vemos y cerveza y/o vino bebemos.

Guamá No. 368Orlando L. Pardo (La Habana): Lauzán, ¿cuándo disfrutaremos tus ciberlectores de un dossier dedicado íntegramente a Enrique de Lagardere (MH Lagarde o Ladrarde)?

Para Guamá es Yagarde, Orlando, Ya-gar-de. A dicho compañero le pedimos una entrevista guamañanga pero ni nos contestó al mail ni publicó el comentario donde le pedimos dicha entrevista. Le falta mucho por ciberchivatear para ganarse un merecido dossier. No es que nos falte material, pues bastantes post's le hemos dedicado y suficiente mierda escribe, lo que pasa es que sin entrevista, sin su punto de (mala) vista, es difícil. Además, todavía lo veo flojo, mamón, repetido. Coño..., ¿cómo decir? ¿Insuficiente? Eso, insuficiente en su labor de chivatiente virtual, como que le falta emulación, que funcione, vaya. Igual lo seguiremos de cerca, pues en una de esas le da la patálalata. Por ahora no es más que un forrador de botones.

Osmany Fuentes (Madrid): Me gustaría que dijeras tres caricaturistas cubanos cuya obra haya sido importante para ti, y que dijeras por qué. Y lo mismo con caricaturistas del mundo mundial. Gracias y mis respetos.

Coño, Osmany, qué difícil. Bueno, mira... todo el equipo del dedeté setentero y ochentero me cuadraba, después uno se va limando y se mete en lo que más le llama la atención de cada uno de ellos. De Ajubel y Simanca miraba el dibujo, de Tomy (gran diseñador también) y Boligán el oficio, y de Ares las ideas y la buena onda de todos. La suerte de trabajar con varios de ellos dejó huellas en mi actual trabajo, tanto de diseño, caricatura o ilustración. Después conocí, gracias a revistas Graphics Design que llegaban a dedeté, el trabajo de Folón, Crumb... y más tarde, por los catálogos de concursos de humor gráfico en los que participaba y libros y revistas que recibía, la obra de Slatosky, Langer, Rius…

Liudmila (La Habana): Del diseño gráfico parodiando la prensa cubana hasta el vídeo en YouTube, ¿qué influencia ha tenido internet en tu trabajo?

En el año 2000 salí de Cuba trabajando en dedeté, órgano oficial humorístico de Juventud Rebelde, órgano oficial de la UJC, organización oficial juvenil del PCC..., teníamos una cuenta electrónica y poca, muy poca internet. Aproveché esa cuenta para comunicarme con otros dibujantes de los cuales ya recibía publicaciones, libros y fanzines; por cierto, algunos envíos (a pesar de ser enviados a un departamento de serios "órganos oficiales") no llegaban.

Me fui a Chile y tardé más de dos años en tener computadora e internet propia; mientras, seguía dibujando y llevando el original a las publicaciones. Algunos dibujantes chilenos que conocí pensaban que yo era un señor mayor, un viejo. No podían entender que el color de esos dibujos eran a mano y no coloreados en el computador teniendo yo 25 años. Internet también influyó en los tiempos de entrega y realización de mis dibujos, en el trazo. Antes te pedían un dibujo con una semana de antelación, hoy te pueden llamar para entregar en una hora y eso también trae como consecuencia natural un cambio en la línea e incluso en el concepto, el style, según le dicen.

Tony (Miami): Llevar un blog e intercambiar en las redes sociales trae muchos seguidores y detractores, ¿Qué es lo peor y lo mejor que has sacado de la experiencia? ¿Influye en tu trabajo como diseñador gráfico?

Los seguidores, Tony, por supuesto. Pero por sobre todo los colaboradores, que no son pocos. También conocer algunos amigos que aún son virtuales y ver o leer sus blogs. Eso es lo mejor. Cuando empezó Guamá visitaba no más de 3 blogs de tema cubano, hoy recibo actualizaciones de más de 60 blogs sobre Cuba.

Los detractores siempre van a joder, pero esa es otra buena experiencia bloguera, he desarrollado cierta tolerancia a los intolerantes de ambas orillas y de más allá. Lo bueno de los detractores es el estímulo, las ganas que te dan para continuar haciendo lo que les molesta. Sobre la influencia como diseñador puede ser que por el cubaneo deje de pensar en otras cosas, pero al final siempre aterrizo de tanta cubichería, sobre todo cuando me llegan trabajos "serios".

Martha (Nueva Jersey): ¿Con cuál de tus publicaciones te sientes más a gusto? Habrá quien piense que algunos títulos contienen demasiadas malas palabras…

Martha, me gustan todas, la verdad. Si tuviera que elegir la que más-más… sería Zonzón, Opinga (suplemento que según encuesta es el que más gusta a nuestros lectores) pero Juventud Yénica me entusiasma, siempre tengo material para hacerlo, también me gusta Bohimeo y, últimamente, DDTI.

En cuanto a las malas palabras… Bueno, casi siempre les molestan a quienes no van ni a la esquina, a la bodega… o a aquellos que mandaron a sus hijos a una beca en el campo, o los que estudiaron en escuelitas bonitas para niños buenos de pinchos malos que seguramente maltrataban verbalmente a sus queridas con cosas que no le permitían decir a sus bejigos con tal de mantener el status antiasere.

La mala palabra hay que saberla decir, usar… no es lo mismo mandar a alguien pa la pinga que recordarle lo comepinga que es. No sé, tema complica'o. Lo único que creo es que si existen las palabras (buenas y malas) son para usarlas, en su debido momento y/o lugar.

Síguenos en Twitter, Facebook o Instagram. Si resides en Cuba, suscríbete a nuestro boletín con una selección de los contenidos más destacados del día. Si vives en cualquier otro punto del planeta, recibe en tu buzón de correos enlaces a lo más relevante del día.